Y dale con la cabeza contra la pared

Tras una serie de transgresiones de una tregua anterior, en una situación muy similar a la actual, a fines del año 2008  Olmert se propuso dar una lección a Hamas por medio de una cruenta y masiva ofensiva militar con tres objetivos básicos: crear una calma fronteriza por largo tiempo, impedir el reequipamiento bélico de Hamas y liberar a Guilad Shalit. El operativo Plomo fundido gozó de un apoyo casi absoluto en la sociedad israelí pero, con el correr del tiempo, quedó demostrado que no fue más que un gran fiasco y no se logró ningún objetivo, fuera de la satisfacción general de causar enormes daños y penosas tragedias a la población de Gaza.

Con el comienzo de las hostilidades en ese momento, Netanyhau, entonces en la oposición al gobierno de Olmert, declaró: “Los ciudadanos de Israel no pueden depender de milagros. Ellos están pagando un precio cada día más caro por los errores de Olmert, Livni y ministros de Kadima. Ellos son los responsables que la tregua que le permitió a Hamas equiparse con armamento de alcance hasta Ashdod y Beer Sheva“.[1] Hacia el fin de dicho operativo militar y en plena campaña proselitista de las elecciones prevista en una semana más, Netanyhau aprovechó una visita en Ashkelon tras el impacto de un misil y declaró: “hay solo una medida que dejará sin efecto las amenazas y es desterrar a Hamas de Gaza. Un gobierno de mi partido Likud se empeñará en arrasar con el poder de Hamas[2].

Estas envalentonadas declaraciones de quien se proyecta como nuevo matón del barrio con pistolas desenfundadas fueron suficientes para que gran parte del electorado israelí se encandile de esos mensajes de alto contenido visceral político y le dieran a Netanyhau y a los socios naturales de su coalición una clara mayoría de votos y facilitara la constitución inmediata de un gobierno a su propia medida.

Haciendo valer aquel refrán que dice “lo que se ve aquí no se ve allá”, pareciera que a Netanyhau, sorpresivamente, se le trabaron los resortes militaristas y ante un persistente goteo de misiles de Gaza solo se conformó con represalias esporádicas y de tono muy bajo, hasta dar la impresión que más se trata de cumplir una obligación protocolar que una de sus promesas de seguridad más relevantes. No solo que cumplió, sino que durante casi 4 años  exigió de Hamas el estricto cumplimiento del acuerdo de la tregua. Sorpresivamente dio la apariencia de tranquilidad cuando quedaba claro, según informes de los servicios de seguridad, que Hamas estaba acumulando decenas de miles de misiles nuevos, incluyendo aquellos con alcance al centro del país y por supuesto la estratégica ciudad de Tel Aviv.

La desfachatez y audacia llevó a Hamas y otros grupos terroristas de Gaza que no escatiman en atacar civiles a lanzar una nueva ronda de ataques que ya no solo tiró por tierra con las viejas promesas de Netanyhau, ahora puso en peligro su posible reelección en los comicios previstos tan solo en 2 meses. Haciendo gala de sofisticadas artimañas el ejército de Israel asestó un duro golpe a la infraestructura de Hamas. La respuesta de Hamas no se hizo esperar y en estos días somos testigos de una peligrosa escalada con daños y victimas en ambos lados. Hamas demostró su capacidad de paralizar la actividad de millones de ciudadanos con sus misiles que esta vez alcanzaron Tel Aviv y Jerusalén. Teniendo en cuenta las serias críticas por las tragedias del operativo Plomo Fundido, en esta oportunidad el ejército israelí se dedicó, en un principio, a misiones que los medios definen quirúrgicas debido a su exactitud  para evitar daños colaterales. Lamentablemente con el correr de los días dejaron el bisturí de lado y como todo ejército pasaron al machete con los trágicos resultados que se pueden esperar.

También en esta oportunidad el operativo goza de un amplio apoyo popular.[3]  Enardecidos por el discurso oficial militarista, el pueblo demanda revancha, y de ser posible, la más cruel y sangrienta que se pueda. En su desesperación y sensación de impotencia frente a promesas incumplidas del gobierno, exigen profundizar aun más el operativo y pueden llevar a decir “Gaza debe ser arrasada, y borrada del mapa”[4]. Peor aún son las ideas de Gilad Sharon, hijo del ex Primer Ministro Ariel Sharon y quien se jacta de haber sugerido a su padre la idea de la desconexión de Gaza. “Debemos pasar la aplanadora por barrios enteros de Gaza. Debemos arrasar Gaza”[5]. A Roni Daniel, analista de seguridad del Canal 2 de TV de Israel “le falta el barrio Dajia de Beirut también en Gaza”.[6] Llama la atención la ignorancia de quienes proclaman a viva voz este tipo de planes. Ni siquiera se dan cuenta que de forma automática están legitimando la propuesta de Ahmedinajad de borrar del mapa a Israel.

