El bloqueo como tajada de gruyere

La noticia no representó ninguna sorpresa ni chasco para cualquier persona o analista que está medianamente allegado al significado y evolución de conflictos entre pueblos. El verdadero estupor y confusión fueron muy palpables en la manera con que trató el tema el alto mando del ejército de Israel.

El Comandante en Jefe del Ejercito de Israel, General Ashkenazi, anunció el 20 de Diciembre en la Comisión de Seguridad del Parlamento de Israel lo que era vox populi durante dos semanas en amplios sectores cercanos al quehacer político y militar de Israel. “El día 6 de Diciembre, Hamas disparó por primera vez un misil antitanque de tipo Kornet que impactó en un tanque de Tzahal perforando su blindaje. Por suerte el misil no estalló dentro del tanque”. (1) El anuncio fue acompañado por una serie de trascendidos de las mejores fuentes fidedignas, ninguno de los cuales fue desmentido, que demostraban un alto grado de desconcierto en los mandos del ejército. Al igual que el trágico incendio de los bosques en las colinas del Monte Carmel dio lugar a un gran show donde Binyamin Natanihau movilizó de forma despampanante el avión súper tanque, ante el “imprevisible desarrollo de los acontecimientos en Gaza” Israel emplazó súper tanques Merkaba en la frontera. (2)

No es necesario ser un gran experto ni disponer de prolongada experiencia en materia de tácticas y estrategias militares para llegar a la dolorosa conclusión que el bloqueo impuesto por Israel a la franja de Gaza durante los últimos tres años no es más que una tajada de queso gruyere llena de agujeros y que en la práctica representa un fracaso total.

Por esos agujeros los palestinos de Gaza cavaron los túneles por donde lograron abastecerse de todos aquellos materiales y armamento para su subsistencia y defensa casi riéndose de las fuerzas israelíes y sus aliados egipcios. Es necesario un alto grado de torpeza intelectual pensar que otro pueblo no es capaz de repetir las hazañas de nuestras luchas del pasado en contra de bloqueos como en los guetos y contra el dominio inglés durante el periodo anterior a la independencia.

Pero los problemas no se agudizaron solo por el equipamiento militar de Hamas. El error más significativo de la aplicación del bloqueo a la franja de Gaza se puso en evidencia justamente por un movimiento en dirección contraria. Por los agujeros de las tajadas del queso gruyere se proyectó en todo el mundo esa imagen de crueldad y saña de Israel al confinar una población de más de un millón y medio de civiles a convertirse en rehenes que se los presiona para doblegar las milicias de Hamas. Cualquier población del mundo no puede entender que un sargento o un oficial cualquiera puedan decidir si la población de Gaza come hoy cilantro o patatas, recibe cuadernos o juguetes o cualquier otro disparate por el estilo. Fue necesaria la muerte de una decena de activistas (provocadores o terroristas como los llaman en Israel) en un acto que la mayoría del mundo lo cataloga de piratería de alta mar para que repentinamente se modifique la estrategia de limitación de abastecimiento básico.

No es ningún secreto y es de público conocimiento que hoy en día Hamas se reequipó totalmente y son más fuertes que antes (3). “Los servicios de inteligencia militar israelí calculan que Hamas esta mas armado que antes del operativo Plomo Fundido”. (4)

Ante evidencias tan claras que una táctica de bloqueo es totalmente ineficaz e incapaz de modificar el comportamiento del liderazgo de Hamas, solo queda por concluir, al igual que en el operativo militar Plomo Fundido, que el objetivo principal es satisfacer ese oscuro sentimiento arraigado en gran parte de la población judía de Israel de hacer sufrir a la población civil palestina.

Los argumentos de Israel tras los cuales se esconde para evitar todo contacto o negociación con Hamas carecen de seriedad y son más bien un pretexto. La causa por la cual Israel desató el gigantesco operativo de la guerra de los 6 días en el año 1967 fue el bloqueo implantado por Egipto a un solo puerto (Eilat) de los tres de Israel (Eilat, Ashdod y Haifa). Ante un bloqueo total a Gaza (marítimo, aéreo y terrestre), con la ayuda de Egipto, no se puede pretender que Hamas y la población de Gaza se queden con los brazos cruzados.

Tampoco es una excusa suficiente la premisa que es imposible negociar con Hamas dado que se trata de un grupo terrorista que se fijó como objetivo destruir el Estado de Israel, pese a que ciertamente lo declara públicamente. Vale solamente poner sobre la mesa los acuerdos de paz con Egipto y Jordania de tres décadas atrás en tanto que líderes de esos mismos países, unos pocos años antes, vociferaban a los cuatro vientos que su objetivo era arrojar los judíos al mar.  

Lamentablemente, desde que Israel logró un poderío militar descomunal, acompañado de un apoyo incondicional de Estados Unidos y el lobby judío americano, en su cúpula se enraizó la concepción que ante problemas que no se resuelven por la fuerza, no se piensa en la alternativa de la astucia o viveza, sino que se los resuelve aplicando mucho más fuerza.  Así seguiremos acumulando fracasos que serán tapados con montañas de fuerza y más fuerza.

Ojala me equivoque    

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 26-12-2010

http://daniel.kupervaser.com/blog/

(1) “Por primera vez un misil Kornet perforó un tanque en Gaza”. YNET 21-12-2010

(2) “Israel emplazará súper tanques en la frontera con Gaza”. Aurora 22-12-2010

(3) “Hamas advierte a Israel: Somos más fuertes que antes”. Iton GAdol 25-12-2010

(4) “Los arsenales de Hamas y Hesbollah crecen” El Pais. 7-12-2010

Leave a comment

Your email address will not be published.


*