ALUCINÓGENOS EN VEZ DE SEGURIDAD

Con mucha razón, la horrorosa imagen de víctimas inocentes de actos terroristas palestinos de los últimos días causó una inmensa conmoción en la sociedad israelí. Es muy comprensible ese sentimiento generalizado de rabia y dolor frente al sangriento asesinato de una niña de 13 años que reposaba tranquilamente en su habitación, o de un padre de familia con 10 hijos que transitaba plácidamente por la ruta.

Lo que sorprende, y en cierta medida causa no menos estupor, es el consentimiento generalizado con el cual esa misma sociedad recibió las medidas adoptadas por el gobierno como respuesta y represalia por estos atentados[1].

Obedeciendo a un generalizado clamor popular de venganza, perversidad y sadismo político, el gobierno recicló una serie de medidas cuyo objetivo principal es causar sufrimiento a la población palestina. Este ingenioso paquete de medidas del gobierno liderado por Mister Seguridad, no solo no aporta ni un ápice de tranquilidad y protección, tampoco se fija como objetivo eliminar los motivos básicos de la rebelión palestina. Todo lo contrario, se convierte en un nuevo catalizador de más odio a la conquista y opresión y, en base a la experiencia del pasado, más actos terroristas en el futuro.

Avi Issacharoff, el destacado y veterano experto de la sociedad palestina se pregunta “¿Que se puede hacer para prevenir la renovada escalada de violencia palestina?”. Su respuesta es figurativa pero muy categórica “Cerrar Facebook y deportar terroristas a Gaza no podrán evitar los próximos ataques terroristas”[2]. En tanto y en cuanto Israel mantiene la población palestina de Cisjordania sometida a un Apartheid sin derechos civiles básicos y carentes de un horizonte político prometedor, la respuesta violenta es una consecuencia casi inevitable, y hasta comprensible, aunque criticable, para amplios sectores de sociedades del mundo.

Sin lugar a dudas, la represalia de ampliar la construcción judía en Cisjordania es la base más sólida sobre el cual ya se puede escribir el guion de los futuros acontecimientos en Israel: nuevas y más frecuentes olas de ataques terroristas palestinos.

Lo que más llama la atención es el apoyo masivo y ciego a las medidas del gobierno de Netanyahu por parte de la población judía de Israel y de gran parte de las diásporas judías.

Lamentablemente, la degeneración de los valores básicos del pueblo judío lo llevó a perder en su camino esa maravillosa carga de principios humanos universales, su visión crítica de la realidad y la polémica y controversia como elementos básicos de la construcción de un orden social. Hoy, o se está con la troica Netanyahu, Liberman y Bennet o automáticamente se es catalogado como zurdo judeófobo.

El pueblo judío, bajo la conducción de esa troica, cada día se parece más a una secta fundamentalista que se mantiene unida gracias a su adicción a alucinógenos políticos, tal como es el significado práctico de la última serie de medidas del gobierno israelí.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 4-7-2016 http://daniel.kupervaser.com/

[1] Un extenso detalle de medidas propuestas se puede ver en “El gobierno israelí define nuevas medidas frente a la escalada de terror”, Iton Gadol, 3-7-16

[2] “Cerrar Facebook y deportar terroristas a Gaza no podrán evitar los próximos ataques terroristas”, Walla, 2-7-16

1 Comment on ALUCINÓGENOS EN VEZ DE SEGURIDAD

  1. lidia ostrovsky // July 4, 2016 at 11:09 pm // Reply

    No se puede hablar de PAZ Y ENTENDIMIENTO,cuando las dos partes no son candidatos ni interesados en la solución del problema, parece que las muertes de inocentes fuera un juego de niños

Leave a comment

Your email address will not be published.


*