Las escaramuzas continúan por una semana y en el campo de batalla no hay señales claras de un posible desenlace aunque los medios norteamericanos ya anticipan que la victoria, sobre todo política, es de Hamas.[7] En estos mismos momentos de escritura del presente artículo se está negociando una posible tregua. De no creer, aunque por medio de intermediarios, Netanyhau continúa negociando con Hamas y de esta manera lo fortalece mientras que no se cansa de humillar y meter zancadillas al pobre Mahamud Abbas, el líder pacifista de los palestinos.  

Es de suponer que el contenido de esta tregua, si se consigue, no diferirá mayormente de aquella que se arribó hace 4 años. De todas maneras, y como amenaza, Israel movilizó 75,000 reservistas que, junto a las fuerzas en servicio obligatorio, están esperando la orden de atacar Gaza vía terrestre.

Muy a pesar de Netanyhau y sus seguidores, tanto si se arriba a una tregua o Israel lanza su ataque terrestre, los analistas más serios y no vinculados políticamente afirman que la situación básica no puede sufrir grandes cambios. Según su opinión, sorpresivamente afirman que  la solución más apropiada para Israel es que Hamas se mantenga en el poder en Gaza.”A Israel no le conviene derrocar a Hamas pues vendrán otros mucho más extremistas”[8] “Para Efraim Halevy, inteligente exjefe del Mosad, a Israel y Hamas les conviene que Hamas mantenga el poder, por muy extraño que parezca”[9]

“El mundo árabe de hoy es muy distinto del mundo árabe de hasta 10 días atrás, y también Israel. Los árabes decidieron de forma determinante recuperar los derechos perdidos de los palestinos. Estamos convencidos de nuestra victoria sobre Israel. Nuestro objetivo es la destrucción total de Israel”[10] Probablemente el lector supondrá que se trata de una de las típicas arengas bélicas de los lideres de Hamas. Curiosamente se trata de la declaración del presidente de Egipto, país que durante los enfrentamientos armados con Israel nos causó mucho mayor daño y victimas humanas que todo Hamas desde su creación. Ese mismo liderazgo del país vecino a los pocos años se sentó a dialogar con sus pares Israelíes y desde hace varias décadas tenemos una frontera relativamente pacifica y un país vecino que es capaz de tomar en sus manos nuestra representación para negociar la tregua con Hamas. Eso sí, después que le devolvimos hasta el último centímetro cuadrado de los territorios conquistados en guerra.

El dialogo no necesariamente garantiza encontrar una solución pacifica y duradera a conflictos. Pero sin ese dialogo es imposible conseguirla. Si el público en Israel continúa esa atención casi sagrada a sus líderes con un discurso bélico y promesas idílicas, nadie se debe sorprender si periódicamente siente profundas frustraciones y se dé la cabeza contra la pared, así como ocurrió hace 4 años y probablemente ocurra en esta oportunidad.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel  20-11-2012  http://daniel.kupervaser.com/

 



[1]  Livni y Netanyhau: arrasar con el poder de Hamas en Gaza, Walla, 21-12-2008.

[2]  Netanyhau en Ashkelon: mi gobierno obrara para arrasar el poder de Hamas”, Maariv, 3-2-2009.

[3]  “Un 85% de los israelíes cree que la operación contra Hamas es una buena idea”, Iton Gadol, 19-11-2012

[4]  Comentario en el articulo “Franja de Gaza: ¿punta de lanza del “neo fundamentalismo” islámico?” de Moshe Rozen, Revista Horizonte, 17-11-2012

[5] “A decisive conclusion is necessary”, Gilad Sharon, Jerusalem Post, 11/8/2012

[6]  Walla, 19/11/2012. En búsqueda del líder de Hesbollah, el ejército de Israel demolió hasta los cimientos el barrio Dajia de Beirut durante la segunda guerra del Líbano en 2006.

[7]  “Los medios en EE.UU: Hamas triunfó en el enfrentamiento”, Ynet, 20-11-2012

[8]  Entrevista a Yitzhak Ilam, recientemente retirado de los servicios de seguridad de Israel con el cargo de Vice Director General.  Informe Semanal Canal 2 de TV, 16-11-2012.

[9]  Citado en “El interior de Hamas”, Javier Solana, El País, 18-11-2012.

[10] “Eshkol, dé la orden”, Ami Gluska, Editorial Ministerio de Defensa, Pág. 313.

1 Comment on Y dale con la cabeza contra la pared

  1. lidia ostrovsky // November 20, 2012 at 8:08 pm // Reply

    Con los hermanos musulmanes estamos seguros de la “hermandad con EGIPTO”, Volvamos a la PARTICION DE 1947,
    con ese acuerdo habra PAZ?,le entregamos EL GOLAN, EL OESTE DE JERUSALEM, ¿ALGO MAS?, y tendremos PAZ ETERNA,
    previo referendum ,claro, los nuevos vecinos nos amaran como nunca nos amo nadie.-Y todos los munsulmanes del mundo nos daran su bendicion.-Gritaran viva ISRAEL, Y REZARAN JUNTOS EN EL MURO DE LOS LAMENTOS.-
    No esta mal la idea, ¿verdad DANIEL?.-

Leave a comment

Your email address will not be published.


*