Aduladores dañinos

Judíos de la diáspora y analistas internacionales continúan sin recibir una clara respuesta  del interrogante que representa la enigmática dicotomía entre repetidos y exitosos operativos y acciones militares y diplomáticas israelíes frente a sus persistentes y escandalosos fracasos en materia de Hasbara internacional (difusión de posiciones y argumentos oficiales).

En esta preocupante situación, medios de difusión acostumbrados a propagar posiciones oficiales israelíes reiteradamente  se aferran  a expertos o personalidades conocidas internacionalmente quienes asiduamente alistan su pluma en efusivos artículos o exposiciones favorables a Israel. En su desesperación, en muchos casos, estos medios no les importan o no toman en consideración serias contradicciones hipócritas de los autores, o en el peor de los casos, el uso de argumentos o posiciones que finalmente causan un serio daño a la imagen de Israel.

En varias ocasiones resalté los enormes perjuicios que Pilar Rahola causó en sus apasionados artículos en defensa de de Israel y las colectividades judías de la diáspora. En esta oportunidad nos centraremos en Daniel Pipes, renombrado analista político estadounidense especializado en terrorismo, islam y Medio Oriente, otra conocida estrella que brilla en defensa de Israel en las páginas de los medios de difusión judíos del mundo.

Los trágicos acontecimientos del último tiempo en Siria, especialmente la confirmación del uso de armas no convencionales por parte del gobierno en su enfrentamiento contra quienes lo quieren derrocar, nos dan la oportunidad de proyectar los nefastos aportes de este conocido adulador de Israel.

Hafez Assad, padre del actual presidente de Siria, Bashar Assad, tomó el mando de Siria en 1970 y de ese modo fundó la dinastía de la familia en el control del país. Con la muerte de Assad padre en 2000, Pipes le dedicó un articulo donde lo catalogó de “monstruo” y “déspota totalitario” que llevó a su país a “un trágico fracaso que hizo que millones sufrieran innecesariamente”[1].

Cuando comienzan las escaramuzas internas en Siria, en Mayo de 2011, Pipes sale de inmediato exigiendo la urgente destitución del Presidente sirio. Los motivos son muchos, aunque insiste en el principal “servir de aliado de referencia de Teherán”. Es interesante citar sus apreciaciones: “Mucho peor que el régimen de los Assad no será. Ha llegado la hora de sacar del poder a Bashar”[2].

A los pocos meses parece que la brújula ideológica de Pipes sufre sus primeras averías de modo que se comienza a percibir ciertos cambios bruscos en la dirección, por no decir un viraje de 180 grados. Ante una creciente demanda de una intervención norteamericana por la sangrienta represión del gobierno sirio con decenas de miles de víctimas mortales, Obama decide mantener su posición de neutralidad. Pese a una masiva crítica internacional, Pipes salió sorpresivamente en su defensa argumentando que “más vale lo malo conocido que otro régimen mas totalitario que oprima a su población, amenace a sus vecinos y brinde apoyo crucial a los mulás de Teherán. Yo soy partidario de la política norteamericana de no intervención”[3].

Hacia fines de 2012 Pipes ya da un vuelco total tirando por la borda el principio tradicional norteamericano de exigir democracias. Este distinguido analista se pregunta “¿un orden liberal y democrático tiene más posibilidades de emerger con ideólogos islamistas que se imponen en las urnas, o con dictadores avarientos sin ninguna agenda en concreto mas allá de su propia supervivencia y su poder?” La respuesta es tajante: “los islamistas son todavía peores que los dictadores”[4].

Las atrocidades que se cometen en Siria, con más de cien mil víctimas contadas llevaron a prácticamente todo el liderazgo de Israel a demandar una rápida intervención internacional alineada detrás de EE.UU. Sin embargo Pipes sigue y se reafirma en lo suyo. Ahora exige que “los gobiernos occidentales deben apoyar a la perversa dictadura de Bashar Assad”.  Inconcebiblemente, da la impresión que se deleita viendo como la masacre persiste. Ante la  continuidad de los enfrentamientos de ambos bandos llega a afirmar que “es mejor que ninguno de los dos bandos gane”[5]

Ahora que en estos días se confirma el uso de gas mortal por parte del ejército de Assad, sería conveniente que Pipes aclare su posición. Fuera de su inexplicable zigzagueo analítico, de no retractarse y persistir en su últimas posiciones, dará por explicito que el argumento de Israel como la única democracia en Medio Oriente carece de todo valor. La continuidad de sus sermones de gurú cobijados en páginas de medios judíos de la diáspora asestará un nuevo golpe mortal a la ya vapuleada Hasbara israelí.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel  24-8-2013  http://daniel.kupervaser.com/



[1] “El león de Siria era en realidad un monstruo”, D. Pipes, Web Daniel Pipes, 12-6-2000.

