Natanyhau anda desnudo. Viva el Rey, Ivet el Primero

Pasada ya la medianoche, tras una larga y atareada jornada en el timón del país, momentos antes de su merecido reposo, seguramente Natanyahu se detiene unos instantes en su escritorio personal, se sienta  y escribe en el diario de sus memorias a mitad de cadencia: misión cumplida.

Debemos ser francos y reconocer: tiene suficientes motivos.

– Declaró su apoyo a la creación de un Estado Palestino Independiente pero logró postergar su instauración por generaciones en tanto la colonización judía civil de Cisjordania continúa a todo vapor pisoteando y desterrando palestinos. Israel anhela la paz, pero no hay quien firme bajo sus imposiciones.

– Avasalló a Obama y atemorizó a líderes de Europa para que no se atrevan a demandar cesiones de parte de Israel.

– Convenció a la mayoría de los líderes del mundo de su papel de paloma frente a halcones como Ajmadinajhad de Irán o Asad de Siria.

– La oposición del partido de centro Kadima se tambalea entre tenues desacuerdos, estériles votos de desconfianza hasta explícitos avales frente a represalias violentas.

– La izquierda (Avoda, Meretz) prácticamente desapareció del mapa político y desfila directo al cementerio de la historia del país.

– La economía crece a ritmo admirable ante el aplauso de todo el mundo que no es capaz de visualizar la insólita paradoja de un país que se enriquece cuando la mayoría de su población se empobrece.

Como experto malabarista de la política y líder de un partido liberal de derecha, Natanyhau logró manipular su coalición gubernamental con el apoyo fundamental de una alianza de grupos con ideologías xenófobas y segregacionistas. La presencia de un partido, teóricamente de izquierda, como Avodá (laborismo) fue solo a titulo de florero de adorno, obedeciendo a su ya conocido ADN de traicionar principios en pos de un sillón ministerial.

Los éxitos inmediatos de Natanyhau son el fruto de tácticas basadas en el principio de quedar bien con Dios y con el diablo. El problema es que Natanyhau no tomó en consideración que a la larga este camino cobra su precio con creces. El diablo fascista es mucho más poderoso que el Dios conciliador.

La conjunción de intereses entre los colonos judíos de Cisjordania, los grupos religiosos judíos y el partido de clara tendencia xenófoba de Ivet Liberman, no dejó de perder la oportunidad y atacó por todos los frentes, fundamentalmente en la instauración y legislación de normas y procedimientos propios de un estado fascista que persigue a todo quien es diferente o no se alinea con la política estatal.

Se publicaron libros y panfletos con insinuaciones que está permitido matar a no judíos, se llevaron a cabo pogroms contra palestinos en Cisjordania en represalia a medidas policiales en contra de colonos judíos, se dieron a conocer cartas publicas firmadas por decenas de rabinos más importantes de Israel (viven del presupuesto estatal) prohibiendo la venta y alquiler de casas o dar trabajo a árabes ciudadanos de Israel, una larga lista de rabinas demanda que mujeres judías no deben trabajar en cercanía de árabes, se incendiaron y profanaron mezquitas, se incendio una casa de refugiados, un grupo extremo propuso la construcción de un campo de concentración de inmigrantes ilegales, se justifica la creación de comisiones que limitan a personas la posibilidad de residir en aldeas salvo declarar apoyo al sionismo (una forma elegante de discriminar árabes palestinos ciudadanos de Israel), se creó una comisión parlamentaria para investigar el accionar de grupos de defensa de los derechos humanos bajo la acusación de traicionar al país y apoyar al terrorismo como la agrupación Médicos sin frontera, se promueve una nueva ley que condiciona la recepción de ciudadanía a árabes nacidos en Israel a una declaración de apoyo al sionismo y a Israel como estado judío, de lo contrario se los puede desterrar.  

Ante tremenda incitación Natanihau solo atinó a responder con tartamudeos que se entendieron como expresiones de la boca para afuera y más bien como un apoyo tácito. De esta manera trasmitió una imagen muy desgastada cuando prácticamente se calló la boca ante provocaciones y humillaciones en público por parte de Ivet Liberman. La sociedad israelí sufrió un drástico y rápido cambio de aquel histórico rumbo conocido. Amplios sectores, y en ciertos sondeos ya pasan del 50%, muestran su masivo apoyo a esta nueva visión de Israel guiada por principios fascistas y racistas a la par que Ivet Liberman se perfila como el futuro líder del país. La prolongada confrontación entre concepciones denominadas de izquierda o de derecha pasó a la historia. Hoy ya se habla en forma concreta de una disyuntiva entre una derecha liberal (Natanyhau) o un fascismo racista (Liberman, colonos y religiosos).

Liberman, como Presidente de la Comisión Investigadora interroga a Natanyhau y ministros tildándolos de ovejas de rebaño, desconectadas de la realidad y refinadas arrogantes (2)

Liberman, como Presidente de la Comisión Investigadora interroga a Natanyhau y ministros tildándolos de ovejas de rebaño, desconectadas de la realidad y refinadas arrogantes (2)

Por este implícito consentimiento ante actos y declaraciones tan aberrantes, la sociedad israelí fue recientemente condecorada con el titulo de fascista y racista, no en boca de líderes de la denominada izquierda lunática como los cataloga Pilar Rahola, sino que su credencial la firma nada menos que Marine Le Pen, hija del famoso xenófobo Jean Marie Le Pen y nueva líder del Frente Nacional, conocido movimiento racista y xenófobo de Francia. En una entrevista de una periodista israelí de semanas atrás respondió a una provocativa pregunta: “¿Nosotros racistas? Mírense ustedes en el espejo. Si diríamos en Francia un milésimo de lo que dicen en Israel de los inmigrantes no judíos, nos encarcelarían de inmediato por incitación al racismo”. (1)

Todos aquellos quienes cerraron los ojos y taparon sus oídos, entre ellos los líderes de las colectividades judías de la diáspora, para desentenderse de la responsabilidad que les incumbe por mantener a Liberman como Canciller, tendrán que soportarlo como Primer Ministro con toda la tragedia que esta situación seguramente traerá acarreada al judaísmo en el mundo.

Es probable que la salvación surja de un ángulo fortuito. El inesperado cambio de rumbo podría estar en manos de la calidad de las pruebas y/o de la valentía de la Fiscalía de Estado en la causa que investiga a Liberman por soborno y corrupción de manera que pueda ser llevado a juicio. Esta posible situación no debe dar lugar a festejos anticipados. Una sociedad profundamente contaminada por concepciones fascistas y racistas como la israelí de estos últimos años, seguramente sabrá encontrar el suplente del mismo calibre.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 15-1-11

http://daniel.kupervaser.com/blog/

 (1) Haaretz 7-1-11

(2) Eran Volkovsky  14/11/2011

Leave a comment

Your email address will not be published.


*