Relaciones Gaza – Israel: Clichés vs Realidad

 

Relaciones Gaza  – Israel: Clichés vs Realidad

Amira Hass 13/07/2014 Haaretz

Cuando Giora Eiland, General retirado y uno de los planificadores de la desconexión de 2005, afirma que Gaza es un país que nos está atacando, tiene la intención de eliminar el contexto real de esta escalada de violencia.

Gaza es un país independiente. No lo es. Gaza y Cisjordania son una sola unidad territorial, que consta de dos partes. Las decisiones internacionales han determinado que en estas dos partes se erigirá un estado. Dos partes, con población palestina, todavía bajo la ocupación israelí. Gaza y Cisjordania tienen  un prefijo telefónico internacional 970, prefijo separado que no es más que un gesto hueco de los Acuerdos de Oslo. El sistema telefónico palestino es una  ramificación del israelí. Cuando los servicios de seguridad de Israel se comunican a una casa de Gaza para informar que la van a volar por los aires, no necesita marcar el prefijo 970.

Con mucha astucia colonialista y con habilidad del viejo Partido Mapai, Sharon sacó a los colonos de Gaza. Por medio del uso de un sistema de control distinto, él  trató de desconectarlo completamente de Cisjordania. El control efectivo del mar, el aire, las fronteras y anchas franja a lo largo de sus bordes permanecieron en manos de Israel. Y por cierto, Hamas y Fatah, impulsados por intereses sectarios  contribuyeron mucho a la desconexión entre las dos partes. Hamas con su propaganda reforzó la ilusión de la “independencia” de Gaza.

Israel todavía controla el registro de la población de la Franja de Gaza y Cisjordania. Todo recién nacido palestino de Gaza y Cisjordania debe registrarse en el Ministerio del Interior de Israel (a través de DCO, oficina de contacto del ejército israelí), para que a la edad de 16 puedan obtener el documento de identidad, que es válido sólo si Israel lo confirmó. Los documentos de identificación también están escritos en hebreo. ¿Has oído hablar de un estado independiente cuyos residentes deben registrarse en el país “vecino” (es decir, el conquistador y atacante) o de otra manera carecerían de documentos de identificación, es decir serian inexistentes?

Cuando los expertos como Giora Eiland, los arquitectos de la desconexión de 2005, determinan que Gaza es un país independiente que nos está atacando, en realidad quieren borrar todos los contextos reales que esta sangrienta escalada de violencia. Trabajo fácil. De todos modos los israelíes borraron de su memoria estas vinculaciones.

Autodefensa. Ambas partes (Hamas e Israel) declaran que sus ataques son en defensa propia. Sabemos que la guerra es la continuación de la política por otros medios. La política de Israel es muy clara (salvo para aquellos que se alimentan de los medios israelíes) en su objetivo de desvincular aun mas a Gaza, sabotear toda posibilidad de unidad palestina, y de esa manera desviar la atención de la continua colonización de Cisjordania. Y Hamas? Él quiere fortalecer su posición como un movimiento de resistencia, después de los golpes recibidos como partido gobernante. Tal vez piensa imponer un cambio en la estrategia de la dirección palestina hacia la ocupación israelí. Tal vez él quiere despertar al mundo (y los estados árabes) de su letargo.

Y, sin embargo, con el debido respeto a Carl von Clausewitz, el razonamiento lógico no es una explicación suficiente. No hay que olvidar la competencia machista, fálica, quien lo tiene más grande, largo y llega lejos. Los niños juegan  con sus juguetes y nos acostumbramos a llamarlo política.

Israel se contuvo. ¿Por dónde empezar para calcular la tolerancia? ¿Por qué no  de los pescadores que la marina israelí ataca hiriendo y a veces matando pese a que en los acuerdos de 2012 se habló del ensanchamiento de la zona de pesca? ¿Por qué no de los agricultores y recolectores de basura en cercanías del muro de separación, que no tienen otra posibilidad de subsistencia y los soldados abren fuego contra ellos, hiriendo y matando? ¿O demolición de casas palestinas supuestamente por razones administrativas en Cisjordania y Jerusalén? ¿Será que no denominamos a todo esto contención sólo porque en esos casos los medios de comunicación israelíes los ignoran con la arrogancia del  poderoso? ¿Por qué la moderación palestina no va a contar de Mandis Nauara y de Mohammed Abu Daher (q.e.p.d., o en hebreo Z”L) que los soldados israelíes mataron en el puesto de control Ofer”? “Contención” es otro término que borra  los vínculos y fortalece el sentimiento de victimización de la cuarta potencia militar del mundo.

Israel provee de agua, electricidad, alimentos y medicinas a Gaza. No lo hace. Israel vende 120 megavatios de electricidad a precio de mercado, menos de un tercio de la demanda. El pago se compensa de los impuestos que Israel recauda en aduana de las mercancías que pasan por sus puertos con destino final  en los territorios ocupados. Comida y medicinas son comprados por comerciantes palestinos a precio de mercado y entran a Gaza a través de los cruces controlados por Israel. En 2012 el valor de los productos israelíes comprados por Gaza contabilizaron 1,3 mil millones de Shekels (370 millones de dólares). De esta manera Gaza es también un mercado cautivo de Israel. Con respecto al agua: Israel impuso a Gaza un sistema autárquico, es decir, se deben conformar con las lluvias y la perforación de pozos para obtener aguas subterráneas. Israel, que impone cuotas de agua a los palestinos, no permite que compartan con Gaza las fuentes de agua de Cisjordania. Por lo tanto, el exceso de demanda provoca una extracción exagerada. Como consecuencia, el agua de mar se filtra en la napas de aguas subterráneas como así también aguas residuales. 95% del agua de Gaza no es potable. Debido a acuerdos anteriores, Israel le vende a  Gaza cerca de 5 millones de metros cúbicos de agua (una gota en un océano).

Objetivos legítimos. Casas de activistas jerarcas o de niveles inferiores de Hamas fueron bombardeadas – con o sin hijos – y el ejército de Israel aduce que son objetivos legítimos. ¡Hola! ¿Hay algún hogar judío en Israel que no conviva un  oficial con participación en la planificación de apertura de fuego y ataques, o un soldado que disparó o llegará el momento que disparará a un palestino?

El uso de civiles como escudos humanos. Si no me equivoco, el Ministerio de Defensa se encuentra en el corazón de Tel Aviv. Incluso la fosa de control del alto mando militar se encuentra allí. ¿No? Y ¿qué pasa en el cruce Glilot? ¿Y el comando de los servicios secretos en Jerusalén, pegado a un barrio conocido? ¿Y cuán distante de población civil esta la fábrica textil de Dimona? ¿Por qué a ellos les está prohibido lo que nosotros nos permitimos? ¿Sólo porque ellos no tienen la capacidad machista para bombardear estos lugares?

Traducción: Daniel Kupervaser 

http://daniel.kupervaser.com/

 

1 Comment on Relaciones Gaza – Israel: Clichés vs Realidad

  1. Ines Olarra // July 15, 2014 at 3:26 pm // Reply

    Exelente!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Leave a comment

Your email address will not be published.


*