Los generales confiesan: Hesbollah les ganó por puntos

Los confusos resultados de la segunda guerra del Líbano del mes de julio de 2006 son motivo de serias discusiones en los distintos marcos de la sociedad israelí. La  disparidad abismal entre el discurso y promesas del primer día frente al desalentador panorama que se presentó con el último disparo, dio lugar a que se propague una profunda sensación de frustración colectiva y un escepticismo generalizado.  Un grupo muy específico y aparentemente indiferente a la opinión pública quedó a salvo de la proliferación de estos “malestares sociales”. El triunvirato constituido por Olmert, como Primer Ministro, Peretz, en función de Ministro de Defensa y Dan Halutz, a cargo del Comando en Jefe del Ejército, quedó convencido que la historia sabrá juzgarlos como verdaderos héroes por la tremenda paliza que le ofrendaron a Hesbollah  y la promesa de un prolongado silencio todo a lo largo del límite norte de Israel.

Ante el evidente fiasco militar y en un esfuerzo de recomponer la deteriorada imagen de Tzahal, el General Halutz necesitó de la ayuda del lenguaje de un pugilista cuando declaró: “La segunda guerra del Líbano no finalizó con un noqueo del enemigo, pero claramente triunfamos por puntos”. El tono castrense de las palabras del Comandante Halutz no ayudó a convencer a la ciudadanía en general de manera que al poco tiempo se vio en la necesidad de renunciar al alto cargo. Mas significativo aun es el hecho que tampoco consiguió persuadir a sus camaradas y subalternos.

Vinculado con el tema, Amir Bujbut (1) columnista especializado en temas de seguridad del diario Maariv, nos trajo la brillante primicia del artículo del Coronel Dr. Rubi Sendman, Jefe del Departamento de Aplicaciones de la Armada, titulado “Así se preparan los árabes para luchar contra Israel”. (2) Preocupado por los profundos cambios de las concepciones estratégicas de “los enemigos de Israel”, el artículo del Dr. Sendman hace referencia, primordialmente, a los interrogantes básicos de la concepción estratégica y táctica de Tzahal, y en parte se basa en los acontecimientos de la última guerra del Líbano.

En su contenido expone posiciones y sugerencias que hasta a un cabo retirado como el autor de esta nota, tan solo con un poco de sentido común y una larga experiencia de promesas falsas, le surgen montañas de interrogantes junto con serias preocupaciones y temores. La pobreza del análisis y la superficialidad de pensamiento ponen en duda la capacidad de estructurar tácticas y estrategias para situaciones conflictivas por parte de personajes de tan alto nivel en responsabilidades de la seguridad nacional. No entraremos a un análisis profundo de sus significados estratégicos y políticos. Solo nos conformaremos con señalar algunas perlas que brillan y llaman la atención por su carácter inusitado. 

A los efectos de dar mayor fundamentación a sus posiciones, el Dr. Sendman envió un cuestionario a una muestra compuesta por 24 oficiales del ejército, de los más altos grados, donde se les requería otorgar una calificación (de 1 a 10 en 10 categorías) a Hesbollah y al ejército de Israel en la última confrontación. He aquí los resultados procesados:

 

Calificaciones de Oficiales Israelíes al ejército de Israel y Hesbollah durante la segunda guerra del Líbano

Área

Actividad

Ejército Israelí

Hesbollah

 

 

 

Organización y operación

Informaciones

6

7

Estrategia

5

9

Mando

6

8

Determinación

4

8

Control

8

6

Instrucción

7

8

Promedio

6

7,7

 

 

Equipamiento

Personal

9

5

Abastecimiento

8

5

Armamento

9

5

Tecnología

9

5

Promedio

8,7

5

 

La conclusión es muy clara y precisa. En ojos de los altos oficiales israelíes, el ejército de Israel salió a enfrentar a Hesbollah en el año 2006 mucho mejor dotado de todo aquello que solo depende del bolsillo y de los amigos (equipamiento) pero sus logros fueron mucho más bajos y decepcionantes en casi todos los aspectos organizativos y operacionales, es decir. aquellos que mas dependen de la cabeza y el corazón.

En el marco de las sugerencias no se puede pasar por alto a una muy especial. Según Dr. Sendman “Se deben hacer periódicas maniobras de desembarco de fuerzas armadas norteamericanas en Israel con un corto preaviso. Estas fuerzas, aparte de la importante ayuda que son capaces de brindar en situaciones de emergencia, pueden muy bien disuadir el ataque de enemigos”.

Con seguridad, este artículo hubiese quedado en el anonimato salvo que en fecha   6-4-09, en un solemne acto con motivo de la concesión de condecoraciones en nombre del Comandante en Jefe de Ejercito, el Coronel Sendman fue galardonado especialmente por el importante aporte de su artículo a “la literatura militar creativa”.  No estamos en presencia de un papelito más de algún oficial de una remota unidad del norte que se le ocurrió escribir sus ideas en una noche de insomnio. El Comando del Ejército trasmite la imagen que se trata de pensamientos y alternativas  operacionales que es parte de la concepción central de los altos mandos estratégicos.

Continuando el lenguaje del ring de boxeo, los generales israelíes, a diferencia del General Halutz, no solo se están confesando que es justamente Hesbollah quien ganó por puntos, sino que ya están tirando la toalla de un futuro enfrentamiento e imploran por la presencia de mercenarios americanos.

Ojala me equivoque

(1) Diario Maariv, 29-9-09

(2) Revista Maarajot, Agosto 2009.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 3-10-09

 http://daniel.kupervaser.com/blog/

Leave a comment

Your email address will not be published.


*