Amigo decepciona a Pilar Rahola

 

Cuídate de tus amigos, que de mis enemigos me cuido yo (Refrán popular)

El pueblo judío, tanto en Israel como en la diáspora, tiene el privilegio de poder movilizar a dos prominentes intelectuales hispano parlantes para su defensa en las continuas batallas mediáticas. Marcos Aguinis, prestigioso escritor judío argentino y la renombrada periodista catalana Pilar Rahola dedican gran parte de su tiempo y pensamiento para movilizarse en apoyo de la causa sionista. La táctica predilecta de estos renombrados pensadores es exaltar los logros presentes e históricos del pueblo judío y del Estado de Israel a la par de una especial predilección por cargar en contra de ciertas desviaciones que claramente se manifiestan en las sociedades árabes musulmanas. La desigualdad de género y la discriminación de la mujer es una munición preferentemente disparada en una feroz crítica al fanatismo islámico y sus gobiernos.[1]

Sin tomar en cuenta la finalidad común de sus esfuerzos, a Pilar Rahola y Marcos Aguinis los une una relación de amistad y admiración mutua. Expresiones como “mi amigo Marcos Aguinis”, o “el gran amigo y extraordinario escritor Marcos Aguinis” o “Marcos Aguinis como siempre magnifico”, son parte de los elogios que se pueden encontrar en el blog y los artículos de Pilar Rahola.

Pese a esta conocida camaradería y afinidad de objetivos, da la impresión que en estos días Aguinis le jugó una mala pasada a Pilar Rahola.

El 7 de Abril pasado se llevó a cabo la elección destinada a instituir la próxima comisión directiva de AMIA, la poderosa mutual de la colectividad judía de Argentina. A diferencia de comicios anteriores, en esta oportunidad Marcos Aguinis se movilizó activa y públicamente a la campaña electoral de la lista “Amia es de Todos” liderada por el Rabino Sergio Bergman. Con la experiencia de los últimos 4 años de dirección religiosa ortodoxa en esa institución, Aguinis expuso argumentos muy claros  y precisos que lo motivaron en su tan significativo paso.

A sabiendas del pasado que “el patriarcado aun continua su rigor entre los ultra ortodoxos judíos”[2], a Aguinis le llegó el momento de poner el hombro para “que el próximo presidente de la AMIA no sea un ortodoxo, porque los ortodoxos tienen una cerrazón mental. Hay otras tres listas que son más laicas y que pueden consensuar una comisión directiva que integre a todas las partes y que la AMIA sea presidida por una persona laica y más abierta”[3].

A primera vista da la impresión que la conducta de Aguinis es propia de una persona realmente preocupada por una conducción discriminatoria y misógina. No podría ser de otra manera tras 4 años con una dirección que diferencia judíos entre “genuinos” y “no genuinos” y que según el Rabino Samuel Levin, su líder espiritual y político, “la mujer es una ama de casa y los hombres están para los negocios. No todas pueden estar en igualdad con los hombres, Es difícil que tengan la fuerza para manejar la comunidad”[4].

El resultado de las elecciones favoreció los proyectos de Aguines pues las “tres listas más laicas” obtuvieron en conjunto un 57,6% de los votos frente a un 42,4% del “Bloque Unido Religioso (BUR)”, la lista de los religiosos ortodoxos. Sin embargo, fue justamente la lista apoyada por Aguinis, “AMIA es de Todos”, quien de inmediato cruzó las líneas para plegarse a los religiosos ortodoxos. “Los Rabinos Sergio Bergman y Samuel Levin, referentes de los partidos “Amia es de Todos” y “BUR”, respectivamente, hablaron en Radio Jai y confirmaron que conformarán una coalición para componer una nueva comisión directiva de la mutual judía tras las elecciones del domingo”[5].

Ante una realidad donde Aguinis aparece como el respaldo público de una lista que llega a un acuerdo con quien se proyecta como un símbolo del Satán discriminatorio judío argentino, sería muy apropiado otorgar al accionar del conocido escritor el carácter de camuflaje con oscuras intenciones políticas. Ni siquiera tiene el derecho de argumentar sorpresa desde el momento que la misma lista “AMIA es de todos” liderada por el mismo Rabino Sergio Bergman fue quien le dio sustento al BUR para conducir AMIA durante los 4 años que precedieron las actuales elecciones.

Ante esta clara traición ideológica, sería interesante escuchar alguna consideración o critica de parte de su amiga Pilar Rahola, aunque nadie se debe sorprender si solamente somos testigos de un incomprensible silencio. En el pasado ya constatamos cómo sus anteojeras azules y blancas no le permiten captar a mujeres judías que las obligan a vestir burka tanto en Israel como en Canadá, no ver detenciones policiales de mujeres solo por rezar con Talit[6] en el muro de los lamentos, no abrir la boca por la separación de mujeres en líneas de ómnibus ni otras claras manifestaciones de discriminación de la mujer en Israel.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 17-4-2013 http://daniel.kupervaser.com/

 



[1]  “Mujer excluida … ¡qué desperdicio!”, Marcos Aguinis, La Nación, 7-8-209,  “La cárcel textil”, Pilar Rahola, La vanguardia, 10-3-2011

[2]  “Mujer Excluida”, Ídem.

[3]  “Elecciones AMIA: Aguinis, Kovadlof y Eliaschev participan del cierre de campaña AMIA es de Todos”, Iton Gadol, 5-4-2013

[4]  “La AMIA se alista para elegir su nueva conducción”, Perfil, 23-3-2013

[5]  “Bergman y Levin confirmaron una nueva alianza”, Radio Jai, 9-4-2013.

[6]  Talit: accesorio religioso judío en forma de chal utilizado en los servicios religiosos del judaísmo.

 

Leave a comment

Your email address will not be published.


*