EL APARTHEID SE AFINCA EN ISRAEL

Dentro de límites internacionalmente reconocidos de Israel (línea verde) prevalece un orden altamente democrático, y hasta la fecha no había síntomas evidentes de un sistema apartheid generalizado y oficializado. Sin que sea correcto definirlo como tal, no se puede dejar pasar por alto las marcadas manifestaciones de marginación y discriminación hacia los ciudadanos no judíos que constituyen un 25% de la población.

Por el contrario, en territorios de Cisjordania, bajo dominio de la bota y metralla israelí, se impuso un sistema de apartheid basado en una dualidad legal que trata diferentemente a la población según su pertenencia étnica. Colonos judíos gozan de leyes israelíes civiles, el ejército como su sirviente y libertad de acción casi sin límites. La vida del palestino del lugar se rige por leyes militares, sin derechos civiles básicos y gran parte de su vida expuesto a ocurrencias del soldado u oficial israelí que se interpuso ocasionalmente en su camino.

La sociedad israelí se dejó convencer inocentemente que la valla de separación dejaría a israelíes acá, mientras que el apartheid y palestinos permanecerían allá. Craso error. Según lo confirmó el General Aizenkot, Jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel, diariamente se filtran ilegalmente a Israel más de 50 mil palestinos[1], aparte de otras decenas de miles más que, con autorización oficial, ingresan día a día. Paralelamente el Gobierno y legisladores de la coalición comienzan a proponer normas legales que en la práctica significan oficializar un sistema legal de Apartheid dentro de la línea verde.

El primer intento lo constituyó el proyecto de imponer al sistema legal la condición de Israel como Estado Judío con aberrantes secuelas racistas tales que hasta Pilar Rahola, una ferviente aduladora de Israel, lo consideró “una ruina moral”[2]. Así como ese proyecto de fines de 2014 fue catalogado “El apartheid salta la valla”[3], hoy sin dudas ya se puede afirmar “El apartheid se afinca y crece en Israel”.

Gasen Munier, es ciudadano israelí de conducta normativa, árabe cristiano y residente de la ciudad Ramla. Con su título de M.A. se dedica a la comercialización de equipamiento médico durante los últimos 18 años. A principios de 2014 le llamó la atención la difusión de una foto en un post de Facebook donde un cura de su credo, al lado de un ministro israelí, promovía el alistamiento de jóvenes árabes cristianos al ejercito de Israel.

Conmovido por el mensaje, reprodujo en su Facebook el mencionado post con el siguiente agregado: “Por la libertad de opinión y transparencia: esas personas, cuyos nombres y fotos de los “honorables” aparecen citados, ellos son quienes quieren alistar a sus hijos en contra de vuestro pueblo. Guárdenlo y recuérdenlo”[4].

Por ese insólito motivo, Mounir fue citado e interrogado en la policía para finalmente ser acusado de “amenazas” y enviado a prisión domiciliaria por 5 días. La intervención de una ONG de defensa de DD. HH demostró a la policía que se trata de un disparate político, típico de un comisariato de pensamientos, sin ninguna base legal, y, por lo tanto, se vieron en la necesidad de liberarlo y cerrar la causa.

Pero en Israel de hoy nadie puede pensar que semejante “humillación” a la policía, y menos aún en boca de un árabe, puede quedar así. Para eso el gobierno y parlamentarios de Netanyahu se movilizan de inmediato.

En un operativo relámpago, miembros de la coalición gobernante de Israel promulgaron una nueva ley que pena con prisión de hasta 7 años a todo quien presione o instigue contra quienes se quieran movilizar como voluntarios al ejército de Israel. “La ley está destinada, oficialmente, a evitar presiones a todo soldado que se alista como voluntario en el ejército de Israel, aunque su principal promotor, el parlamentario del Likud Yoav Kish, aclaró que la iniciativa estaba destinada a enfrentar las presiones dirigidas hacia los soldados árabes cristianos”[5].

Como se sabe, la gran mayoría de los grupos religiosos ultra ortodoxos de Israel manifiestan una clara oposición al alistamiento en el ejército, conducta que la manifiestan periódica y muchas veces violentamente. La falta de una definición clara junto al temor a que la nueva ley sea aplicada en contra de sus jóvenes, representantes de estos partidos manifestaron su oposición a la iniciativa de Yoav Kish, lo que en la práctica significaba la caída del proyecto.

En el marco del proceso de degeneración del judaísmo moderno, el parlamento del Estado Judío promulgó esta ley bajo la condición que solo sea aplicable a los árabes, en tanto los grupos ultra ortodoxos quedaron exentos de su rigor[6]. Una parte muy importante del liderazgo religioso judío no tiene el menor problema en aferrarse a principios racistas para obtener beneficios sectoriales. Ese es el judaísmo moderno de Israel.

No fue necesario dejar pasar mucho tiempo para cerciorarse que se trata de una ley que crea las bases de dos sistemas jurídicos paralelos según la pertenencia étnica del culpado. En una típica manifestación ultra ortodoxa en contra del alistamiento de estos jóvenes religiosos al ejército de Israel, numerosas familias de la ciudad de Beit Shemesh colgaron llamativos carteles en sus balcones con la consigna “YO NO ME ALISTO EN EL EJERCITO DEL EXTERMINIO”[7].

