Planeamos disuadir, terminamos disuadidos

Según el mejor folclore israelí, la conquista de una pollera, verídica o no, es motivo que impulsa a los hombres a salir corriendo de inmediato para contar y alardear ante los “muchachos”. Pareciera que algunos altos oficiales del ejército israelí se contagiaron de una conducta similar cuando se presentaron a rendir cuentas del operativo Margen Protector con motivo de la primera tregua por 72 horas pactada con Hamas.

“Aun antes de finalizar las batallas ya se llevan a cabo los interrogatorios para otorgar medallas por actos heroicos”[1]. El Coronel Ghassan Alian, Comandante de la Brigada Golani, gritó “triunfamos” ostentando una terminante victoria en un reportaje apenas iniciada la tregua[2]. El comandante de la zona sur, General Shlomo Turgeman, intentó trasmitir seguridad y tranquilidad a los habitantes de las aldeas bombardeadas de la región que se vieron en la necesidad de correr a refugiarse en el norte: “Pueden volver tranquilos a sus casas[3].

El más original y poético fue sin duda el Teniente General Gantz, Comandante del Estado Mayor del Ejército cuando declaró: “Sentimos el cálido verano, el otoño esta en puerta. La lluvia lavará el polvo de los tanques. Los campos volverán a su verde. El “sur de las anemonas” el rojo de las flores y la estabilidad retornarán aquí por muchos años más”. Este casi poema lo justificó asegurando que “desmantelamos posibilidades estratégica de Hamas en misiles, túneles, comando y desarrollo de material bélico. Hamas recibió un gran golpe”[4].

La apertura del operativo Margen Protector como respuesta a provocaciones de Hamas (justificadas o no – acto que merece ser analizado) arrinconó a Netanyahu entre dos opciones tácticas: arrodillar a Hamas apoyándose en la tradicional disuasión israelí que incluye un masivo bombardeo a distancia (artillería y/o fuerza aérea), o adherirse a la posición de los halcones de su coalición que demandaban arrasar Gaza hasta hacer desaparecer el último integrante de Hamas. Como es sabido, junto con su Ministro de Defensa, Netanyahu optó por la alternativa primera.

Pasaron los días y Hamas no respondía con los previstos reflejos pavlovianos a las bombas israelíes. Tampoco se asustaron de los consejos de conocidos comentaristas de TV, en su mayoría generales retirados, que proponían incrementar masivamente la dosis de explosivos lanzados sobre Gaza. Todo lo contrario. Las crecientes bajas israelíes, en comparación a operativos del pasado, envalentonaron aún más a Hamas.

La presión internacional llevó a ambas partes a aceptar una tregua humanitaria de 72 horas durante la cual se negociaría en Egipto y bajo su patrocinio una tregua permanente. Israel se presentó demandando el desmantelamiento total del armamento ofensivo de Hamas como resultado de su derrota en el campo de batalla. Bajo esa condición estaría dispuesto a negociar cierta flexibilidad en el bloqueo de Gaza.

Hamas, de su parte, retornó a las condiciones tal como fueron presentadas desde el primer día de combate: Dar fin al bloqueo con la apertura del paso de Rafah a Egipto, puerto marítimo, puesta en funcionamiento de aeropuerto, liberación de presos del acuerdo Shalit recapturados por Israel y garantía de pago de sueldos por parte de la Autoridad Palestina a personal administrativo en Gaza. 

Como era de esperar, las negociaciones durante esa primera tregua no avanzaron un milímetro. Dadas las promesas del comando militar y de conocidos analistas-generales en retiro, expertos en la materia, Hamas sorprendió a la población cuando  informó que ante la falta de acuerdo reanudaría el lanzamiento de misiles a Israel una vez terminada la tregua. Y Hamas cumplió. El “goteo” de lanzamientos de misiles se renovó, principalmente sobre las poblaciones cercanas a Gaza.

Este acto puso en ridículo al gobierno y especialmente a toda la cúpula militar que tanto prometió con peroratas de victoria. En una nueva declaración, el general Gantz promete por enésima vez “no permitiremos que el goteo de misiles continúe”[5]. Este repetido discurso desmoralizó totalmente a las poblaciones limítrofes bajo continuos ataques. En un acto que no se puede interpretar de otra manera más que rebelión civil, gran parte de ellos decidieron particularmente evacuar nuevamente sus hogares[6].

Ahora la situación está clara. Después de 63 de nuestros soldados caídos en combate, después de casi mil víctimas inocentes y una masiva destrucción de viviendas en Gaza, tristemente debemos reconocer que retornamos a foja cero. Hamas no tiene lo que perder, y por lo tanto, la disuasión no es efectiva. “Según fuente de alto nivel del Ministerio de Defensa Israelí, da la impresión que no se consiguió disuadir a Hamas”[7].  

