El buque “Avoda” naufraga – el capitán Barak huye

Hoy se confirmó la defunción definitiva del partido Avodá. El ilustre y vanagloriado líder, el General Barak, en su último acto de “valentía política”, terminó por destrozarlo hasta los cimientos abandonándolo como capitán que huye del barco en naufragio en el primer bote de salvamento que encuentra dejando a sus prosélitos que se hundan en la vorágine del desplome.

En verdad no es para sorprenderse. La biografía del General Barak nos rememora unos llamativos casos de “huidas” y este blog le dedicó en su tiempo varias notas para vaticinar su futuro fracaso y la tragedia que su mandato seguramente traerá consigo al partido Avodá.

Con su nombramiento como líder del partido Avodá y Ministro de Defensa anticipé: “¿De ahí a que sea el líder que necesitamos o el más adecuado en materia de defensa? Permítanme expresar mi profundo escepticismo y mis serias dudas”. “Ojala me equivoque” 17-6-2007  http://daniel.kupervaser.com/blog/?p=67

A los pocos meses, y de esto transcurrieron 3 años, ya se dibujaba claramente la tragedia que significaba su liderazgo, entonces pronostiqué “No sería extraño suponer que Tnuat Avodá persista en la permanencia de continuar pegada a los sillones gubernamentales a cualquier precio. De esa manera, seguramente, seremos testigos, no sólo de su agonía, sino también de su sepelio político”. “De la epopeya a la agonía” 14-12-2007  http://daniel.kupervaser.com/blog/?p=74

Un año atrás, ante la ineludible debacle del partido Avodá, fruto de la traición política del mandato de Barak, tuve la osadía de anunciar la próxima defunción del histórico y memorable partido: “Muchos nos hemos quedado políticamente huérfanos, aunque pensando bien, es probable que sea preferible caminar desamparado por la vida política que bajo la protección de un padre desleal, violento y sometido a grupos extremos”. “Kadish al partido Avoda”  7-12-2009 http://daniel.kupervaser.com/blog/?p=315

En el día de hoy, Barak busca un cálido refugio en los valores racistas, discriminatorios y expansionistas de sus nuevos camaradas del partido de Ivet Liberman. No cabe duda, ahora sabemos claramente que está en su ambiente. Son los valores que el Estado Judío quiere imponer al mundo como ejemplo del judaísmo moderno.

Como capitán, ya tenemos claro que no tiene el menor problema en hundir su barco y salir disparando. Si nos permitimos que el liderazgo del país esté libremente en manos de una persona de esta calaña, debemos tener en cuenta que muy bien puede llegar a hundir al buque que se llama Israel.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 17-1-2011

http://daniel.kupervaser.com/blog/

Leave a comment

Your email address will not be published.


*