REFERENTE DE DERECHA ARRUINA LA NARRATIVA DE NETANYAHU

Desde que Shimon Peres y Ehud Barak inculcaron la traición ideológica como base del comportamiento táctico de la izquierda, la oposición en el sistema político israelí dejó de ser un frente que atrae mayormente la preocupación por la estabilidad de gobiernos de derecha. Por lo general, estos agentes de una falsa alternativa se registran en la lista de espera con la expectativa que Netanyahu los llame en la próxima crisis de la coalición gobernante. Así podrían sentarse en un mullido sillón ministerial con mucha pomposidad, pero carentes de todo poder de decisión en aspectos centrales de la política nacional e internacional.

Con el flanco opositor indolente, Netanyahu percibe el mayor peligro a la continuidad de su gobierno en el dinámico accionar de unas pocas ONG de defensa de los derechos humanos (Betzelem, Breaking the Silence, Sociedad Israelí de defensa de los derechos humanos y otras).

Para un gobierno que centra su principal interés en eternizar el statu quo de la conquista y colonización de los territorios palestinos, le es muy molesto e inquietante el activismo de aquellas organizaciones que se preocupan por difundir a viva voz los delitos, atropellos o transgresiones de derechos humanos como consecuencia del dominio militar de población civil nativa. Sus informes y denuncias son mucho más perniciosos que todo intento de voto de desconfianza de la oposición en el parlamento.   

Ante la carencia de pruebas que justifiquen su enjuiciamiento penal, dado que estas ONG operan cumpliendo estrictamente la ley y difunden básicamente la verdad de los hechos, en la práctica, todos los estratos del oficialismo están movilizados para desprestigiarlas y restringir su accionar por todo medio posible.

En su discurso con motivo de la reciente conmemoración del día de los caídos en defensa de Israel el Primer Ministro afirmó: “Israel es una maravilla histórica, nos mantenemos firmes con el arma en la mano, pero no nos olvidamos de nuestra conducta humanista”[1]. Sobre la base de esa misma narrativa, Netanyahu no deja de arremeter enfáticamente en contra de la seriedad de las ONG de defensa de derechos humanos en Israel asegurando que “en la democracia israelí se puede escuchar a organismos irrelevantes y efímeros, como es el caso de Betzelem”[2]. Tzipi Jotobely, Vice Canciller israelí fue mucho más allá cuando catalogó a Breaking the Silence como “enemigos de adentro, así como Hammas es enemigo de afuera”. Ya en 2011, Avigdor Liberman, hoy Ministro de Defensa y entonces Canciller, adjudicó a Breaking de Silence el título de organización terrorista[3].

Erel Segal es un conocido periodista cuya profunda identificación con las políticas oficialistas de la última década junto a su punzante texto lo convirtieron en un referente central de la derecha israelí. En oportunidad de la proximidad de los festejos del 69 aniversario de la independencia de Israel, Segal publicó un artículo cuyo contenido no puede ser calificado más que un balde de agua fría sobre la narrativa de Netanyahu y la derecha israelí[4].

Erel Segal 

A lo largo de su nota Segal afirma que “los días de conmemoración por los caídos en defensa del país nos hace recordar que para permanecer independientes pagamos con sangre, pero también un precio moral, pues no hay alternativa sino ensuciarse de vez en cuando”. Posteriormente asegura que “grandes naciones se comportan como gánsters y naciones pequeñas como prostitutas. Quieran o no, toda nación peca, cada una en su forma”. Finalmente nos explica que “independencia no es solo festejos, fuegos artificiales o grandes discursos, sino también acciones inmundas y sucias. Los pueblos pagan precio por su existencia, precio en vidas humanas, precio material, pero también y a veces precio moral. La exigencia que el estado se conduzca con una total entereza moral y sus líderes como ángeles es una imbecilidad y solo palabras huecas”.

Como ocurre repetidamente con la argumentación oficial israelí, los mismos allegados al liderazgo son los que se ocupan de tirar por tierra gran parte del relato que habla del “ejército y pueblo más moral del mundo”. Segal, probablemente sin haber puesto la suficiente atención, nos confirma que lo que denomina “precio moral”, “acciones inmundas y hediondas” o “ensuciarse” es justamente el contenido de las denuncias de Betzelem, Breaking the Silence y otras organizaciones. Por más que Netanyahu y sus secuaces quieran minimizar o negar las nefastas consecuencias de la conquista, dominación y opresión sin derechos civiles de palestinos de Cisjordania, los informes de las ONG de defensa de derechos humanos israelíes son verdades que recibieron un espaldarazo por parte de Segal. Este último solo las quiere justificar.

Pero el significado del artículo de Segal tiene un alcance mucho mayor. Es suficiente aferrarse a su título, “A veces un estado tiene que llevar a cabo acciones inmundas y hediondas por su independencia”, para convencerse que la violencia palestina como medio para lograr su estado independiente, con toda la justificada critica por su crueldad, también está enmarcada dentro de esta definición por los diferentes pueblos del mundo. En este sentido, la argumentación del periodista israelí no difiere mayormente de la confesión de combatientes judíos por la independencia de Israel tal como se expresan en su libro “Crónica de la guerra de la independencia”[5].

Crónica de la guerra de la independencia 

Para justificar una larga serie de detallados actos terroristas de bombas en mercados, restaurantes y medios de transporte con múltiples victimas mortales y heridos árabes civiles, en el prólogo del libro se afirma que “bajo la denominación de guerra de liberación hebrea nosotros abarcamos todas las acciones que llevamos a cabo por la fuerza y las armas en contravención con leyes del conquistador extranjero y en guerra contra ese dominio foráneo”.

El resultado está a la vista. Con toda la perorata de Netanyahu y su gobierno, el apoyo a la causa palestina y la aversión hacia Israel crecen día a día en el seno de los pueblos del mundo, no siempre entre sus gobiernos. Negarlo es cubrirse los ojos ante una realidad.

Ojalá me equivoque.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 2-5-2017

http://daniel.kupervaser.com/    

[1] “Discurso de Netanyahu en acto por los caídos en defensa de Israel”, Ynet, 30-4-17

[2] “Netanyahu atacó a Betzelem”, Walla, 16-10-16.

[3] “Vice Canciller Israelí: Breaking the Silence son enemigos de adentro”, Haaretz, 28-4-17

[4] “A veces un estado tiene que llevar a cabo acciones inmundas y hediondas por su independencia”, Walla, 27-4-17

[5] “Crónica de la guerra de la independencia”, Editorial Shelaj, Tel Aviv, 1951.

2 Comments on REFERENTE DE DERECHA ARRUINA LA NARRATIVA DE NETANYAHU

  1. Inés Olarra // May 3, 2017 at 8:59 pm // Reply

    Muy bueno. Me alegra mucho volver a leerte pero cambié mi dirección de mail

    y no podía encontrar la anterior,ni los contactos ni nada. Hoy por casualidad

    moví algo que me la devolvió. de todas formas veo la nueva:ines.olarra26@gmail .com,mil gracias Inés,hasta pronto Daniel

  2. Inés Olarra // May 16, 2017 at 3:57 am // Reply

    Vuelvo a leerlo ya que recuper’e a medias mi mail. Está todp dico,un abrazo Daniel de Inés

Leave a comment

Your email address will not be published.


*