La izquierda se rinde

 

En estos días se cumplen dos décadas desde que la izquierda israelí quedó huérfana de líderes carismáticos, visionarios y capaces de movilizar una mayoría popular que permita poner fin al alocado proceso de colonización de Cisjordania arribando a una solución pacifica y de compromiso con los palestinos. Quienes debieron cumplir la función, Shimon Peres y Ehud Barak, prefirieron traicionar los principios de su partido Avoda para cruzar las líneas y conformarse con puestos ministeriales en gobiernos de derecha y de esa manera convertirse en adornos políticos de esa incontrolable colonización.

La Profesora Eva Illouz afirma que “El movimiento colonizador judío en Cisjordania, que rechaza el orden legal y gran parte de sus líderes sostienen el principio de la supremacía étnica y religiosa judía, hoy en día se ha convertido en el centro político de Israel”. Posteriormente se pregunta “¿Dónde estaba la izquierda cuando colonos judíos se robaron el proyecto sionista?”[1]

Esta acefalia ideológica de la izquierda israelí encontró una alternativa parcial, esporádica y sobre todo sin ningún peso político significativo, en boca de algunos intelectuales, especialmente renombrados escritores como Amos Oz, David Groisman, A. B. Yoshua y Meir Shalev.

En su tiempo A. B. Yoshua pensaba que, “la discusión ideológica de hoy es entre aquellos que afirman que no hay Israel sino según la Tora, y entre aquellos que sostienen que no hay Israel sino en base a la nacionalidad judía. La controversia se centra en unos miles de kilómetros cuadrados de territorio de Cisjordania. La solución, al final de todo, es la institución de dos estados para los dos pueblos”[2].

En estos días publicó un artículo cuyo primer párrafo es una voz de alerta a todos los judíos del mundo preocupados por el destino de Israel. “Quien conoce la situación actual en Cisjordania – construcción de redes de rutas, colonias, asentamientos, polígonos industriales y agrícolas, para judíos y palestinos – entiende claramente que el estado binacional es un hecho consumado”[3]  

Pero un lector con agudeza de percepción no debe confundirse. Pese a que A. B. Yoshua se considera “un soldado activo y fiel del movimiento por la paz desde hace más de 47 años”, esa frase es solo la introducción a una evidente rendición y marcha atrás. Da la impresión que también él se contagió de esa rara bacteria que atacó el liderazgo tradicional de la izquierda debilitando su inmunidad ideológica para acercarse a ese cómodo consenso popular del centro.

Solo fue necesario un par de semanas para que el pueblo judío se informe del repentino giro ideológico de uno de sus más destacados intelectuales. En un reciente comentario a un artículo, A.B. Yoshua afirma que “se debe entender que un estado binacional no va a terminar con el sionismo y es una solución mucho mejor que la conquista y dominación. Un estado binacional todavía es preferible a la eterna conquista maligna con una falsa promesa de un fin”[4].

La inocencia política de A. B. Yoshua lo hace suponer que desde el momento que se anexe definitivamente Cisjordania a Israel y se reconozca la existencia de un estado binacional, la histeria de algunos es inadmisible pues, “al respecto ya se prepararon varios planes razonables”.

Solo un infantilismo político puede imaginar que en “esos planes razonables”, Benet, Liberman, los extremistas del Likud y las hordas judías de los colonos repentinamente se conviertan en adalides de un estado democrático aboliendo definitivamente el apartheid y discriminación de más de dos millones y medio de palestinos para convertirlos en ciudadanos plenos del nuevo Estado de Israel.

¿Será posible que A. B. Yoshua esté convencido que Shmuel Eliahu, el afamado rabino que predica un judaísmo racista y tiempo atrás fue ovacionado por la dirección comunitaria judía de Argentina[5], repentinamente dé un giro ideológico aceptando la inclusión social y la igualdad a ciudadanos de la etnia palestina?.

La idea ilusa que se pueda diferenciar claramente entre conquista y opresión de palestinos en Cisjordania frente a un estado binacional, no es más que una excusa de A-B- Yoshua para justificar su acercamiento al cálido hogar del consenso racista judío.

Lamentablemente, la incomodidad de la lucha en el desierto político de la oposición se ha convertido en la democracia judía en un argumento mucho más fuerte que la esperanza del empeño sin descanso. Así continuaremos siendo testigos de históricas infidelidades ideológicas.

Ojala me equivoque.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 9-10-2014    http://daniel.kupervaser.com/



[1]  “¿Donde estaba la izquierda cuando colonos judíos se robaron el proyecto sionista?”, Eva Illouz, Diario Haaretz, 26-9-2014.

[2] Conferencia de A. B. Yoshua en el Majon Jaabotinsky, 1-5-2013

[3]  “También los palestinos son culpables”, A.B. Yoshua, Diario Haaretz, 23-9-2014.

[4]  “Basta con temores del estado binacional”, A. B. Yoshua, Haaretz, 7-10-2014

[5] Judíos honran la discriminación”, Daniel Kupervaser, http://daniel.kupervaser.com/2013/10/10/judios-argentinos-honran-la-discriminacion/

 

3 Comments on La izquierda se rinde

  1. Lidia Ostrovsky // October 9, 2014 at 12:12 pm // Reply

    ¿Que es un estado binacional?, UN ESTADO JUDIO CON PALESTINOS ISRAELIES,?, hizando la bandera Israeli, festejando rosh h shana y pesaj, y hablando hebreo?, si ellos estan de acuerdo, adelante con los faroles….
    Desaparece PALESTINA, y nace EL GRAN ISRAEL. a las dos margenes del Jordan, las ovejas al establo. eL PROBLEMA “MEDIO ORIENTE”ha finalizado, los ortodoxos al gobierno, ha triunfado la democracia.-

  2. Daniel Gelbert // October 9, 2014 at 10:24 pm // Reply

    Donde estaba la izquierda? No estaba,no existe izquierda israeli como no existe mayoria secular,este bien podria ser un tema para Eva Illouz.La izquierda real hoy es Okupa Wall Street,mientras aqui vimos como Yair Lapid usufructuo la protesta social y 2 de los lideres de dicha protesta terminaron en el Laborismo.La critica a los privilegios en la Compañia de Electricidad o en el Puerto de Ashdod proviene de los privatizadores de derecha.La izquierda dijo algo sobre que los kibutzim recibieron tierras pero las aldeas drusas o beduinas no? La mayoria de la poblacion israeli no es laica,es mas bien tradicionalista liberal que no es lo mismo.Cuando los formadores de opinion invocan a la mayoria secular estan caminando sobre una nube
    La verdad que para los grandes cambios que precisa este pais no hay pueblo detras.Tal vez ese futuro estado apartheid sucumba ante la presion mundial,pero yo creo que los palestinos deben iniciar una protesta pacifica tipo desobediencia civil.

  3. Inés Olarra // October 10, 2014 at 7:19 pm // Reply

    De acuerdo con Daniel Gelbert, ,gracias,un abrazo,Inés

Leave a comment

Your email address will not be published.


*