BOICOTEAR A UN BOICOTEADOR TIENE CIEN AÑOS DE PERDÓN

Cada día se engrosan las filas con más y más activistas en el mundo que manifiestan su oposición y hasta repulsa por el accionar de Israel en Cisjordania. Hoy en día estos movimientos ya no se conforman con declamaciones y las conocidas marchas de protesta. Últimamente han dado paso a proyectos prácticos y operativos con presiones directas a sectores vinculados a Israel en el campo científico, comercial o cultural, como es el caso de BDS (Boicot, desinversión y sanciones en contra de Israel). El gobierno de Israel, con las direcciones comunitarias judías de la diáspora a su servicio, trata desesperadamente de enfrentar y frenar esta peligrosa tendencia movilizando todos sus batallones de voceros y aduladores.

El reconocido y gran poder de influencia de Israel logra convencer gobiernos a los efectos de imponer ciertas limitaciones, pero de ninguna manera pueden detener esa ola popular que cada día cobra mayor ímpetu. Los resultados están a la vista de todos. Este recrudecimiento en el desarrollo de los acontecimientos, especialmente durante los últimos años, no es fortuito.

Desde su visión social, es mayormente la reacción a la política liderada por el gobierno de Netanyahu de eternizar un status quo que impide la constitución de un Estado Palestino independiente y promueve la colonización judía en Cisjordania.

Más aun, una generalizada conducta basada en la crueldad y el instinto de venganza que se enraizaron en la sociedad israelí termina por dar un golpe de gracia a todos esos esfuerzos de los portavoces israelíes. Un rápido análisis de los de los acontecimientos que acompañan la batalla de Israel frente a BDS nos ofrece una buena perspectiva de ese fracaso.

Ante este peligroso frente que de alguna manera puede llegar a hacer tambalear su sólido posicionamiento internacional, Israel optó por criticar ferozmente el atropello a la corrección ética, política y económica que las normas modernas exigen en las relaciones entre países.

La decisión de la red de supermercados alemana KaDeWe de cancelar la comercialización de productos israelíes originarios de Cisjordania fue condenada severamente por el Primer Ministro israelí afirmando que “es una resolución inadmisible desde el punto de vista moral, histórico y práctico. BOICOT DE TODO TIPO ES INADMISIBLE”[1].

Avigdor Liberman, el flamante ministro de Defensa israelí, no dejó pasar la oportunidad de repudiar enérgicamente todo intento de boicotear a Israel. “La decisión de la Asociación Nacional de Estudiantes Ingleses de apoyar a BDS es hipócrita y una rendición a los dictados del islam extremista” declaró oportunamente[2].

En este esfuerzo defensivo en contra del accionar de BDS, también se alistaron en las trincheras israelíes prominentes representantes de la oposición israelí, como es el caso Yair Lapid, Yitzhak Herzog y Tzipi Livne, todos con los mismos y gastados argumentos.

La realidad nos muestra que el reclamo de prácticamente todo el frente político israelí y de las direcciones comunitarias judías de la diáspora, cae en oídos sordos en gran parte de las sociedades del mundo. Esta reacción no es casual. Desde el momento que el boicot, la exclusión, la excomunión, anatema y demás, como castigo o represalia es parte inherente a la conducta de la sociedad israelí y del judaísmo, esa sólida y argumentada posición de defensa basada en lo correcto, ético, político y económicamente, de nada ayuda.

Entre los innumerables ejemplos, algunos acontecimientos recientes o históricos nos pueden ayudar a fundamentar esta posición.

El más reciente aconteció justamente en oportunidad del sepelio del ex Presidente Shimon Peres. Representantes parlamentarios de la Lista Unida Árabe decidieron no participar de la ceremonia manifestando de esa manera su disconformidad con actitudes de Peres en el pasado en contra de la población árabe.  Como represalia, Liberman y Netanyahu promovieron el boicot de la coalición gubernamental a estos miembros del congreso israelí[3].

Ante una crítica de la Canciller Sueca por el accionar de Israel en Cisjordania, el mismo Liberman propuso como desquite “dejar de comprar muebles de la red IKEA de ese país”[4].

