La sociedad israelí y los enfrentamientos en Irán

Con anterioridad a las últimas elecciones en Irán, en Israel predominaban las evaluaciones que la victoria quedaría en manos del conocido dictador Ajmadinajhad, aunque unos pocos analistas aseguraban la posibilidad de una inesperada sorpresa por parte de la oposición. Muy interiormente, en la conciencia de muchos israelíes, se engendraba un idílico sueño que lo que no lograba hacer la política y la fuerza de las sanciones y amenazas, lo lograría un inesperado frente de jóvenes y sectores opositores. Sin tener una clara idea de los programas ideológicos, políticos o estratégicos de esa oposición, la gran mayoría de los sectores en Israel se convencía que por fin se podrían liberar de la horrenda pesadilla de la bomba atómica que aterrizaba en pleno Tel Aviv por medio de un misil iraní.

 

Apenas finalizado el escrutinio, los resultados oficiales confirmaron rápidamente la permanencia en funciones de Ajmadinajhad, aunque paralelamente comenzaron a acumularse denuncias de fraude por parte de sectores opositores. La reacción de estos últimos no se hizo esperar y columnas de jóvenes, principalmente estudiantes, coparon lugares céntricos de Teherán protestando enérgicamente en contra del engaño que les quitó el triunfo de sus manos. Tras cortas indecisiones del poder central iraní, este se volcó por una sangrienta represión que acarreó decenas de muertos. Los cruentos enfrentamientos perduraron por una semana durante la cual las autoridades incrementaron la medidas, y por lo tanto las victimas, hasta que finalmente el ritmo de las manifestaciones amainó, sin que se modificara, hasta la fecha, los resultados de las elecciones y el poder religioso central de Irán instituirá nuevamente a Ajmadenijah como presidente por una nueva cadencia. De todas maneras, la sociedad iraní experimentó un fuerte sacudón social cuyos efectos futuros aun no son claros.

 

De acuerdo al folklore y las costumbres en Israel, ante hechos de significación histórica desatados repentinamente, el primer interrogante de los medios informativos es saber en que medida los servicios secretos y de información supieron preveer tales acontecimientos. Casualmente, el primer día de enfrentamientos coincidió con una intervención del Jefe del Mosad en la comisión de seguridad del parlamento israelí. En dicha oportunidad reconoció que los hechos fueron imprevistos aunque aseguró que la rebelión de los jóvenes seguramente será sofocada y aplastada inmediatamente. La prolongación de los acontecimientos como la falta de prevención dio motivos a una crítica generalizada, aunque finalmente, se debe reconocer que no se equivocó cuando evalúo el rápido apaciguamiento.

 

Los sectores políticos, en su mayoría, dieron rienda suelta a profundos gestos de simpatía con los valientes manifestantes. La repentina euforia los hizo soñar y muchos de ellos ya querían ver en pleno junio del  2009 aquel mayo de 1968 de Paris y la bandera de Israel flameando en su embajada de Teherán. Fuera de los estudiantes, la capital iraní continuó con sus actividades normales, especialmente las económicas y los obreros no se plegaron masivamente a las manifestaciones como ocurrió en otros acontecimientos históricos de ese carácter.

 

El Primer Ministro Natanihau aprovechó su visita a Roma para hacer declaraciones al respecto. “El régimen iraní oprime a su propio pueblo y en estos días estamos viendo su verdadera naturaleza”. Seguidamente alabó: “el coraje del pueblo iraní por la libertad que merece la aclamación de los hombres libres”. En una visión política futura, la cual se repite sucesivamente ante diferentes países, Natanihau afirmó: “la paz es posible con un régimen iraní diferente y no tengo dudas que en Irán los ciudadanos elegirían un gobierno diferente si se les permitiese votar libremente”. La memoria es tan corta que parece que ya no se recuerda la exigencia de una nueva dirección democrática en los palestinos para desalojar las viejas huestes de terroristas de Arafat por medio de elecciones libres,  democráticas y en territorio en su mayoría dominado por Israel, donde se instauró un gobierno de…… Hammas.

