Bibi estruja y la sociedad judía impasible

 

Enzo Traverso se quedó a mitad de camino.

Para el historiador italiano los judíos han cambiado su relación con el mundo para convertirse en un componente más de la tendencia general. Mientras que en el pasado fueron parte del foco principal del pensamiento crítico del mundo occidental, en los tiempos modernos el judaísmo se ha vuelto conservador[1].

Para lograr una visión más acertada del pueblo judío en el siglo XXI, especialmente de su componente israelí, al profundo y meticuloso análisis de Traverso le faltaría agregar un nuevo y problemático carácter: ser un pueblo sumiso y maleable a los discursos de sus líderes.

Pese a que el “Señor Seguridad” cumple la función de Primer Ministro y el país dispone de 115 ojivas nucleares (según el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de EE.UU), la sociedad israelí está sufriendo un serio cimbronazo en su sensación de seguridad a raíz de la ola de ataques de adolecentes palestinos armados con cuchillos y tijeras.  Ésta fue la mejor oportunidad para que el gobierno israelí logre hacer pasar desapercibido un alarmante informe que pone de relieve la profundización permanente de las brechas sociales en Israel.

La Oficina Nacional de Estadísticas de Israel publicó en estos días un reporte del año 2014 con información del aspecto habitacional de la población del país. En el pasado, la misma oficina dio a conocer datos paralelos para el año 1995[2].

Si se toma en cuenta las poblaciones en ambos extremos se llega rápidamente a la conclusión que entre 1995 y 2014 el número total de unidades familiares en Israel se incrementó en aproximadamente 785 mil. De ellas solo un 55% logró concretar el sueño de toda familia israelí de acceder a vivienda propia. El dramatismo de este dato se hace más evidente si se tiene en cuenta que según el censo de 1995 ya el 73% del total de unidades familiares era dueños de su morada.  

No en vano el problema de la vivienda se convirtió en el centro de la discusión política en las últimas elecciones. Como es de público conocimiento, la gran impasibilidad de la sociedad israelí provocó que una considerable mayoría otorgue nuevamente un gran espaldarazo a Netanyahu. Una clara muestra de la facilidad  con que un político hábil puede manipular a esta sociedad.

Durante el periodo de 19 años entre 1996 y 2014 se puede afirmar claramente que Netanyahu fue el mayor responsable de las políticas económicas en Israel, Durante sus cuatro cadencias como Primer Ministro, mas la de Ministro de Finanzas al lado de Sharon, le dieron la oportunidad de llevar adelante sus famosas revoluciones económicas cuyos resultados se pueden palpar hoy: Israel es uno de los países más injustos y con los peores índices de equidad distributiva en occidente.

Su predilección por favorecer a los grandes magnates a cuenta de quien vive del trabajo no falló y continúa reflejándose en toda la información disponible. En el mismo período en cuestión (1995 – 2014), el ingreso nacional per cápita en Israel creció en total un 40% en términos reales.  Un logro digno de alarde en comparación con información paralela de  economías similares o más desarrolladas.

Lo que esconden los discursos oficiales es que durante el mismo periodo los salarios de quienes viven del trabajo solo se incrementaron un 18% en términos reales. Su traducción práctica es que Netanyahu no cumplió con la obligación democrática de todo líder de mantener el equilibrio distributivo entre las distintas capas sociales. Como ejemplo se puede calcular sobre las bases de esas estadísticas que solo en el año 2014 exprimió a cada asalariado por un importe cercano a los 7 mil dólares (14 mil dólares para una familia de dos asalariados) para ser transferidos a sus camaradas los magnates.

Referido a los proyectos de apoyar a jóvenes carentes de recursos suficientes para concretar el sueño de vivienda propia, vale la pena detallar un plan para hipnotizar a la población ingenua y por ese camino evitar que capte el desvío de riqueza nacional.

En la ciudad de Raanana se programó la construcción de 240 viviendas en tierras de propiedad estatal (Barrio Neve Uzi). El proyecto se adjudicó a una empresa que se comprometió a erigir el proyecto con el objetivo de alquilar 64 de ellas durante 25 años a jóvenes de Raanana por un importe subsidiado en un 25% del precio de mercado. El resto de las unidades la empresa, como cualquier otro inversor particular en vivienda, las puede alquilar por 25 años a precios de mercado a su criterio. Al fin del periodo la empresa quedará libre de actuar con la propiedad de las 240 viviendas (alquilarlas o venderlas a precio de mercado).

El subsidio total prometido a las parejas jóvenes durante 25 años a cuenta de la empresa se puede estimar en unos 5,2 millones de dólares.  “A los efectos de convencer a la empresa que lleve adelante el proyecto” y bajo el jocoso nombre de “Revolución en vivienda en alquiler”, el gobierno le concedió un descuento especial en la compra del terreno por el valor de 40 millones de dólares[3]. Difícilmente se le pueda encontrar al proyecto otra consigna más apropiada que “cesión de riqueza nacional a idiotez o corrupción armada” con la población cerrando los ojos y tapándose los oídos.

Las políticas de Netanyahu adecuan lentamente la mentalidad de la población a ser súbditos o plebeyos que ante los abusos de poder agachan la cabeza sin protestar dejando que la autoridad le pisotee sus derechos.

La mayoría de la sociedad israelí se está convirtiendo lentamente en un rebaño de ovejas sumisas que el pastor las está acostumbrando a morar a la intemperie para  sobrevivir solamente con media ración diaria.

Ojala me equivoque.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel  24/11/2015  http://daniel.kupervaser.com/

[1] “El final de la modernidad judía: historia de un giro conservador”, Enzo Traverso, FCE, Buenos Aires 2014.

[2]  Oficina Nacional de Estadísticas de Israel, La vivienda en Israel año 2014, 18-11-2015, Censo de Población y Vivienda 1995.

[3]  ” Comenzó la revolución en vivienda en alquiler”, Ministerio de Vivienda de Israel, 2-1-2013

1 Comment on Bibi estruja y la sociedad judía impasible

  1. Inés Olarra // November 28, 2015 at 6:23 pm // Reply

    DESGRACIADAMENTE CON LOS ATAQUES A PARIS PROFUNDAS AMENAZAS Y DEMAS ES MUY DIFICIL QUE EN ESTE MOMENTO

    ALGUIEN ALCE LA VOZ CONTRA NETAHAJU Y LA POLITICA ISLAELITA

    A SINO LO HACEN LOS PROPIOS ISRAELITAS,UN ABRAZO DANIEL,INES

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Bibi estruja y la sociedad judía impasible - La Voz Judía

Leave a comment

Your email address will not be published.


*