El escritor israelí pateó la religión judía

Yoram Kaniuk, el octogenario y famoso escritor israelí, se hartó del martirio que la intervención de grupos religiosos ortodoxos ocasiona a aquellos sectores del pueblo judío que no están dispuestos a continuar comportándose como fichas movidas según la ocurrencia del rabino de turno. Yoram Kaniuk pateó la religión judía justamente en el lugar más delicado: aquel que le da las riendas del dominio político del Estado Judío de Israel que cada día se pinta más fuerte con colores de una teocracia.

Kaniuk, nacido en Israel, fue uno de los heroicos combatientes en la guerra de la independencia y con los años se convirtió en un hito de la creación de la nueva literatura hebrea.  En el año 1958 conoce y se casa con Mirenda, americana de creencia católica. Del matrimonio nacen dos hijas quienes se alistaron al ejército como la mayoría de los israelíes (salvo árabes, exentos por cuestiones de seguridad, y judíos religiosos ultra-ortodoxos por conveniencia protegida en acuerdos políticos). Una de sus hijas, ya casada, se presentó en el Ministerio del Interior a registrar su hijo, nieto de Yoram Kaniuk. El registro de cada habitante de Israel demanda su calificación en el rubro Nacionalidad (con el significado de pertenencia a una nación y no de ciudadanía), aunque las únicas posibilidades están referidas a creencias religiosas: judío, musulmán, cristiano, druso, cherkeso, etc e incluye una categoría de “carente de religión”. La madre del niño, hija de Kaniuk y por maldición de Dios de su madre no judía, es considerada “cristiana” por el establishment religioso ultra-ortodoxo del partido Shas que controla este ministerio. Por lo tanto su hijo también debe ser considerado “cristiano”. Tras prolongadas discusiones la familia logra que el niño sea registrado bajo la categoría “carente de religión”.

Yoram Kaniuk, en represalia, se presentó ante los tribunales y demandó la modificación de su calificación en el rubro nacionalidad de la categoría “judío” a la categoría “israelí”, y si esta no existe, pues que sea “carente de religión”, al igual que su nieto. El juez, en instancia media, dio la razón al demandante y ordenó al Ministerio del Interior modificar de acuerdo el registro.

Con su prolongada trayectoria de desinteresada dedicación al servicio del desarrollo cultural y la seguridad de Israel, Yoram Kaniuk, en su acto, nos demuestra hoy  que no se necesita idolatrar ni arrodillarse frente a rabinos con intenciones de dominio político para sentirse un judío orgulloso de pertenecer a este pueblo. Es hora de poner punto final a ese aprovechamiento indiscriminado de parte del judaísmo religioso ortodoxo que no tiene la menor consideración en utilizar la religión, tan sagrada para aquellos verdaderos creyentes, como una herramienta básica del control político, económico e ideológico de este país.

Todos aquellos que aportamos a la existencia y fortalecimiento del país (no su insaciable apetito de conquista territorial alentada justamente por una amplia capa de rabinos), que contribuimos a su desarrollo con el trabajo, investigación, estudios y creación cultural, que observamos las leyes como se demanda de todo ciudadano, no necesitamos  cumplir ningún requisito escrito en la Torá ni del Corán ni de la Biblia, ni obedecer orden alguna de cualquier rabino, cadi o sacerdote para que seamos reconocidos como israelíes plenos.  La creencia religiosa es un derecho individual y una predisposición personal de cada uno y su cumplimiento debe restringirse a la casa de cada uno y la sinagoga, mezquita o iglesia.

Yoram Kaniuk nos abrió el camino. Si lo dejamos solo, Israel se convertirá rápidamente en una teocracia, por el mismo camino que transita la tan odiada Republica de Irán.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser  4-10-2011

Herzlya – Israel  http://daniel.kupervaser.com/blog/

1 Comment on El escritor israelí pateó la religión judía

  1. lidia ostrovsky // October 4, 2011 at 3:40 pm // Reply

    Que ISRAEL es una TEOCRACIA, no me cabe duda, .-Otra definicion no clara es “quien es JUDIO”, yo , parece que no .-
    Mis abuelos, todos judios, mis padres, judios, pero, ninguno estuvo bajo la “jupa”, mi padre ni mis tios ni mis hermanos, no recibieron el “brit mila”, yo jamas pise una sinagoga ni rece a nadie, mis padres se casaron solo por civil, no tenemos mezcla alguna de “goim”, nos educaron como judios, comemos guefilte fish,
    knishes y creplej, hablaron en idish, leyeron a sholem aleijem y el “idishe zaiting,”, leimos a Bashevi Singer, yo vivo en ISRAEL y toda mi familia,
    pero , no soy judia porque no tengo ni quiero tener relacion alguna con el rabinato.-
    Daniel, ¿soy judia , si no ¿que soy??- No creo en DIOS ni nada de lo improbable, me gusta la “Historia del Pueblo Judio”, la conozco,.-
    ¿QUIEN SOY?-. SOY SIONISTA ISRAELI, y me siento judia.-¿estoy en el camino correcto?.-
    La fiesta de PESAJ y la recordacion del “HOLOCAUSTO” me emocionan y me conmueven.- Pero soy una hereje.- lidia_ostrovsky@hotmail.com

Leave a comment

Your email address will not be published.


*