El atentado en Jerusalén. Cómo un tractorista nos hace perder la cabeza

El día de hoy el centro de Jerusalén fue testigo de un horrendo atentado perpetrado por Jusam Taisir Dwiat,  palestino de 30 años de edad, casado con dos hijos y con residencia en Tzur Baher, barrio de Jerusalén Oriental. Este barrio fue anexado unilateralmente por Israel para formar parte de la gran Jerusalén  después de la guerra de 1967 y por tal motivo  Jusam disponía de documento de identidad israelí. Este documento le ayudó a acercarse a su anterior puesto de trabajo, en el centro de Jerusalén, apropiarse de una topadora, y salir a la calle atropellando y llevándose por delante cuanto vehículo pueda y de esa manera sembrar la muerte y la desolación entre inocentes ciudadanos israelíes que ocasionalmente circulaban por la zona.

 

La inexplicable violencia que desató Jusam fue la que le acarreó su castigo. Terminó muerto con tres balas en la cabeza de un soldado que ocasionalmente transitaba el área. Todas las palabras que podemos movilizar no son suficientes para repudiar y censurar un ataque tan cobarde y criminal. No hay ningún argumento, tampoco de tipo ideológico o de liberación nacional, que pueda justificar un detestable e infame ataque ante población civil indefensa.

 

El atentado puso de manifiesto en forma inmediata la manera de responder de la sociedad israelí en sus distintos estratos. Considero de particular interés concentrarme en las respuestas que en forma inmediata dieron a conocer los distintos sectores políticos y fundamentalmente el gobierno, dado que manifiestan claramente la orientación ideológica y estratégica que los guía ante el conflicto con los palestinos.

 

Eh aquí algunas  de las distintas declaraciones y decisiones de sectores y personajes importantes.

 

“Solo con la demolición de la casa del terrorista podemos dar a conocer nuestra posición, y de ese modo, evitar que otros jóvenes programen en el futuro actos terroristas en contra de israelíes”  Uri Lopoliansky, Intendente de Jerusalén, Walla, 2-7-08

 

“Debemos aniquilar a los cabecillas del Hammas”  Shlomo Mula, miembro de la Knesset, partido oficialista Kadima. Walla, 2-7-08

 

“Si el terrorista que llevó a cabo el atentado es residente de Jerusalén Oriental, que disfruta de presupuestos israelíes, se debe devastar su casa y deportar su familia a Gaza”, Esterina Tartman, miembro de la Knesset, partido opositor Israel Beiteinu. Ynet, 2-7-08

 

“El criminal atentado en Jerusalén es el resultado directo de la rendición ante el terrorismo. Los heridos y las familias de los muertos saben que los responsables de su situación son los miembros del gobierno de Israel que dejaron de combatir al terrorismo” Arie Eldad, miembro de la Knesset, partido opositor Ijud leumi-Mafdal. Walla, 2-7-08

 

“La palabrería de una paz imaginaria y la falta de reacción a los intentos de atentar contra judíos incentivan al enemigo árabe a levantar cabeza y asesinar judíos. De aquí que la misma pena a los árabes de Gaza y a sus hermanos de Jerusalén Oriental con tanta sangre judía en sus manos. Se debe continuar combatiendo al terror, demoliendo casas y deportaciones de Jerusalén y de toda Israel” Comisión de Rabinos de Cisjordania y Gaza. Arutz 7, 2-7-08

 

“Se debe limitar el libre movimiento de palestinos en Israel” Meir Shitrit, partido oficialista Kadima, Ministro del Interior. Arutz 7 2-7-08

 

Tan solo un par de horas después del atentado, la Knesset aprobó en su primera lectura el proyecto de ley de Yuli Edelshtein, partido opositor Likud y Nisan Solomiansky, partido opositor Ijud Leumi, por el cual se permite quitar la ciudadanía israelí, la residencia permanente y pensiones que legalmente le corresponden del seguro nacional a quien este vinculado a actos terroristas y a sus familiares. Haaretz, 2-7-08

 

El ministro de bienestar social, Ytzhak Hertzog, oficialista laborismo, dio la orden a la Oficina de Seguro Nacional de cancelar el derecho de la familia del terrorista de hoy a recibir indemnización por muerte y estipendio por entierro. Arutz 7, 2-7-08

 

“Se debe prohibir levantar una carpa de duelo (costumbre musulmana) en la casa de los familiares del terrorista muerto” Ytzhak Ziv, oficialista, partido de los jubilados. Haaretz 2-7-08

 

Inmediatamente que fuera informado del atentado, el primer ministro Ehud Olmert conversó con Ehud Barak, ministro de defensa, Ytzak Hertzog, ministro de bienestar social, y Daniel Fridman, ministro de justicia y les dio la orden de chequear los caminos para cancelar el derecho de la familia a recibir las pensiones del seguro social, como así también, sopesar la posibilidad de demoler la casa del terrorista en el barrio Tzur Baher. Haaretz, 2-7-08

 

Como se puede observar, nada de analizar los profundos motivos que pudiesen llevar a un padre de familia de 30 años a cometer un hecho criminal del cual, con seguridad, no saldría con vida. Tampoco se escuchó una real evaluación estratégica o inclusive táctica de cómo evitar en forma legal que actos de esta naturaleza se repitan. Nadie es capaz de preguntarse el motivo por el cual los mismos pasos que ellos proponen día tras día, durante mas de 40 años, no tienen ningún efecto y solo enardecen aun mas las llamas del conflicto. Nadie es capaz de entender que amenazas y sufrimiento solo ayudan a aglutinar más un pueblo sometido a la conquista y dominación. Ningún ministro es capaz de preguntarse de que manera afecta a los pobladores de Jerusalén Oriental las decisiones de construir nuevas viviendas para judíos en sus tierras usurpadas. Nadie fue capaz de pensar que las actuales leyes son suficientes para castigar a cualquier persona que cometa un crimen y a sus cómplices, inclusive familia, siempre y cuando se lleve a cabo un proceso judicial como corresponde a todo país de derecho.   

 

Cuando se trata de un criminal palestino el léxico es siempre el mismo, no importa si viene de boca de un oficialista o de un opositor. Demoler, aniquilar, cobrar precio, matar, cancelar derechos, deportar, hacer sufrir, cercar, limitar abastecimiento, redadas nocturnas con decenas de sospechosos encarcelados, restringir movimiento, atemorizar, dificultar, acosar, etc., etc. La casa del Dr. Goldshtein, judío de Kiriat Arba que asesinó años atrás a 29 árabes que rezaban inocentemente en Hebron, quedó intacta y en el cementerio se erigió un monumento en su memoria.

 

Es triste y penoso ver toda la capa del liderazgo israelí envuelta en un tornado de histeria política y reacciones emocionales. A ojo de cualquier analista da la impresión que perdieron totalmente los sentidos que deben regir a estadistas en momentos de crisis. Se parecen mas a un batallón perdido en el campo que ametralla en todas direcciones con ráfagas de cartuchos con decisiones histéricas que lo único que logran es satisfacer los profundos sentimientos de odio y venganza. Da la impresión que presenciamos un campeonato para ver el parlamentario más cruel o el que mas profundo puede hincar sus largas uñas de sadismo y represalia.

 

¿Quién hubiese pensado que un tractorista es capaz de hacernos perder la cabeza?

 

Ojala me equivoque.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*