Fútbol y básquet: hinchas contra dueños millonarios

El deporte israelí no fue ajeno a los procesos de globalización y privatización que se reflejaron en tantos niveles de nuestra vida social los últimos años. Como consecuencia típica de ello el deporte deja su aspecto popular y se convierte en una profesión más que debe ser operada en marcos organizativos capaces de enfrentarse con los nuevos desafíos de la economía global.

Si nos enmarcamos específicamente en el fútbol y en el básquet la tendencia configuró un reducido número de equipos basados en un principio en promotores (sponsors) que financiaban gran parte de sus actividades recibiendo como recompensa espacios publicitarios. La profundización y comercialización del fenómeno llevó finalmente a una total privatización de la mayoría de los equipos, generalmente en manos de millonarios muy conocidos en las columnas de chismes de los diarios y revistas.

Esta nueva gestión se basa fundamentalmente en el negocio de la televisión, publicidad y propiedad de jugadores al contrario de los clubes de antaño cuyas fuente básica era sus socios.

En esa vorágine competitiva hubo quienes triunfaron y lograron basarse como exitosas empresas (ejemplo Macabi Tel Aviv en básquet) pero los hubo quienes sufrieron serios contrastes hasta bancarrotas total incluyendo la desaparición de famosos y gloriosos clubes del pasado.

No me hubiese detenido a señalar parte de la historia social que estamos escribiendo en estos días, sino por el hecho de la repentina aparición de una tendencia totalmente inversa y un fenómeno de gran contenido social y popular. A diferencia de muchos sectores sociales que en este proceso se convirtieron en “consumidores pasivos” los últimos dos años fuimos testigos de un movimiento inverso en donde las masas populares, “los hinchas” decidieron dejar de ser pasivos tomando una actitud activa.

Me refiero al surgimiento o al resurgimiento de clubes que desaparecieron, ahora bajo propiedad y manejo de la hinchada como grupo que comenzaron a trepar en las clasificaciones desde las ligas más inferiores con la expectativa de llegar a la liga superior.

Por el momento podemos mencionar tres ejemplos que ya lograron arribar a niveles organizativos y competitivos dignos de admiración.

Macabi Yaffo – Kabilio : Macabi Yaffo fue uno de los más conocidos y veteranos clubes de fútbol de Israel. Fundado en el año 1949 por olim (nuevos inmigrantes) de Bulgaria. Durante 31 años participó en la liga superior de fútbol hasta el año 1999. La gran crisis financiera en que se vio envuelta junto con un mal manejo económico terminó por llevarla a la quiebra y su desaparición como equipo y club.

Un año atrás se fundó una nueva institución denominada Macabi Yaffo – Kabilio con el objetivo de reconstruir la institución y el equipo. La iniciativa surge de un grupo de hinchas que decidieron crear una empresa en la cual los socios son los mismos hinchas como accionistas de la institución y determinan periódicamente la comisión que dirige. Al nombre original le agregaron el complemento Kabilio como recuerdo de su famoso arquero y cantante de los años 70 quien murió trágicamente a los 35 años por enfermedad de cáncer. Actualmente participa de la tercera liga y tiene la expectativa de poder llegar lo antes posible a las ligas superiores con el apoyo de su gran masa de hinchas y muchos jugadores veteranos que se plegaron en su ayuda.

Nuevamente se escucha aquel famoso estribillo ¡Aide Macabi Yaffo!!!!

Hapoel Katamon : Este institución se crea por medio de un grupo de ex hinchas del equipo de fútbol Hapoel Jerusalem muy decepcionados del manejo de su equipo original. Fue el primer equipo que se crea bajo la propiedad de sus hinchas movilizando dinero a través de la venta de acciones al público. El nombre del equipo surge del nombre del mitológico estadio donde originalmente jugaba el equipo en el barrio del mismo nombre de Jerusalem.

Hoy el equipo juega en la liga A Sur. El equipo Hapoel Jerusalem en fútbol continua sus actividades y hoy esta ubicado en los primeros puestos de la liga nacional (segunda liga)

Hapoel Usishkin : El histórico equipo de básquet Hapoel Tel Aviv que en su tiempo representó el único rival a nivel de Macabi Tel Aviv terminó su carrera dos años atrás tras una gran crisis financiera y de conducción. Tras esta situación la municipalidad decidió llevar a la practica un viejo proyecto y tiro abajo el famoso estadio Usishkin (al lado del río Yarkon en Tel Aviv), considerado por muchos, y por los hinchas de Hapoel Tel Aviv en especial, como su casa y monumento histórico.

Como respuesta un grupo de hinchas toma la iniciativa y crea una nueva institución Hapoel Usishkin. Esta institución se crea bajo los mismos principios. Los dueños son los mismos socios que adquieren las acciones de la institución y están involucrados directa o indirectamente en la conducción. Este año el quipo juega en la tercera liga pero tiene serias pretensiones de subir varias etapas en los próximos años.

Todas estas instituciones creadas por iniciativa de las hinchadas tienen la característica de traer mucho publico a los partidos, inclusive mucho mas que aquellos partidos de equipos famosos en manos de los millonarios. Es de esperar que estas agrupaciones sepan conducir sus instituciones bajo las serias limitaciones que el manejo deportivo exige hoy en día.

Quien en su tiempo vivió aquella experiencia del club de barrio, esta experiencia solo nos puede traer muy buenos recuerdos y nostalgia.

Ojalá no me equivoque.

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*