Ultra ortodoxos en contra de alistamiento  

YO NO ME ALISTO EN EL EJERCITO DEL EXTERMINIO

Las fuerzas del orden actuaron de inmediato y enérgicamente. Esta tremenda ofensa a las fuerzas de defensa de Israel en boca de un religioso ultra ortodoxo recibió la dolorosa sanción de una irrisoria multa por “instalar un cartel en contravención de normas que exigen autorización municipal”.  Un símbolo de los modernos conceptos de igualdad de la justicia judía.

También el agravio a la bandera nacional se rige por dos varas según la pertenencia étnica del transgresor. “Ultra ortodoxo que bailó sobre ella fue condenado a trabajos para la comunidad. Árabe que quemó plásticos azules y blancos permaneció encarcelado”[8].

El racismo y el apartheid no solo llegó al Estado Judío, sino que se asentó y se reproduce. La sociedad argentina tuvo la oportunidad de palparlo con las recientes declaraciones de su representante oficial. La bomba en AMIA “Fue un atentado hecho contra judíos argentinos y si hubiese sido sólo para argentinos también sería algo abominable para nosotros y para condenar. Pero si se trata de argentinos judíos, para nosotros es mucho más doloroso como judíos”, manifestó Sztulman. nuevo Embajador de Israel en Buenos Aires[9]. En otras palabras, para la escala de valores del judaísmo moderno, el precio de la sangre de un judío vale mucho más que la de un argentino cualquiera.

Judíos del mundo: presten atención hacia donde los están llevando.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 21-8-2016 

http://daniel.kupervaser.com/ 

[1] “Aizenkot: 50 mil palestinos ilegales se filtran por día”, Ynet, 16-8-16

[2] “Israel, mal camino”, Pilar Rahola, Diario La Vanguardia, 27-11-2014

[3] “El apartheid sala la valla”, Daniel Kupervaser, 29-11-14

[4]  “Activista político detenido por publicar en Facebook en contra del alistamiento de árabes cristianos al ejército israelí”, Haaretz, 1.5.14, y “Detenido culpado de expresar opinión”, Ha-makom, 29-4-14

[5] “El parlamento promulgo la ley con penas de prisión a quien presione a la no movilización de soldados árabes cristianos”, Haaretz, 12-7-16.

[6] “El proyecto de ley contra instigadores de soldados no regirá sobre los religiosos ultra ortodoxos”, Kikar Hashabat, 20-6-16

[7] Carteles en contra del ejército de Israel en Beit Shenesh”, Walla, 16-8-16.

[8]No es la bandera, es el mensaje”, Haaretz, 23-1-16

[9] “Embajador israelí en Argentina sobre la causa AMIA: Cada país y cada pueblo decide qué es la justicia”, AJN, 19-8-16

5 Comments on EL APARTHEID SE AFINCA EN ISRAEL

  1. María Inés Olarra Lynch // August 22, 2016 at 11:00 am // Reply

    BUENO ES LA HISTORIA DE NUNCA ACABAR, TAMBIEN EN ARGENINA,EL EMBAJOR DE ISRAEL EN BUENOS AIRES DECLARA EN RELACION A EL ATENTADO A LA AMIA,SI SOLO FUESEN ARGENTINOS SERÍA ABOMINABLE PERO ADEMAS SON JUDÍOS CON LO QUE( cito de memoria)mucho más nos duele . Así que uno es el valor de la sangre judía y otro es el valor de las demás . No se habrá exedido un poco.Aparentemente no.

  2. María Inés Olarra Lynch // August 22, 2016 at 11:24 am // Reply

    ISRAEL YA NO CONOCE LÍMITES , NADA PARECE MOVILIZARLOS HACIA UNA ACTITUD CON

    CILIADORA SINO TODO LO CONTRARIO UNAS SON LEYES PARA LOS ÁRABES ,OTRAS PARA

    LOS JUDIÓS . PARECE SER QUE ASÍ QUEDARÁN LAS COSAS MIENTRA SE PROFUNDIZA

  3. María Inés Olarra Lynch // August 22, 2016 at 11:41 am // Reply

    ISRAEL HA PERDIDO TODO LÍMITE UNAS LEYES SON PARA ÁRABES,OTRAS PARA JUDÍOS

  4. María Inés Olarra Lynch // August 22, 2016 at 11:50 am // Reply

    LA SITUACIÓN SE AGRAVA, TODO ÁRABE DEBE CUIDAR QUE VA ENCONTRAR EN UN PAÍS
    QUE NO SOLO LOS HUMILLA,SINO QUE HACE DE ELLO UN HONOR COMO SI ESTUVIESE

    EN PELIGRO SU SEGURIDAD Y SOLO MEDIANTE LA INJUSTICIA PUDIESEN SOLUCIONARSE

  5. María Inés Olarra Lynch // August 22, 2016 at 12:08 pm // Reply

    ISRAEL YA NO PARECE MEDIR LA CONSECUENCIA DE SUS DESICIONES. RONDA EL APARTHEID

    ES UN HECHO CONSUMADO, LOS PALESTINOS QUE SE FILTRAN EN ISRAEL SUMAN MÁS DE 50.000 ADEMÁS DE AQUELLOS QUE LO HACEN LEGAMENTE.LA INJUSTICIA SE DUPLICA EN FORMA CONSTANTE.

    DE 50.000

Leave a comment

Your email address will not be published.


*