Dormir tranquilo bajo la cúpula

Toda guerra consagra héroes. El último operativo israelí en Gaza, Pilar Defensivo, también lo tuvo cuando coronó con ese título al sistema de defensa antimisil de corto y medio alcance “Cúpula de Hierro”. Una competencia en alabar a este equipo y sus diseñadores se desató apenas el Vocero de Ejercito anunciara el acuerdo de cese de fuego donde agregaba que “Cúpula de Hierro consiguió un altísimo grado de exactitud (84%) en sus intercepciones a cohetes disparados de Gaza”[1].

El Primer Ministro Netanyahu calificó al armamento como “un éxito significativo e impresionante”, mientras que para el Presidente Shimón Peres “ciudadanos de Israel se sienten hoy mucho más seguros gracias a la cúpula”. Obama, en su reciente visita a Israel, dedicó parte de su apreciado tiempo para alagar y tomar fotos junto a una representación del equipo que opera los sistemas. Tal vez la sensación más certera del impacto en la población de este nuevo medio de defensa la dio la página Walla cuando tituló su nota: “Se puede dormir tranquilo, Cúpula de Hierro entró en funciones”[2]

No es para menos. Ante las grandes posibilidades de una nueva y próxima confrontación con Hesbollah en el límite norte y Hamas en el sur, los altos mandos del ejército no escatiman todo esfuerzo en alertar sobre las calamitosas consecuencias posibles de esta eventual conflagración. “La tierra va a temblar, Hesbollah disparará misiles y tendremos que enfrentarnos con la caída en Israel de 1,200 de ellos por día.” afirmó el General Cobi Barak, Comandante de Logística del Ejército de Israel[3].

La cargada dosis de tranquilizantes que el liderazgo político de Israel trasmite a su población se vio seriamente afectada durante el último mes. Renombrados expertos en la materia, tanto israelíes como extranjeros, difundieron informes con fundados argumentos que ponen en tela de juicio el extraordinario éxito que el Ejército de Israel le adjudica a la efectividad de intercepción de cohetes del sistema Cúpula de Hierro.

Richard M Lloyd, destacado experto norteamericano en sistemas de intercepción de misiles, analizó los datos y filmaciones disponibles arribando a la conclusión que Cúpula de Hierro en el operativo Pilar de Defensa interceptó exitosamente cohetes lanzados por Hamas solo entre el 30% al 40% de los intentos. Esta posición también tomó en cuenta contradicciones entre diferentes fuentes de información. Frente a 58 fracasos de intercepción según el informe del vocero del ejército, la policía informó la caída de cohetes en 109 sitios diferentes. El Ministerio de Finanzas reconoció demandas por restitución de daños en 3,165 casos, un número inadmisible para el impacto de 58 cohetes de los tipos en uso por Hamas[4].

En la misma fuente se cita a Theodore A. Postol,  otro destacado experto en la materia e investigador del prestigioso instituto norteamericano MIT, quien afirma que “es muy difícil de ver cómo el sistema pudo interceptar cohetes en más del 5% al 10% de los intentos”. También se cita a Mordechai Shefer, experto israelí quien analizó un par de docenas de filmaciones donde se informa la intercepción de cohetes arribando a la conclusión que en todos los casos se fracasó.

El Ministerio de defensa de Israel no permaneció indiferente y respondió inmediata y enérgicamente. En un comunicado especial rechazó de plano estas infundadas teorías atribuyendo serias dudas a la confiabilidad de los argumentos de estos expertos[5].

Es muy probable que la población de Israel acepte automáticamente la sugerencia de Walla y continúe plácidamente durmiendo bajo su cúpula dejando  en el olvido una amarga experiencia de dos décadas atrás. Durante la primera Guerra del Golfo en el año 1991 Israel fue atacado con misiles Scud y en su defensa se movilizó unidades antimisiles Patriot del ejército norteamericano. Al finalizar la guerra el comando norteamericano alardeó con un 96% de intercepciones exitosas. Los métodos de análisis y el trabajo de Lloyd y Postol demostraron que no se interceptó ni un misil Scud. Lentamente y con retraso, el comando norteamericano se retractó[6].

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 1-4-2013 http://daniel.kupervaser.com/

 



[1]  “Entra en vigor el acuerdo de cese de fuego”, Comunicado del Vocero del Ejército de Israel, 21-12-2012.

[2]  “Se puede dormir tranquilo, cúpula de hierro entró en funciones” Walla, 21-11-2010.

[3]  “¿Cómo enfrentarse a la caída de 1,200 misiles por día?”, Walla, 29-3-2013

[4]  “Weapons experts raise doubts about Israeli’s antimissile system”, William J. Broad, New York Times, 20/3/2013. Véase también “¿Cuántos cohetes realmente interceptó Cúpula de Hierro?”, Reuben Pedetzur, Haaretz, 8-3-2013.

[5]  “Experto en contra del Ministerio de Defensa”, Reuben Pedetzur, Haaretz, 14-3-2013

[6]  William J. Broad, Idem.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*