Marcos Aguinis en Tel Aviv… y mirando otro canal

En el acto conmemorativo de los 60 años de independencia de Israel organizado por la Asociación de Amigos de la Universidad de Tel Aviv en Argentina, disertó el escritor argentino. La conferencia se tituló “El orgullo de ser judío” y se llevó a cabo el 15 de mayo pasado en el moderno auditorio Smolarz de la Universidad de Tel Aviv. Pero Aguinis estaba mirando otro canal o le contaron una historia que ya pareciera no ser.

El auditorio estuvo colmado con la presencia de más de mil personas, inclusive casi todo el cuerpo diplomático de todos los países de Ibero América, representantes de la cancillería de Israel y altas autoridades de la Universidad.
El comienzo de la disertación incluyó un elemento sorprendente cuando Aguinis hizo referencia a un artículo que circula últimamente en muchos sitios de Internet bajo su firma y titulado “Adoro ser judío”. En forma categórica anunció que se trata de un texto apócrifo y desconoce su origen.
Los rasgos que enorgullecen al pueblo judío los detalló concisamente en cinco grupos:

1- Tras una continua historia envuelta en tragedias y creatividades, en amarguras y dulzuras, el pueblo judío adopta una obsesión por la cultura. Crea la tradición de la enseñanza, la lectura de la Torá y se convierte en el primer pueblo que no es analfabeto.

2-La creación de la religión monoteísta, en donde la relación entre el hombre y su dios se basa en derechos y deberes. Las mitzvot como obligaciones religiosas y derechos como la libertad individual o la solidaridad y protección del débil.

3-Siendo un pueblo tan pequeño, logró crear y ofrecer a la humanidad muchos paradigmas entre los cuales citó conceptos escritos en la Biblia como la envidia, el egoísmo y hasta el amor, como surge del Cantar de los Cantares. Tampoco se debe olvidar los razonamientos de Maimónides.

4-A pesar de las tragedias que el pueblo sufre en su historia, sólo cultivó la memoria y se alejó de la venganza. El pueblo judío llora sus pesares, no olvida a sus víctimas pero no cultiva la venganza. Se habla de justicia, del perdón

5-El Estado de Israel es el emprendimiento colectivo más impresionante de la historia moderna.

Ya fuera del auditorio y en camino de regreso, mis pensamientos me llevaron a preguntarme: ¿Por qué siendo judío y viviendo en Israel no me siento tan orgulloso? ¿Asistí a una disertación de la actualidad del pueblo judío o sobre la historia de un período que finalizó hace 20 años? ¿Aguinis se refirió solo al pueblo judío de la diáspora o también al pueblo judío que vive en Israel? ¿Los últimos años Israel está dirigida por judíos o por otro grupo étnico?

¿De qué país habla?

Pareciera que Marcos Aguinis no se fijó lo suficiente en los procesos sociales que se suceden los últimos años en Israel. Habrá prestado atención a que los logros que hoy se perfilan en las instituciones de investigación y en las empresas modernas son el resultado de un sistema educativo que ya hace tiempo cambió radicalmente y no existe más. Que la educación en Israel, según opinión de la mayoría de los expertos, está en un claro proceso de privatización, desprendimiento de valores básicos y, finalmente, en un desmoronamiento total. ¿Se habrá enterado Marcos Aguinis que en los últimos exámenes PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, que pertenece a la OECD) Israel retrocedió al puesto 39 – 40 entre 55 países que participaron?
¿Por qué Aguinis nos habla de solidaridad y protección del débil cuando Israel logró en pocos años trepar a índices de pobreza que caracterizan a los países subdesarrollados? ¿Aguinis habrá escuchado la última declaración del Ministro de Bienestar social que reconoce que los niveles de pobreza son enormes y que el gobierno no puede hacer nada y todo queda en manos de unos pocos voluntarios? ¿Se enteró Aguinis que hay judíos sobrevivientes de la Shoá castigados porque el dinero de la indemnización alemana destinado a ellos queda o quedó en manos del gobierno?

Da la impresión que Aguinis no lee los diarios ni escucha informaciones sobre Israel. En la confrontación con los palestinos prácticamente lo único que se escucha es “respuesta dolorosa”, “venganza”, “borrar aldeas del mapa”.
De qué concepto de justicia puedo sentirme orgulloso después que el Fiscal del Estado decidió que no se encontraron pruebas individuales para culpar a policías que asesinaron a 12 manifestantes árabes ciudadanos de Israel a balazos de francotiradores (comprobado por la comisión de investigación oficial) por el mero hecho de participar en una manifestación violenta. Claro, la misma violencia por parte de judíos que se oponían a la desconexión recibió un trato de guantes de seda.

Yo me puedo sentir realmente orgulloso de ser judío el día que toda la disertación de Aguinis sea verdad y se aplique en Israel. No por ahora.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*