La farsa de Obama

El ritual de la colonización civil judía en Cisjordania responde a un estricto protocolo ceremonial que se repite sucesivamente.

a- Obedeciendo a presiones de colonos, el gobierno israelí autoriza un plan de construcción de nuevas viviendas para judíos en la región.

b. La oposición y el grupo pacifista israelí “Paz Ahora” culpan al gobierno de sabotear las posibilidades o conversaciones de paz.

c. Los palestinos acusan a Israel de cometer un delito de guerra.

d. El gobierno de Washington declara su malestar por esa decisión ilegitima cuyo único propósito es erigir un obstáculo para el proceso de paz.

e. En término de una semana el tema pasa al olvido del mundo.

f. Aplanadoras y cemento israelí se vuelcan sobre otras miles de hectáreas de tierras palestinas incrementando masivamente su población judía.

En estos días somos testigos de su enésima versión.

a. “El Ministerio de Viviendas y la Administración Central de Tierras de Israel dieron ayer a publicidad una licitación para la construcción de 450 viviendas nuevas en Cisjordania” (Walla, 30-1-15).

b. “Stav Shapir, parlamentaria de Avodá, acusó al gobierno de volcar millones en colonias aisladas de Cisjordania en vez de desarrollar el norte y sur de Israel” (Radio Tzahal 31-1-15). “Yariv Ophenaimer, Secretario General de Paz Ahora, atacó las circunstancias del anuncio asegurando que se trata de una maniobra sucia antes de las elecciones y que el gobierno trata de aprovechar cada minuto para consumar hechos que impidan toda solución política” (Walla 31-1-15).

c. “Hanan Ashrawi, conocida parlamentaria palestina declaró que nuevamente los derechos palestinos son pisoteados al servicio de elecciones en Israel. En el mismo tono otro jerarca palestino, Vasel Abbu Yusuf, aseguró que se trata de un delito de guerra que obligará a la Corte Penal Internacional (CPI) a enfrentar el tema de las colonias judías en Cisjordania” (Walla, 31-1-15).

d. “John Earnst, vocero de la Casa Blanca, atacó ayer el programa de construcción de viviendas en Cisjordania. EE.UU expresa su profunda preocupación por los programas de Israel, de los cuales se desprende nuevas licitaciones para la construcción de más colonias en tierras palestinas, acto que afecta los esfuerzos de paz. Jean Saki, vocera de la cancillería estadounidense, expresó que la posición de EE.UU al respecto es clara. Nosotros sostenemos que la construcción de colonias judías de Cisjordania es ilegal” (Walla, 31-1-15).

Bajo las relaciones de fuerzas existentes en la región, no cabe duda que a la oposición israelí, los movimientos pacifistas y a los palestinos no les quedan alternativas más que el grito y la protesta. Muy diferente es la situación de la administración de Washington.

Para cualquier ciudadano del mundo resulta incomprensible que Obama, considerando a Israel en sus palabras un delincuente que lleva a cabo actos ilegítimos de usurpación de tierras ajenas, solo se permita balbuceantes llamados de atención sin ningún tipo de reacción adecuada a la magnitud de tal transgresión israelí de normas internacionales.  Pero la realidad es mucho más comprometedora con el Presidente de EE.UU y revela claramente un comportamiento hipócrita.

No solo que esos actos ilegítimos del gobierno de Israel no impiden consolidar la eternidad de una ayuda económica directa de volúmenes anuales billonarios, sino que el mismo gobierno del país del norte continúa otorgando millonarios beneficios impositivos a donaciones privadas estadounidenses destinadas a la ampliación de las colonias judías en Cisjordania[1].

La continuidad de esta contradicción, junto a la difusión de la creciente preponderancia e interferencia de millonarios judíos en la política estadounidense, lamentablemente fortalece y populariza una percepción universal que se trata de un vil comportamiento de sirviente de Israel basada en buenas razones políticas color verde. Pese a proyectar enojo con Netanyahu, la farsa de Obama continúa.

Es muy difícil desvincular este argumento, esa inexplicable relación preferencial hacia el Estado Judío, de los motivos principales para que la creciente aversión y desprecio hacia Israel y los judíos se propague tanto los últimos tiempos.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 31-1-2015  http://daniel.kupervaser.com/

 

[1] “Tax Excempt Funds Aid Settlements in West Bank, Rina Castelnuovo, The New York Times 5-7-2010 – “Los impuestos de Obama apoyan el florecimiento de las colonias judías en Cisjordania”, Haaretz, 14-12-2009

4 Comments on La farsa de Obama

  1. Lidia Ostrovsky // January 31, 2015 at 6:38 pm // Reply

    Siento verguenza, y los fanaticos se llenan la boca que ISRAEL LES DA LUZ Y AGUA Y OTRAS COSAS A LOS PALESTINOS, !QUE SOLIDARIOS!!! a cambio de ocupar toda Cisjordania,ESTO ULTIMO NO LO DICEN, si esto no es ocupacion, conquista apoderamiento, entonces ¿como se llama?, el resurgimiento del antisemitismo no es gratis.-Es antiisraelismo.-

  2. Lidia Ostrovsky // January 31, 2015 at 6:43 pm // Reply

    LE LLAMAN SEGURIDAD, seguridad de ocupacion descontrolada, apderamiento por la fuerza de un pais fuerte sobre otro con menores capacidades de defensa.-

  3. Lidia Ostrovsky // January 31, 2015 at 6:48 pm // Reply

    Obama no puede ir contra el LOBY JUDIO NORTEAMERICANO, PROPULSOR Y SOSTEN DE ESTE ATROPELLO. es su propio futuro, es su proxima presidencia.-.-

  4. Inés Olarra // January 31, 2015 at 11:28 pm // Reply

    De acuerdo totalmemte con Lidia y el poder del Loby Judío Norteamericano que comete este atropello,Inés

Leave a comment

Your email address will not be published.


*