315.360 nuevos tontos en Israel

El “milagro económico israelí”, del cual tanto se jactan numerosos voceros, fue capaz de abarrotar todos los mercados con la mejor calidad de productos en abundancia. Solo uno escasea: “la vergüenza”.

Moshe Kajalon se marchó del Likud dando un portazo en el año 2012. Disgustado con las políticas de Netanyahu, decidió tomarse un paréntesis en su actividad política, aunque los trascendidos afirmaban que su programa incluía la creación de una nueva corriente política para competir con el Likud.

Este proyecto se convierte en realidad en las últimas elecciones de Marzo de 2015, dos meses atrás.  Su partido “Kulanu” (todos nosotros) se propuso combatir todas aquellas injusticias económicas y sociales motivadas por un ordenamiento institucional dirigido a favorecer a unos pocos magnates.

En su plataforma política Kulanu declaró: “Nosotros sentimos que este no es el estado y la sociedad que queríamos. Monopolios en nuestras riquezas naturales causaron un desmoronamiento en nuestras expectativas. El estado ya no está de nuestro lado. En Israel de 2015 hay una concentración que no permite competencia verdadera en los mercados. Monopolios, carteles, grupos económicos que dominan decenas de empresas líderes, comercian entre sí por volúmenes incalculables. Nosotros estamos en contra de monopolios, en contra de carteles, en contra de grupos económicos que impiden la competencia y suben los precios”[1]

Con grandes perspectivas de convertirse en Ministro de Finanzas de cualquier gobierno que resulte de la última elección, con unos días de antelación, Kajalon fue entrevistado en televisión por el Canal 2. Un tema fue centro de la entrevista: el posible monopolio sobre las cuantiosas reservas de gas descubiertas en Israel, temática que es de directa incumbencia de su proyectada función futura.

Teniendo en cuenta su amistad personal con uno de los socios de ese probable monopolio (Kobi Maimon), y sobre la base de la posibilidad que miles de billones de dólares pasen a manos de este grupo interesante y no llegue a los bolsillos de sus verdaderos dueños (ciudadanos de Israel), los periodistas demandaron de Kajalon una respuesta clara. En esa oportunidad, tan solo 4 meses atrás, respondió: “Todo monopolio debe ser desarmado. Monopolio es un mal enfermizo. No importa si es gas, telefonía celular, bancos, alimentos o empresa estatal. Yo me ocuparé de eso”.  En la misma oportunidad y con referencia a la presencia de su amigo Maimon afirmó: “No hay ningún vínculo con quien tiene o no tiene. Y yo no sé lo que tiene y no tiene. Eso no interesa en este asunto. Directamente no es relevante. Todo monopolio hay que desarmarlo”[2].

Hoy, tan solo una semana después de su asunción como Ministro de Finanzas en el gobierno de Netanyahu, Kajalon demostró que abandonó el Likud, pero no pudo liberarse de esa bacteria de la estafa política que el líder de Likud contaminó a su partido. El activismo de Netanyahu tratando de evitar o minimizar la imposición de barreras o limitaciones en beneficio de las actividades del monopolio de gas en Israel trajo como consecuencia la renuncia inmediata e indeclinable del Profesor  David Gilo, Regulador Oficial de la Competencia en Israel.

Ante la nueva y candente situación creada, los ojos esperanzados en un salvaguarda de los intereses públicos se dirigieron sobre el Ministro de Finanzas. En una escueta nota difundida por el vocero del Ministerio de Finanzas se anunció que “Kajalon no podrá ocuparse de desarmar el monopolio del gas debido a sus relaciones personales con Kobi Maimon, uno de los dueños del pozo de gas Tamar. Kajalon transfirió la prerrogativa a Netanyahu”[3].

Una rápida traición política al mejor estilo netanyahno. Maimon y sus socios seguramente deben estar festejando

Dos meses atrás, 315.360 ciudadanos de Israel confiaron en las promesas de Kajalon y lo encumbraron como Ministro de Finanzas. Hoy, Kajalon los llevó a engrosar la fila de nuevos tontos en Israel. Vergüenza no hay.

Ojala me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 27-5-15  http://daniel.kupervaser.com/

[1]  “Plataforma política del Partido Kulanu”, Pagina Web Oficial del partido Kulanu.

[2]  “El zigzagueo del Ministro de Finanzas: No me ocuparé del mercado del gas”, Canal 2 TV, 26-5-15

[3]  “El zigzagueo del Ministro de Finanzas: No me ocuparé del mercado del gas”, Canal 2 TV, 26-5-15

2 Comments on 315.360 nuevos tontos en Israel

  1. lidia ostrovsky // September 23, 2017 at 6:36 pm // Reply

    Esto pasa en todo el mundo y en todos los ámbitos. La ley del mas fuerte, el capita versus el cooperativismo o el colectivismo. Desde niña, mi padre anarquista, me decía que el poder, las riquezas deben estar en manos de los trabajadores,.Alos 80 años lo estoy esperando, pero con otra óptica.El egoísmo del ser humano esta en el medio.Un pensamiento:si yo solo dueño, y el resto, mis subordinados,yo gano mas plata,para que quiero socios?,.Yo soy el jefe y ellos, trabajan para mi.-El gas es del pueblo, pero hay algunos que son mas “pueblo que otros”

  2. lidia.ostrovsky // September 23, 2017 at 6:46 pm // Reply

    EN EL MUNDO,¿CUANTOS SISTEMAS COLECTIVOS, COOPERATIVOS hay, en donde todos son iguales,y no hay uno mas igual que otro?.lei que hay uno solo uno, en medio de EUROPA una pequeña parcela de campo, y sus habitantes son todos iguales, no hay una mas que otro.Dije bien;uno solo-

Leave a comment

Your email address will not be published.


*