Esto no es toda la verdad. En realidad enfrentamos un momento mucho más delicado.

En estos días se dio a conocer los detalles de una crítica reunión del gabinete de seguridad. Durante el operativo Margen Protector, y ante la insistencia de ciertos ministros que exigían “ir hasta el final”, la cúpula militar presentó un posible escenario con las consecuencias de llevar adelante un plan de conquista militar de Gaza[8].

La impresión general fue una imagen catastrófica. Si bien la conquista militar de Gaza podría tomar solo unos meses, serían necesarios varios años para limpiarla de terroristas y material bélico. Este operativo causaría decenas de miles de palestinos y cientos de soldados israelíes muertos. Israel se tendría que hacer cargo de todos los servicios civiles de Gaza con un costo de muchos miles de millones de dólares. Entre otras consecuencias, el alto mando militar evalúa que en esa situación los acuerdos de paz con Egipto y Jordania serian cancelados.

Netanyahu elevó a votación la propuesta de los halcones y esta fue rechazada por amplia mayoría. El gabinete quedó disuadido de sus planes de conquistar Gaza.

La conclusión es muy clara. Con la fuerza, armamento sofisticado y nuestros mejores estrategas no logramos disuadir a Hamas, en tanto que estos, con morteros de hace más de medio siglo, túneles cavados a pala, misiles de construcción casera, pero con mucho aguante, firmeza y astucia lograron disuadirnos[9].

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya, Israel 11/8/2014  http://daniel.kupervaser.com/blog/

 [1] “Se otorgan medallas al heroísmo en Margen Protector”,  Walla, 7/8/14

[2] “Suplemento semanal de Israel Hayom”, 8-8-14

[3] “Comandante del Sur: Pueden volver tranquilos a sus casas”, Ynet, 5/8/14

[4]  “El Comandante en Jefe del ejército prometió a los habitantes”, Ynet, 8/8/14

[5] “Gantz a los habitantes limítrofes con Gaza”, Walla 10/8/14

[6] “Rebelión en los residentes limítrofes con Gaza”, Ynet, 10/8/14

[7] “Con la reanudación de los bombardeos”, Carmela Menashe, Radio Israel B, 8/8/14

[8] “El escenario que se presentó a los ministros”, Haaretz, 5/8/14

[9] Serias críticas al operativo Margen Protector se pueden leer en: “Volvimos a foja cero. ¿Puede ser que los combatientes murieron por nada?”, Parlamentario Eitan Cabel, Ynet, 10/8/14. “Ejército chico y no inteligente”, Michael Bar Zoar, Ynet, 9/8/14. “Otra victoria como esta”, Uri Ben Yosef, Ynet, 6-8-14.

7 Comments on Planeamos disuadir, terminamos disuadidos

  1. Ángel Catena // August 11, 2014 at 12:49 pm // Reply

    Y así ¿hasta cuándo?

  2. Lidia Ostrovsky // August 11, 2014 at 1:27 pm // Reply

    ESTAMOS EN FOJA 0, O BAJO 0, CON MAS DE 60 MUERTOS, PERO CON LA PALBRA DE hashem, o de eloeynu, o de algun otro rezo, no se arregla este entuerto, se estan equivocando y el pueblo calla.-

  3. Virginia de la Mota // August 11, 2014 at 2:25 pm // Reply

    Egipto no es un buen mediador, no es imparcial, no cumple realmente su misión. Qué se podia esperar entonces?

  4. Ines Olarra // August 11, 2014 at 3:10 pm // Reply

    Gracias por la información Daniel, Inés

  5. Ines Olarra // August 11, 2014 at 3:12 pm // Reply

    Gracias por mantenernos informados Daniel,Inés

  6. Daniel Gelbert // August 11, 2014 at 9:15 pm // Reply

    Puede alguien creer que evitando cualquier dialogo,construyendo en los territorios,culpando automaticamente a Hamas de todo,bombardeando a mansalva,provocando manifestaciones en Europa y Usa,gritando antisemitismo,agregando videos sobre barbaridades musulmanas en las redes sociales,y tildando de ignorante a cualquier critico finalmente el mundo se dara cuenta que Israel es el primer frente en la guerra de civilizaciones? Nuestro Primer Ministro lo cree.Con esa vision llego a una situacion sin salida.

  7. Me apasionó tu texto, y me apasiona poder mirar de este modo a la realidad israelí, desde dentro a través de tus ojos. Gracias.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*