[2] “Es hora de sacar del poder a Assad”, D. Pipes, Web Daniel Pipes, 29-5-2011

[3]  “Siria: defensa de la inacción estadounidense”, D. Pipes, Web Daniel Pipes, 25-2-3012.

[4]  “Son preferibles dictadores a islamistas elegidos democráticamente”, D. Pipes,  Web Daniel Pipes, 23-12-2012

[5] “Apoyar a Assad”, D. Pipes, Web Daniel Pipes, 11-4-2013.

4 Comments on Aduladores dañinos

  1. Ines Olarra // August 25, 2013 at 3:25 am // Reply

    Parece un mundo de ciencia ficción si no fuese trágico,un abrazo Daniel,Inés

  2. No comentaré nada de la labor de hasbara de Ms. Rahola, más que nada por su labor más bien problemática de tertuliana para todo en los medios españoles.

    Respecto al vuelco del Sr. Pipes me parece que no ha sido el único, y que en todo caso parece prevalecer su visión del realpolitik.

    Hecho de menos críticas de similar contenido al gran guru y esperanza universal de la izquierda occidental, Mr. Obama, y mira que hay casos de “donde dije digo, digo diego”: guantánamo, drones, libertades de información, espionaje.
    Me parece un tanto recurrente y un tanto sesgado esa afán a la hora de desprestigiar la hasbara dicha oficial, sobre todo cuando los medios a los que se enfrenta, medios pro-palestinos y pro-árabes, no son decididamente unos dechados de objetividad, más bien de demonización.

    A mí esto me recuerda ese tipo de reflexiones a la querencia por posiciones de diálogo constructivas por parte israelí, digamos al estilo europeo pero sin estar en Europa y sin contertulios europeos, frente a “socios” que raramente se bajan de posiciones máximalistas.

    El hecho de querer ser europeos en un ambiente tan poco europeo no deja de ser un brindis al sol, sobre todo ahora que Europa, ante la crisis, no parece negociar a ese estilo europeo repleto de diálogo y comprensión mutua, y si no me creen pregunten a Grecia, Portugal, España e Italia.

    Y hablando de aduladores dañinos, esto me hace recordar la gloriosa entrevista de Ari Shavit a Abraham Burg en el Haaretz, ese incalificable e inefable trepa político israelí que devino en “renegado del sionismo” al verse frustradas sus ambiciones políticas. Me acuerdo en especial de su mención de la Unión Europea como el nuevo “Mesías” a seguir (imagino que gran medida por sus muy materiales negocios con algunas de las instituciones europeas y por su adquisición de la nacionalidad francesa para estar más próximo al “Mesías revelado políticamente correcto”).

    Imagino que no hace falta comentar sus singulares previsiones mesiánicas.

  3. Ángel Catena // August 26, 2013 at 6:15 pm // Reply

    Cuando se emplea la táctica de construir al enemigo vale cualquier giro, por inesperado e insospechado que pueda parecer.
    Gracias por seguir informando de manera fidedigna.

  4. ¿Construir al enemigo? Oh sí, Dios mío, ya se me había olvidado que no existen enemigos, rivales, contrincantes, etcétera, solamente hay “socios” con visiones diferentes que se pueden armonizar convenientemente, y hasta el final de los tiempos, para satisfacción de todos.

    Y la manera fidedigna de informar es decir que no existen problemas familiares, matrimoniales, laborales, sociales, políticas, culturales cuya solución se convierta en harto problemática porque “ese diálogo entre socios” en gran número de veces no tiene resultados satisfactorios porque los intereses son demasiados contrapuestos, y me gustaría reseñar que esos intereses contrapuestos solo son un ejercicio del libre albedrío de cada cual, o si prefieren razones antropológicas, ahí está la historia humana y la visión de W.Benjamin del ángel de la historia.

    Así pues, seamos fidedignos y neguemos la realidad que nos impida vivir perpetuamente entre “socios” (la visión progresista del fin de la historia). A fin de cuentas, la realidad, la historia y la antropología son reaccionarias.

    Hay que ver el tiempo que perdió Karl Marx estudiando “científicamente” el capitalismo de su época y sus contradicciones cuando sus descendientes actuales ya han descubierto las ventajas de ignorar la realidad y basar su sociedad utópica en los anuncios de Bennetton (todos jóvenes, guapos e interraciales)

Leave a comment

Your email address will not be published.


*