La izquierda traicionera

No. Esta nota no trata de la proliferación de síntomas calificados últimamente como antisemitas en el laborismo inglés. Se analiza la conducta del partido Avoda de Israel que pretende representar ideologías liberales comúnmente denominadas de izquierda.

Zeev Shternhal, reconocido experto internacional en el estudio del fascismo, profesor emérito de la Universidad de Jerusalén, Premio Israel en Ciencias Políticas y últimamente miembro de la Academia Americana de Ciencias, es muy tajante en su apreciación. “Israel está, peligrosamente, al borde del fascismo. Estamos en pleno proceso de desgaste de valores liberales básicos sobre los cuales se asienta nuestra sociedad. Los grupos que controlan el poder tratan de deslegitimar la izquierda y todo quien sostenga que la conquista territorial, colonización y dominación por la fuerza de otro pueblo, se convirtieron en la base sólida del sionismo moderno. Por lo tanto, valores universales y derechos universales son, para ellos, el enemigo de la Nación”[1].

En este marco, el refrán “dime con quién andas…”  es un claro testimonio que acentúa ese desventurado camino que ha tomado Israel. La cálida recepción y encuentros de los últimos días de ministros y otros altos funcionarios israelíes con Heins Christian Strache de Austria y Jair Bolsonaro de Brasil, destacados representantes de agrupaciones extremistas, xenófobas y con fuerte tinte racista que linda con el nazismo, señalaron claramente el lado moral e ideológico al que pertenece la mayoría del judaísmo de Israel. En el día de la independencia Bibi agregó la última perlita: propuso renovar los desfiles militares. La imagen se va ultimando.

Fuera de esporádicos y muy cortos periodos con gobiernos liderados por Avoda (Rabin 1992-95 y Barak 1999-2001), se puede afirmar que la imagen que describe Shternhal es el resultado de 4 décadas de gobierno liderado por el Likud. La mayoría de los analistas coinciden que el futuro no promete cambios significativos y que a la derecha en Israel le queda mucho hilo en el carretel.

Intelectuales y líderes del pensamiento de izquierda se desvelan por años en encontrar la estrategia y fórmula que permita el retorno de la izquierda a la conducción del país.

Zeev Shternhal deja claro los motivos del éxito de derecha en comparación a los fracasos de la izquierda. “Frente al centro-izquierda que subestima la ideología y por lo tanto siempre se hunde más y más en la decadencia y desesperación, la derecha tiene y se aferra a principios muy firmes”[2]

Aluf Ben, Director de Redacción del diario Haaretz, sostiene que no se debe renunciar al esfuerzo político con el argumento que el público es tonto, racista y encantado con Netanyahu. Todo lo contrario, “para cambiar la situación la izquierda debería aprender de la derecha y consolidar un apoyo interno a sus posiciones”[3].

Ury Avnery, muy original como siempre, trata de convencer que la única posibilidad de desalojar la derecha del poder es formar una coalición de la izquierda judía con partidos que representan árabes israelíes, un 21% de la población, hasta hoy discriminados políticamente de todo gobierno israelí[4].

Tani Goldshtein es partidario que la izquierda movilice generales retirados para convencer a la mayoría de la población que la conquista territorial y colonización de Cisjordania son más peligrosas que un Estado Palestino independiente[5].

Todos estos mensajes fueron dirigidos a la única dirección que podría levantar la bandera y movilizar la izquierda israelí: Yitzhak Herzog, líder máximo del partido Avoda. El comienzo fue prometedor. Un año atrás, en plenas negociaciones de armado de la coalición gubernamental, Herzog declaró: “Yo aclaro, el Campo Sionista (Avoda) no está dispuesto a convertirse en una pieza de juego en la carrera de destrucción de Israel que corren Bennet y Bibi”[6].

Pero Herzog, al igual que sus antecesores partidarios, Mitzna, Ben Eliezer y Amir Peretz, sufre del síndrome del alacrán de la fábula con la rana que tanto se preocuparon Shimon Peres y Ehud Barak de contagiar al laborismo israelí. “No tienen alternativa” y la traición a los principios ideológicos del partido para trocarlos por altos puestos políticos personales y presupuestos se convirtieron “en su naturaleza” que no se puede cambiar.

Tras muchos titubeos, desmentidos y escapatorias, finalmente Herzog reconoció hoy las negociaciones con Bibi para entrar al gobierno bajo, más o menos, las mismas condiciones que en el pasado convirtieron a Avoda en un perfecto escudo y camuflaje para que la extrema derecha continúe segura y protegida con la conquista y colonización.

El movimiento de incorporación de Avoda al gobierno de Bibi es considerado políticamente ridículo, al tal punto que Herzog se ha convertido en un hazmerreír en la mayoría de los medios. Para Yosi Verter de Haaretz, Herzog quiere conducir el proceso de paz con los palestinos, pero de Bibi solo podrá recibir un timón de juguete[7]. Según Amnon Abramovich del Canal 2, la calle ya le asignó a Herzog el apodo de coccinelle (transexual) político[8].  

