El largo brazo de Israel ahora en Sudamérica: parlamentarios judíos

El “largo brazo de Israel” es la expresión más típica que caracteriza la capacidad de Israel de dar bases de una nueva potencia mundial en gestación. Su origen se debió a sofisticados operativos de venganza a lo largo y ancho del mundo, incluyendo pisoteo de soberanías nacionales. Durante los últimos años cobró mayor importancia el aspecto político de este enunciado. En su relación con regiones y países estratégicos, Israel se permite el lujo de hacer primar sus intereses en la toma de decisiones y fijación de políticas del régimen local. El ovacionado discurso de Netanyhau del mes pasado en un claro ejemplo del poder de influencia del régimen israelí junto al poderoso lobby judío norteamericano AIPAC sobre parlamentarios norteamericanos. Estos últimos no dudaron en aplaudir de pie la política expansionista de Israel y humillar vergonzosamente a su Presidente Obama por la osadía de haber pronunciado “un acuerdo de paz que se base en los límites de 1967 con correcciones según acuerdos mutuos de las partes”.

Los nuevos desafíos de la gestión israelí exigen desesperadamente ampliar las redes para permitir la consolidación de los cimientos de ese poder de influencia internacional. Llegó el turno de Sudamérica y la presencia de numerosos parlamentarios judíos locales es el terreno más fértil para cumplir la meta.

Organizado por el Congreso Judío Mundial a fines del mes de junio de este año se llevó a cabo en Jerusalén un congreso de legisladores judíos de diferentes países en el marco de una “Reunión de parlamentarios judíos de todo el mundo para defender a Israel” (1). No, no se trata de legisladores expertos en solución de conflictos internacionales. Tampoco, en su gran mayoría, son miembros de comisiones de relaciones internacionales en sus respectivos ámbitos (2). Su invitación y presencia se debe única y exclusivamente a su condición de judíos, seguramente bajo la suposición del gobierno de Israel que se trata de material humano de alta categoría y muy dúctil para encarrilarlos para sus propósitos.

El contenido de los mensajes de las autoridades israelíes fueron claros, precisos y sin el mínimo temor de estar complicando en problemáticas ajenas a distinguidos parlamentarios elegidos según plataformas de sus respectivas sociedades. Ninguno de ellos fue elegido por ser judío. La arenga de Moshe Yaalon, Ministro de Asuntos Estratégicos, los ubicó rápidamente en la problemática central: “Se debe trabajar para mejorar los intereses israelíes y no hablar de soluciones del conflicto con los palestinos” (3). Najman Shai, miembro de la Knesset por el partido opositor Kadima les rogó desesperadamente: “Nosotros los necesitamos a ustedes en Septiembre” (4)

Da la impresión que la divinidad de Jerusalén junto a la pomposidad y solemnidad de las ceremonias encandilaron a estos parlamentarios de manera que algunos olvidaron muy rápidamente su origen y bases que los llevaron a sus actuales funciones comenzando a lanzar declaraciones en su nueva posición que el régimen israelí los instituyó.

El legislador porteño Claudio Presman  se olvidó quienes lo votaron y modificó su orden de prioridades. “lo más importante es la unidad de los diputados judíos del mundo en relación a respaldar a Israel como el Estado – Nación del pueblo judío y la intención de luchar en nuestros países para lograr que se entienda la posición israelí” (1)

Samuel Cabanchik, Senador Nacional de Argentina, se tomó muy en serio sus nuevas funciones y sin desperdiciar tiempo ya elevó una propuesta en términos de su nuevo cargo: “los derechos humanos y los derechos de las mujeres son las banderas que se pueden utilizar como herramientas para ayudar a Israel” (5)

Alberto Couriel, parlamentario uruguayo, ya se lo vio con otra camiseta cuando declaró: “al igual que otros latinoamericanos, me preocupa el hecho que estamos perdiendo la batalla por la opinión pública internacional sobre el conflicto palestino-israelí”. (1).

Es lamentable estar en presencia de un fenómeno totalmente antidemocrático. Un grupo de representantes de pueblos elegidos democráticamente en base a plataformas de problemas locales es arrastrado bajo el pretexto de un sentimiento étnico a ser desleales a sus prosélitos y convertirse en algo parecido a comandos diplomáticos de intereses extranjeros disfrazados de parlamentarios locales.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel http://daniel.kupervaser.com/blog/

4/7/2011

(1) Iton Gadol 29-6-2011

(2) De los cinco representantes argentinos, solo el diputado Daniel Katz es miembro de la Comisión de Relaciones exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación.

(3) Vice Primer Ministro Israelí se reunió con parlamentarios judíos”, Iton Gadol, 29-6-2011

(4) Miembros de la Knesset a parlamentarios judíos: ayúdennos en Septiembre” Arutz 7, 28-6-2011. Se trata de un dudoso intento de basarse en sentimientos para incitar a estos parlamentarios judíos que interfieran en las posiciones de sus respectivos gobiernos a los efectos de modificar las decisiones tomadas por sus respectivos ejecutivos respecto del apoyo a la creación de un Estado Palestino en Cisjordania durante la próxima Asamblea General de la ONU de Septiembre de este año.

(5) Despacho virtual del Senador Cabanchik, Nota de Prensa 30-6-2011. Ya que habla de derechos de las mujeres en Israel es una lástima que el Senador Cabanchik no aprovechó  la oportunidad de una corta visita al barrio Ramat Beit Shemesh para ser puesto frente a mujeres judías que son obligadas a vestir burka, igualito que a mujeres musulmanas.

1 Comment on El largo brazo de Israel ahora en Sudamérica: parlamentarios judíos

  1. lidia ostrovsky // August 29, 2011 at 2:36 pm // Reply

    Daniel: no lo tengo muy claro, los diplomaticos de origen judio, diseminados por distintos paises, se preocupan por el conflicto israeli, o sea “israel/palestina”?
    Pero, creo que igual trabajo estan haciendo los palestinos/arabes en gral, paseando por toda sudamerica, o lugar en donde puedan
    o deseen tener la aprobacion de un estado palestino, cosa que no lo veo descabellado, lo que si es absurdo, es crear un ESTADO sin fronteras definidas ,
    las que llegado el caso que se aprube su creacion, la del ESTADO, me cabe una pregunta ¿ nosotros sabremos por donde caminar, o andar, o viajar,
    sin saber si estamos en territrio israeli, palestino, o “jamasista”o de Hishbola”,? ¿como seran nuestras fronteras?, los palestinos lo saben? ¿ o
    seran numeros o años, 1948, 1967, 1973, etc?. ¿Los misiles que caen a diario, sabran a donde dirigirse, si a terreno israeli o al palestino, ?,
    O le sacaran el modelo a los colonos de los asentamientos, de meterse donde no deben?, .- Los dos van por caminos sinuosos, que en
    la proxima curva, pueden caer de un precipicio, sin saber en que lugar estan.-¿Habra que facilitarles una brujula, o un libro de
    “HISTORIA DE MEDIO ORIENTE”.-

Leave a comment

Your email address will not be published.


*