Presagio

 

El 9 de abril pasado escribí en mi artículo “Había jueces en Jerusalén”:

“Por el momento, el Ministro de Defensa hace frente con mucha valentía a esos ataques. Recientemente declaró que “los líderes de las mafias no decidirán las ordenes de cuando los soldados deben abrir fuego en el ejército, sino solamente lo hará el Jefe del Estado Mayor”. Probablemente Yaalon logre este objetivo, pero lo que es mucho más evidente es que desde ya puede ver como terminada su carrera política dentro del Likud. Esas mismas mafias se encargarán por darle una patada política en su trasero”. 

En estos días Netanyahu le señalo la puerta y hoy Yaalon no tuvo más remedio que renunciar.

Daniel Kupervaser

Herzlia, Israel 20/5/2016 http://daniel.kupervaser.com/    

Leave a comment

Your email address will not be published.


*