 

El presidente Peres ya veía en sus ojos como se materializaba su sueño de un nuevo medio oriente. “No sabemos que desaparecerá antes en Irán, si su programa de enriquecimiento de uranio o el miserable gobierno. Esperemos que sea el gobierno”.

Seguidamente agregó:”Dejemos que hablen los jóvenes. Dejemos que las mujeres muestren su sed de igualdad”. Es de suponer que para este último párrafo el presidente Peres se inspiró en las conocidas actividades de las unidades de control de pudor y decencia que operan secretamente en los barrios de judíos religiosos ortodoxos.

 

El Canciller Liberman, en su gira por Norteamérica declaró al periódico Times que “occidente debe apoyar a los manifestantes iraníes”. Por su parte, Ehud Barak, Ministro de Defensa y líder del laborismo, con la apropiada escenografía del Salón Aeronáutico de Paris, dio a conocer una típica declaración que caracteriza su accionar (o no) “El tema iraní y el desafío que representa son serios y complicados. La discusión pública que los acompaña es mucho menos seria. El asunto es mucho mas complicado que los titulares de noticiosos. Hay que hacer mucho y hablar poco”.

 

El conocido periodista del diario Haaretz, Guidon Levi, expresó claramente su envidia por el hecho que hay un pueblo que es capaz de tomar iniciativa y luchar por determinar el destino del país y no como la indiferencia y pasividad que caracteriza a Israel donde su población no se mueve cuando suceden tragedias a sectores marginados a su alrededor. La historia de manifestaciones de estudiantes universitarios solo tiene registros de actividades callejeras, manifestaciones y enfrentamientos con las fuerzas del orden solo por motivos relacionados con el bolsillo: aranceles universitarios. En ese contexto, llamó poderosamente la atención el acto de apoyo a los manifestantes iraníes promovido por la asociación de estudiantes universitarios de Israel junto con la asociación de nuevos inmigrantes de Irán en Israel.

 

Tampoco la creación literaria en nuestro idioma quedó fuera de la influencia de los sangrientos acontecimientos ocurridos en Irán. Quien aportó en este sentido es el Dr. Kahan, conocido poeta argentino israelí. Dr. Kahan fue duramente criticado por sus colegas, poetas de habla hispana de todo el mundo, por su posición ambigua durante la última guerra de Gaza. Estas últimas manifestaciones en Irán le produjeron una profunda impresión y consternación por lo que dedicó un poema como homenaje póstumo a la estudiante iraní Neda, asesinada por manifestar en las calles de Teherán y cuya foto que reproduce el momento de su muerte fue difundida por todo el mundo. El poema lleva por título nada menos que: “Liberación carajo”

 

Del sector conocido como la izquierda del mapa político israelí vale la pena citar el contenido de una solicitada de grupo denominado Gush Shalom (El Bloque por la Paz).

 

“Quienes oprimen a millones de palestinos desde hace 42 años, hoy se deslumbran por los combatientes de la libertad en Irán”

 

“Quienes rechazaron los resultados de las elecciones en el pueblo palestino, están conmovidos e impactados por la intención de adulterar la voluntad del pueblo iraní”.

 

“Quienes disparan y matan manifestantes palestinos en Wadi Ara (1), en Bilhin y en Nahalin (2) se asombran de los disparos a los manifestantes de Irán.

Daniel Kupervaser  

Israel 30-6-09

 

 

(1)  Se refiere a las manifestaciones de Octubre 2000 donde 12 manifestantes, árabes ciudadanos de Israel, en una manifestación como cualquier otra, fueron muertos a tiros de francotiradores de la policía israelí y finalmente, pese a que se trataba de hechos con miles de testigos, pese a que una comisión investigadora a cargo de un juez de la Suprema Corte estimó que se trata de crímenes que deben ser investigados y sus culpables procesados, la Fiscalía de Estado israelí decidió que no puede culpar a nadie.

(2)  Sitio en donde se llevan a cabo semanalmente, hasta el día de hoy,  manifestaciones en contra del muro de separación sobre tierras palestinas usurpadas.    

 

     

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*