Probablemente, Meir Margalit, miembro del parlamento israelí por el partido Avoda, sea el más preciso en expresar el verdadero desenlace de la propuesta de Herzog. La muerte política y definitiva del partido Avoda. Eso lo expresó en la tumba que publicó en su Facebook.

Tumba partido Avoda

La tumba del Partido Avoda

      Nació en 1919. Murió en 2016    

El camino del fascismo del gobierno israelí es un fiel reflejo de las aspiraciones mayoritarias del pueblo judío en Israel y la diáspora. Es el resultado de la rápida acumulación de un inmenso potencial militar y de una incondicional disposición de apoyo servil de las administraciones estadounidenses.

Bajo estas circunstancias, para las próximas generaciones no se vislumbra ninguna posibilidad que el pueblo judío pueda virar de su nefasto rumbo. Todo esto podría cambiar solo si sus amigos (no sus enemigos), principalmente EE. UU, un buen día le hacen sentir palpablemente al pueblo judío que tiemblan las bases de la existencia de Israel.

Ojalá me equivoque.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 14-5-2016 http://daniel.kupervaser.com/     

[1]  “¿Is Israel inching closer to fascism?” Entrevista a Zeev Shternhal, Al Monitor, 10-5-16.

[2] “Frente a la izquierda, la derecha tiene principios, Zeev Shternhal, Haaretz, 18-3-16

[3] “Izquierdistas, no se entusiasmen con BDS”, Aluf Ben, Haaretz, 28-4-16

[4] “Nosotros y ellos”, Uri Avnery, Gush Shalom, 30-4-16

[5] “Los generales y la seguridad son los caminos adecuados de la izquierda”, Tani Goldshtein, Mekomit, 11-3-15

[6] Noticiero Canal 10 TV, Israel, 26-3-15.

[7]Herzog solo podrá recibir de Bibi un timón de juguete”, Yosi Verter, Haaretz, 11.5.16

[8] “Abramovich sobre Herzog: elecciones no se ganan con coccinelle”, NRG, 23-3-16

7 Comments on La izquierda traicionera

  1. Una mirada sesgada de la realidad

  2. Daniel Gelbert // May 14, 2016 at 4:18 pm // Reply

    la tactica thacheriana de mantenerse firme contra viento y marea esperando que los opositores se peleen entre ellos le ha dado magnificos resultados a Netanyhau.

  3. Daniel Gelbert // May 14, 2016 at 4:31 pm // Reply

    Pero creo que no es que la izquierda subestime lo ideologico,sino que no encuentra un proyecto de pais donde el publico tenga sus necesidades materiales y espirituales satisfechas.Quien puede competir con un gobernante que consigue el petroleo barato,la construccion florece,(y la construccion junto con el turismo son las dos industrias mas redistributivas que hay),la bolsa de fiesta,la guerra en Siria ni la sentimos y con un poco de cinismo se puede decir que te ahorra gastar en el diario.Ese es el verdadero problema de la “oposicion”.

  4. Daniel Gelbert // May 14, 2016 at 4:39 pm // Reply

    Un error que reiteramos quienes criticamos los aspectos morales de cierta politica,es pendar que todos tenemos la misma moral.No se si Kant tenia razon cuando decia que hay en el hombre una innata tendencia al mal,pero creo que a veces exponer ciertas maniobras fraudulentas o abusos reiterados provoca mas admiracion que rechazo.El fascismo es un virus que distingue razas,genero,religion,estados.etc

  5. Daniel Gelbert // May 14, 2016 at 4:40 pm // Reply

    Que no distingue.

  6. ASHER FROHLICH // May 16, 2016 at 7:12 am // Reply

    Querido Daniel: el analisis expuesto es solo una enumeracion de hechos dispersos y desconectados pero no hay en el algun analisis de los procesos y las posibles causas que conecten unos con los otros.En el mundo todo la izquierda esta desorientada,rechazada e impotente y Israel no es una excepcion.El fracaso de las revoluciones y las ideologias han creado una apatia y desilucion pero,por otra parte,la crisis sistemica del capitalismo y el resurgimiento del fazismo,las derechas y amenazas belicas causan inquietud y temores del futuro.Israel es parte de este escenario, agravado aun por el auge del antisemitismo y el islamismo en todos lados

  7. iNES OLARRA // May 18, 2016 at 6:39 am // Reply

    SI PARECE QUE LA JUSTICIA Y LA IZQIERDA NO ESTÁN AHORA DE MODA,OJALÁ PASE,
    UN ABRAZO,DANIEL

Leave a comment

Your email address will not be published.


*