OJALA ME EQUIVOQUE

No descubro nada nuevo si menciono la decepción generalizada de las operaciones militares durante la Segunda Guerra del Líbano el verano pasado. A la misma conclusión se arriba ante la falta de protección de la población bombardeada por raquetas en Shderot.  Paralelamente se escuchan las voces de un coro polifónico de periodistas que insisten permanentemente que este problema central nuestro no es no es casual  y se debe a una acefalía e inoperancia en materia de seguridad nacional.

 

Pero, por suerte, el problema fue resuelto con rapidez. Las elecciones de Presidente del Partido Laborista nos dieron la solución. Ehud Barak será en pocos días el nuevo Ministro de Defensa. El mismo coro de periodistas ya nos esta tranquilizando.

En este mismo sitio (www.argentina.co.il) ya hubo varias menciones al respecto. “Barak como Ministro de Defensa aportaría su larga y exitosa experiencia militar y el respeto y temor que esto infunde alrededor de Israel. Sin ser una vacuna anti-aventurismo militar, podría pensarse que de aquí en adelante el gobierno israelí se sentirá más seguro de si mismo en un área tan vital como lo es la seguridad nacional”(1)  Si hasta nuestros enemigos ya están temblando como puede verse en otro articulo publicado en este sitio. “Más allá de todo esto, al producirse los cambios ministeriales que generará seguramente la elección interna laborista, los líderes regionales (de Hamás a Hezbolá y de Siria a Irán) tendrán que repensar las políticas de presión y acoso contra Israel, ya que no podrán aprovechar la circunstancia proporcionada por los ministros Peretz (Defensa) y Olmert (primer ministro) inexpertos en temas de seguridad nacional”(2)

Yo me refregué los ojos, me limpié los oídos y me puse a leer su “larga y exitosa experiencia militar” y a escuchar el programa del nuevo líder del partido que se autodenomina alternativa al liderazgo del país. Obviamente dejo de lado su época de valiente combatiente ya que hoy necesitamos un líder nacional y no un guerrero, como así también, debo dejar de lado sus últimos 6 años dedicados a mejorar su situación financiera.

Que es lo que tiene Barak como puntos más importantes en su Currículum como Primer Ministro y Ministro de Defensa:

  1. Retirada del Líbano sin ningún acuerdo (Hay quienes definen como huida desesperada)
  2. Negociaciones de paz con Siria sin llegar a nada.
  3. Negociaciones con los palestinos sin llegar a ningún acuerdo serio.
  4. Represión sangrienta de manifestaciones de ciudadanos árabes israelíes con 13 muertos por la policía. Hasta el día de hoy no se investigó culpabilidad criminal pese a la sugerencia al respecto de una comisión investigadora. 
  5. Fracaso militar colosal en el enfrentamiento con los palestinos en la segunda intifada. Por ese motivo pierde las elecciones ante Sharon en forma categórica y contundente. ¿Donde se fue? Se fue a hacer dinero.

Bueno, el CV no le otorga muchos puntos a favor, pero veamos cuales son sus programas inmediatos. Escuchemos que es lo que dijo en su programa proselitista dentro del partido.

  1. Barak dice ser la mejor alternativa como Ministro de Defensa para conducir al ejército en la próxima guerra.
  2. Exige la renuncia de Olmert, pero no le fija fecha. Mientras tanto esta dispuesto a ser Ministro de Defensa en el Gobierno de Olmert.

Aunque no lo crean, eso es todo lo que dijo al público.

No me cabe la menor duda que si comparamos a Barak con Peretz, estamos ante un General Retirado del Ejército de Israel que sabe utilizar catalejos, sabe leer mapas topográficos y seguramente sabe elegir la munición adecuada para cada operativo.

Su objetivo es claro: conducir el ejército en la próxima guerra. Ni siquiera se pregunta si hay alguna posibilidad de evitarla. Barak está seguro de su contundente victoria

¿De ahí a que sea el líder que necesitamos o el mas adecuado en materia de defensa? Permítanme expresar mi profundo escepticismo y mis serias dudas. Yo creo que estamos otra vez ante la versión de un militar que piensa que los conflictos entre pueblos se resuelven sólo por la fuerza. A nuestros enemigos no les causa el más mínimo temor.

Seguiremos en la misma.  Es de suponer, como ocurrió durante los últimos 40 años, la situación solo empeorará.

Ojala me equivoque. 

Daniel Kupervaser

17-6-07

 

(1) Mario Sznajder “La inexistencia de la institucionalidad palestina”  15/06/2007

(2) Mario Sznajder “¿Renovación de la izquierda laborista en Israel?” 30/05/2007

                             

 

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*