Hordas judías de extremistas actúan constantemente, sin que ninguna autoridad los moleste, incitando a la población judía a dirigir sus compras solamente a comercios en donde trabajan únicamente judíos y así boicotear aquellos judíos que se ayudan del trabajo árabe o de comercios de propiedad árabe. Con tal propósito distribuyen listas y planos con las indicaciones correspondientes u otorgan certificados de Kosher con el significado que en ese sitio no se da trabajo a no judíos[5].

mapa-comercios-judios

Mapa de puestos del mercado Majane Yehuda que ocupan o no arabes 

No se puede pasar por alto una típica actitud judía de la diáspora. Aduciendo que Hector Timerman, ex Canciller de Argentina, traicionó a la colectividad judía cuando firmó en nombre del gobierno argentino el Memorándum con Irán, las agrupaciones “AMIA para Todos” y “Plural Jai” exigieron que de acuerdo a los estatutos vigentes se debe excluir a Timerman como socio de AMIA[6]. Quien no cumple el precepto de la doble lealtad exigida a todo judío en función pública en la diáspora debe ser excluido.

certeficado-de-kashrut-racista

Certificado: En este comercio trabajan judios y no dan trabajo a enemigos

¿Será posible que los judíos del mundo pusieron en el olvido a Baruch Spinoza? Aquel famoso filosofo judío del siglo XVII que fue expulsado de la comunidad judía y desterrado de la ciudad de residencia por mantener posiciones críticas a la ortodoxia judía.

En las relaciones sociales, el boicot es parte inseparable de la tradición judía, tal como lo conllevan los conceptos halajicos Hérem y Nidui como castigos admisibles por comportamientos que esa colectividad los considera inadmisibles. Hérem es la pena más drástica e implica la exclusión de una persona de la comunidad. Nidui es más leve y se trata de una conducta colectiva destinada a ignorar la presencia del castigado, guiarse por un comportamiento como que no existe.

Bajo estas condiciones, el objetivo del gobierno israelí y el liderazgo judío de la diáspora de combatir toda iniciativa de boicot contra Israel argumentando inmoralidad o falta de corrección ética o política, probablemente los lleve a repetidos fracasos. En ese sentido se puede parafrasear un conocido refrán afirmando que quien boicotea a un boicoteador tiene cien años de perdón.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Iserael 5-11-2016

http://daniel.kupervaser.com/

[1] “Los nazis expropiaron KaDeWe de los judíos, ahora los boicotean”, Canal 10 de TV, 22-11-15.

[2] “Liberman: La decisión de la Asociación Nacional de Estudiantes Ingleses es hipócrita”, Ynet, 2-6-15.

[3] “Liberman y Netanyahu promueven el boicot de la coalición a la Lista Árabe Unida”, Haaretz, 9-10-16.

[4] “Liberman: Suecia tiene una tradición desde la época nazi. No comprar en IKEA”, Globes, 13-1-16

[5]Mapa de extremistas judíos. Así pueden comprar solamente de judíos”, Walla, 26-7-12

[6] “Miembros de AMIA reclaman la exclusión de Timerman como socio”, La Capital, 27-1-15

2 Comments on BOICOTEAR A UN BOICOTEADOR TIENE CIEN AÑOS DE PERDÓN

  1. Daniel Gelbert // November 5, 2016 at 1:36 am // Reply

    El ruido sobre el BDS,responde a la tactica de buscar cohesion social ante una amenaza externa.Bibi apuesta a que el BDS ocupe el lugar de La amenaza irani.En la practica este mov.surgido en el 2004,no ha logrado ninguno de sus 5 objetivos.
    Sin embargo los palestinos andan mejor inspirados o aconsejados desde hace un tiempo.Los palestinos israelies acudieron con una lista unica a las elecciones y tu mismo reseniaste la posibilidad de que se convirtiesen en oposicion.Y la AP propone a los britanicos cancelar la declaracion Balfour.

  2. lidia ostrovsky // November 5, 2016 at 1:52 pm // Reply

    El BOICOT,como palabra impresiona pero no va mas alla.Cuando alguien se país, institución o partido o quien sea, necesita de lo boicoteado,se transforma en un hipócrita, y continua con lo gue sus intereses les indican.Contra ISRAEL siempre habrá boisots,haga lo que haga,diga lo que diga,pero también sus enemigos harán negocios con ISRAEL SI LES REDITUA BUENAS GANANCIAS,esta comprobado,”””LADRAN SANCHO,ES PORQUE ESTAMOS CABALGANDO”””.-

Leave a comment

Your email address will not be published.


*