NETANYAHU ES UN PELIGRO PARA JUDÍOS DE LA DIÁSPORA

Netanyahu arribó por primera vez a la posición de Primer Ministro de Israel en 1996 gracias a la campaña financiada por un millonario de Jabad con la consigna racista: “Netanyahu es bueno para los judíos”. Es justamente esta visión discriminatoria la que se profundizó con los años, a tal punto que hoy ya lo está convirtiendo en un peligro para el futuro de las diásporas judías.  

En estas últimas semanas revolotearon dos golondrinas kosher por los cielos del mundo. La colectividad judía de Noruega se opuso enérgicamente a la exigencia de la diplomacia israelí de criticar el boicot a productos procedentes de asentamientos judíos en Cisjordania y la comunidad judía de México difundió una dramática declaración contra la humillante posición de Netanyahu en favor del muro en el límite con EE.UU.

Pero estos incipientes, aunque valientes actos de rebeldía entre instituciones judías, generalmente sumisas y robotizadas, no deben dar lugar a confusiones. Se está muy lejos de una primavera judía.

Todo lo que saltó a la vista con el tweet del Primer Ministro israelí en apoyo de Trump a cuenta del pueblo mexicano, o la presión antidemocrática del embajador israelí a la comunidad judía de Noruega en defensa de la colonización ilegitima internacionalmente en Cisjordania, son insignificancias. Se trata nada más que un aperitivo que precede a un indigesto banquete de problemas y complicaciones que este liderazgo judío de la diáspora deberá ser partícipe como consecuencia del vergonzoso comportamiento racista que Netanyahu proyecta en estos días.

Hoy, el gobierno del Estado Judío, ese que se jacta de conducirse según los supremos valores del judaísmo, acaba de dictar una ley, la ley de regulación de tierras en Cisjordania, con el único objetivo de usurpar y expropiar bienes de quienes no son judíos para favorecer a judíos. Rateo de tierras de no judíos en nombre del judaísmo.

Si las comunidades judías de la diáspora continúan mirando al cielo con su acostumbrado apoyo incondicional a Israel, que nadie se sorprenda si en un futuro cercano o lejano aquellos pueblos que hoy acogen en su seno judíos, decidan usurparle y expropiarle sus bienes personales por el solo hecho de ser judíos. Al igual como lo hace Netanyahu con los palestinos, las sociedades de los países de la diáspora un buen día se lo pueden hacer a los judíos y con toda la razón. Esa justa razón que les fue otorgada por el mismo liderazgo judío de esos países que con su silencio y pasividad se convirtieron en cómplices de esa usurpación y saqueo de tierras privadas de palestinos con la protección de la metralla del ejército israelí.

La jurisprudencia racista que hoy Netanyahu grabó en el mundo se convertirá en una espada de Damocles que penderá sobre la cabeza del pueblo judío de todo el mundo. Líderes judíos: miren a sus colectividades y sopesen muy bien su responsabilidad. La sociedad que los circunda los está mirando

Netanyahu es el peor peligro de hoy en día para el pueblo judío.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 6-2-2017

http://daniel.kupervaser.com/

2 Comments on NETANYAHU ES UN PELIGRO PARA JUDÍOS DE LA DIÁSPORA

  1. La agenda de Bibi
    Biniamin Netanyahu se reúne con Theresa May hoy lunes en Londres
    Donald Trump recibirá a Biniamin Netanyahu el 15 de febrero en Washington.
    Me gustaría estar en sus zapatos.

  2. Ángel Catena // February 7, 2017 at 10:46 am // Reply

    Un análisis certero de lo que está sucediendo y de sus posibles causas a futuro. Gracias, Daniel.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*