En Cisjordania la desesperación es más llevadera

En Cisjordania los soldados son más refinados.

Así, la desesperación es más llevadera.

¿Usted entiende?

La desesperación es más llevadera.

Usted entiende

Si hay que sufrir como perro

Por lo menos que lo traten con elegancia.

Parafraseo del poema “Londres” de Janoj Levin.

Tras el estancamiento y desplome definitivo de las negociaciones de paz entre Israel y la Autoridad Palestina, una vez directas, otra indirectas y nuevamente directas, los acontecimientos tomaron un giro que, aun siendo previsto, resulta muy incomodo para la postura israelí. El liderazgo palestino de Cisjordania abandona el viejo camino de la violencia e invierte todos sus esfuerzos en una iniciativa pacífica y diplomática dejando a Israel en una difícil situación defensiva. La ofensiva palestina concentra todos sus esfuerzos en acumular el mayor apoyo internacional posible de manera que Naciones Unidas pueda garantizar condiciones mínimas para crear el ansiado Estado Palestino independiente, logro imposible de arribar en el marco de negociaciones con Israel.

Ante la arrogancia de la incesante colonización civil de Cisjordania por parte de Israel, Mahamud Abbas y su ejecutivo cosechan significativos triunfos en la arena internacional. Brasil toma la iniciativa y es el primero en declarar el reconocimiento de la constitución de un Estado Palestino independiente dentro de los límites de Cisjordania y Gaza del 4 de Junio de 1967. Inmediatamente se acoplan otros países como Argentina. Bolivia, Ecuador y Paraguay. Solo países atados a Israel por el cordón umbilical del abastecimiento bélico, como el caso de Colombia, se esconden detrás de  tartamudeos o indecisiones de sus líderes.  Ante tan audaz e inesperado ataque diplomático, la cancillería israelí arremetió de forma inmediata con el típico desprecio y soberbia que tanto la caracteriza cuando alguien tiene la desfachatez de poner en peligro sus planes de expansión territorial.  

 “El reconocimiento del estado palestino por parte de distintos países latinoamericanos resulta dañoso y contra-productivo para la causa de la paz” declaró el vocero de la Cancillería de Israel. (1) El Vice Canciller Ayalon no dejó pasar la oportunidad para aportar su granito de cizaña: “El Estado Facebook es más real que el Estado Palestino” y como es su costumbre tampoco dejó de humillar y ofender a gobiernos sudamericanos que apoyan la iniciativa palestina catalogándolos de “irresponsables”. (2)

Siguiendo la consigna de Ben Gurion (“no importa lo que diga el mundo, importa lo que hacen los judíos”) Israel no confía en foros diplomáticos internacionales y continua siendo fiel a la concepción de Ariel Sharon: colonizar con judíos toda colina y todo valle de Cisjordania es el único camino que impedirá el surgimiento de un estado palestino. Todo analista serio debe tener claro que las perspectivas de creación de un estado palestino que pueda subsistir independientemente en Cisjordania, con o sin la franja de Gaza, dejó de ser una opción relevante para las próximas generaciones.  Fuera de declaraciones estériles de la boca para afuera, en la práctica Israel no lo va a permitir.

Las decisiones del liderazgo de Israel de estos días son una clara demostración de esas intenciones. A una multimillonaria asignación presupuestaria para apoyar y promover la expansión de las colonias judías en Cisjordania (3) se sumó una llamativa reorganización táctica del ejército en su accionar en Cisjordania y Gaza.

Perfeccionar el sometimiento de población civil sin todos los derechos universales o continuar batallando con amplios operativos militares en zonas densamente pobladas, exige de un ejército, entre otros aspectos, maquillar su accionar con un colorido que mejore la imagen tal como se refleja en los medios internacionales. Para ello el alto mando estratégico del ejército de Israel capacitó una unidad especial de “oficiales de apoyo a civiles” cuyo objetivo es “ayudar a los mandos militares a enfrentarse con aspectos humanos en los operativos” (4).

No se trata de otorgar plenos derechos civiles a población nativa en zonas que Israel declaró bajo su soberanía o territorios  dominados por la fuerza de sus fusiles, sino que se preocupa de capacitar oficiales cuya función es convencer a los generales que no aprieten demasiado el torniquete a la población civil de manera que el sufrimiento sea más llevadero, o por lo menos que se proyecte en el mundo con apariencias mucho más humanas.

La realidad no da lugar a errores de percepción. Los programas del ejército de Israel continúan basándose en la visión que su función primordial para las próximas décadas y generaciones les demandará una gran inversión de fuerzas y medios para garantizar la colonización judía en Cisjordania, y tal vez en Gaza, esfuerzo que le obligará a someter por la fuerza y enfrentarse permanentemente con población civil palestina carente de derechos básicos. Las declaraciones de apoyo al principio de “dos estados para dos pueblos” no son más que artimañas para encandilar a los líderes del mundo que todavía le creen a Israel.

Los esfuerzos que invierte Natanihau las últimas semanas en engatusar al mundo con falsedades es digno de admiración y sorprende por su descaro. “Ya en el año 1995 declaré que la solución del problema palestino es la constitución de un Estado Palestino” proclamó esta semana en la Comisión de Exteriores del Parlamento Israelí. Para completar la desfachatez culpó a Obama de cancelar las últimas negociaciones con los palestinos, pese a que personalmente le prometió al presidente norteamericano que su gabinete decretaría un nuevo congelamiento de la construcción judía en Cisjordania por un periodo de tres meses. (5)

Estas fallidas excusas son justamente los argumentos que Natanihau brinda tan gentilmente a los más conocidos diccionarios del mundo para justificar la asignación del concepto fariseísmo como triste sinónimo de una cualidad atribuida a una secta originaria del pueblo judío: hipocresía.

Continuaremos embaucando al mundo, exigiendo que se nos considere como la Madre Teresa de Calcuta, al tiempo que profundizamos la conquista civil de Cisjordania oprimiendo al pueblo palestino. Eso sí, tomando todas las medidas para que se refleje una imagen muy humanista.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel

http://daniel.kupervaser.com/blog/

(1) Declaraciones de Yigal Palmor, vocero de la Cancillería Israelí, DiarioIsrael.com 231-12-2010

(2) Diario Aurora, 26-12-2010

(3) “Mas de dos mil millones de Shekels del presupuesto para los asentamientos en Cisjordania” Diario Haaretz 31-12-2010

(4) “Finalizó el curso de Oficiales de Apoyo a Población Civil” Arutz 7, 27-12-2010

(5) “La memoria de Natanihau. Ya en 1995 quería un Estado Palestino”. YNET 3-1-2011

Leave a comment

Your email address will not be published.


*