Al pirómano se le quemó el trasero

Desde enardecidas discusiones hasta violentos enfrentamientos acompañaron históricamente las campañas electorales de las diferentes corrientes dentro de  grupos religiosos judíos, cada uno identificado y movilizado a favor de un partido político. Las elecciones previstas para esta semana tampoco fueron una excepción, salvo un caso que conmovió todo el ambiente.

“La tensión entre prosélitos de los distintos partidos políticos sefaradíes ultra ortodoxos sorprende día a día. A primeras horas de este domingo en la ciudad de Or Yehuda fueron quemados libros religiosos escritos por el Rabino Yitzhak Yosef, el hijo de Ovadia Yosef,  Gran Rabino y líder espiritual del partido Shas. El Vice Intendente de la ciudad de Or Yehuda y representante del partido Shas, Uzi Aharon, encontró de casualidad los restos de los libros quemados y presentó una denuncia en la policía. Según la opinión de este funcionario, un activista del partido Coaj Lehashpia presidido por el Rabino Amnon Yitzhak quemó los libros en el marco del conflicto entre las dos agrupaciones políticas.”[1] En la misma nota periodística se informa que semanas atrás se quemaron libros del Rabino Haim Amsalem, líder de otro partido religiosos ultra ortodoxo que se opone a Shas.

Esta nota no tiene ninguna intención de ser incluida en la sección policial de los distintos medios judíos. No vale la pena. Mucho más importante es tratar de abrir los ojos y destapar los oídos del pueblo judío para que finalmente recapacite y compruebe que la sociedad israelí moderna transita por un trágico sendero que solo le puede pronosticar tragedias futuras. Da la impresión que la memoria del pueblo está condicionada por un tipo de software que amolda la importancia de los acontecimientos según la comodidad del liderazgo actual. Nadie mejor que la población de la ciudad de Or Yehuda y su Vice Intendente Uzi Aharon para demostrar el triste camino por el que nos movemos y que viene a corroborar aquello que quien siembra viento recoge tempestades.

“En una gran fogata que fue encendida por iniciativa de Uzi Aharon, Vice Intendente por el partido religioso ortodoxo Shas, se quemaron cientos de libros del “Nuevo Testamento”. El hecho ocurrió el  jueves de la semana pasada (13-5-08) en la explanada de la sinagoga del barrio Nevé Rabín en la ciudad de Or Yehuda. Junto con el abogado Uzi Aharon participaron también en la fogata cientos de alumnos de la escuela religiosa ortodoxa  Mijtav Elihau que festejaban alrededor de los libros en llamas.  Según el señor Aharon, la iniciativa tan especial surgió debido a la intensa actividad de las agrupaciones judías mesiánicas que creen en el nuevo testamento.[2] Por supuesto que no se tomó ninguna medida, ni judicial ni disciplinaria, y es de suponer que el intrépido Vice Intendente agregó unas cuantas medallas a su currículum, tan apreciado por la mayoría de población local.

Las comunidades judías y sus destacados intelectuales que tanto adulan al pueblo del libro y sin embargo no abren la boca ante quema de libros en mano de judíos en Israel no deberían sorprenderse si un buen día se les quema el trasero como vemos le ocurrió al Vice Intendente de Or Yehuda por su hazaña judía tres años y medio atrás.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya –  Israel  20-1-2013  http://daniel.kupervaser.com/

   

 

 

 



[1]  “Un momento antes de las elecciones se queman libros del hijo del Gran Rabino Yosef”, Walla, 20-1-2013

[2]  “Queman libros del “Nuevo Testamento” Avishai Ben Haim, Diario Maaariv 20-5-08, citado en  “La paja en la chispa ajena y no en la fogata propia”,  Daniel Kupervaser  http://daniel.kupervaser.com/2009/08/03/la-paja-en-la-chispa-ajena-y-no-en-la-fogata-propia/

 

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*