NO INSULTEN AL PUEBLO MEXICANO

“La mejor defensa es un buen ataque” asegura un conocido refrán. En el marco de conflictos bélicos son los estrategas y militares aquellos capaces de determinar si a un ataque le corresponde el calificativo de bueno. En polémicas de trasfondo político o ideológico la calidad de un ataque se mide por la seriedad o fidelidad de los argumentos. Una arremetida carente de pruebas veraces con razonamiento lógico, o desvinculada de una realidad generalmente conocida, se convierte en una agresión verbal, injuria infundada o vulgar insulto cuyo único resultado es un resonante fracaso y enorme daño a la causa que originó el embate.

La diplomacia judía, especialmente las direcciones comunitarias judías que operan mayormente como su brazo ejecutor en sus respectivos países, se enamoraron de esta táctica. Como buenos enamorados, perdieron la cabeza hasta que la estereotiparon tan groseramente que se convirtió en un bumerang que justamente fomenta la aversión hacia Israel y el pueblo judío. La Liga Antidifamación (ADL por sus siglas en inglés) nos ofreció un excelente ejemplo en estos días     

Esta organización publicó recientemente los resultados de una encuesta en la sociedad mexicana destinada a captar el grado y desarrollo de actitudes antisemitas dentro de esa población. Los resultados fueron muy desalentadores pues “las actitudes antisemitas han aumentado considerablemente en México en los últimos 3 años”. Según el detalle de este informe “La encuesta Global 100 de ADL en México encontró que las actitudes antisemitas aumentaron 11 puntos porcentuales en comparación con una encuesta similar realizada hace 3 años. Hoy en día, un 35% de la población adulta de México -o aproximadamente 31 millones de personas- albergan actitudes antisemitas, frente al 24% en la encuesta de 2014”[1]

La mejor defensa es un buen ataque 

En base a la información expuesta, los principales motivos que llevan a la poderosa institución judía a semejante conclusión en dicha encuesta se concentran en respuestas a tres significativas preguntas.

  1. “El 56% de la población mexicana sostiene el estereotipo negativo más comúnmente sostenido que <los judíos tienen demasiado poder en el mundo de los negocios>” 
  1. “El 49% de los mexicanos dice que <los judíos tienen demasiado poder en los mercados financieros internacionales>” 
  1. “El 49% cree que <los judíos son más leales a Israel que a México>”

El significado de las conclusiones de este informe es extraordinariamente sorprendente. Se trata de un insólito fenómeno social que en término de 3 años un 11% de la población mexicana adulta (unos 10 millones de personas) pasó de la neutralidad a posiciones subyacentes claramente antisemitas. Un episodio de esta naturaleza no puede ser fortuito y, con seguridad, debe tener un motor que lo promueve. La ADL ni siquiera se sintió preocupada en averiguarlo. Con seguridad consideró que el ataque es mucho más urgente.

Si el gobierno está muy lejos de ser el promotor y en la sociedad mexicana no se percibe la presencia de poderosas organizaciones clandestinas o abiertas al público capaces de inducir a posiciones antisemitas a más de 3 millones de personas adultas por año durante 3 años seguidos, entonces no hay otra conclusión más que suponer que el fenómeno se origina por otro motivo.

Lo que ADL no tomó en cuenta es que las respuestas de la gran mayoría de la población consultada, muy probablemente, no tenga la mínima vinculación con actitudes antisemitas, sino que proyectan el reflejo de concepciones que se conforman en la población mexicana de la acumulación de información que llega a sus ojos y oídos a partir del comportamiento de la comunidad judía local, de la de otros países de la diáspora y el contenido de medios de difusión judíos locales e internacionales.

Una serie de acontecimientos e informes de los últimos 3 años nos aportan un sustento serio a nuestra suposición relacionada justamente con las 3 respuestas expuestas anteriormente.

Informes de la alta participación de judíos entre aquellos que disponen de riquezas billonarias ya es una costumbre muy difundida en los medios informativos judíos de la ultima década. En marzo de 2015 Time of Israel informa que el 20% de los 50 billonarios más grandes del mundo son judíos[2].

Más aun, las mismas fuentes judías se ocupan de recalcar el uso del poder de influencia de los millonarios judíos para interferir en políticas de gobiernos extranjeros a favor de Israel. Sin referirnos al pasado cargado de datos al respecto, vale la pena recalcar dos resonantes circunstancias de los últimos días. La Jewish Telegraphic Agency anunció la disputa entre Ronald Lauder y Sheldon Adelson quien será el billonario judío más cercano al oído de Trump por Israel[3].

Adelson, por su parte, después que donó millones a la campaña electoral de Trump y otros 5 millones de dólares para los festejos del acto de asunción del nuevo presidente, se sintió muy molesto con la decisión de Trump de postergar el traspaso de su Embajada de Tel Aviv a Jerusalén[4]. Solo quiso reafirmar claramente aquello que no hay banquetes gratis.

Una imagen mucho más dañina proyectó un informe del medio de difusión de la comunidad judía mexicana Enlace Judío. En un reporte de los judíos más ricos del mundo de 2013, desafortunadamente incorporó un agregado que muy fácilmente puede atestiguar la presencia del apego al dinero en el judaísmo. Así comienza textualmente la información: “En esta lista encontraremos algunos millonarios de origen judío. Así que para todas las que están esperando hacer orgullosa a su madre con un matrimonio adinerado y judío, aquí hay una cuenta regresiva de los multimillonarios judíos (21 en total) cuyas fortunas se encuentran entre los 100 mejores de Forbes”[5].

¿Donde estan los 31 millones de mexicanos con actitudes antisemitas?

También la lealtad de los judíos de la diáspora, preferencialmente a Israel, encuentra un claro justificativo en la conducta de personas e instituciones judías como en notas de los medios de la colectividad. Justamente para el caso de México, los últimos acontecimientos alrededor de la conducta de Andres Roemer, de ascendencia judía, nos ofrece una amplia gama de pruebas. Como se recordará, Roemer, en contraposición a las instrucciones de su Cancillería, se negó a levantar la mano para aprobar la resolución “Palestina Ocupada” en UNESCO por ir en contra de sus creencias. En un acto inevitable, el Gobierno mexicano lo despidió inmediatamente. Lo interesante del caso es el apoyo masivo que recibió Roemer de Israel y colectividades judías por la heroica actitud de no cumplir las órdenes de sus superiores que a su entender afectaban intereses judíos o israelíes.

Carmel Shama Hacohen, Embajador israelí en UNESCO, elogió en una carta con calurosas palabras la conducta desobediente de Roemer. “Me conmovió personalmente verlo abandonar la sala durante la votación para evitar activamente votar en contra de los dictados de su consciencia”[6] escribió el diplomático israelí.

Por esa problemática actitud, Roemer recibió el apoyo generalizado de instituciones judías, inclusive la American Sepharadic Federation le rindió homenaje y lo condecoró con el Premio Internacional de Liderazgo por desobedecer las instrucciones de sus superiores y por “no olvidar Jerusalén, arriesgando su puesto para actuar según su consciencia”[7].

Mientras que el conocido activista judío Hillel Neuer le adjudicó a Roemer el título de Héroe[8], la periodista mexicana Adina Chelminsky sostuvo que “por más que uno entienda que el estado mexicano es laico y que un embajador de cualquier índole tiene que representar a su país, y no sus intereses personales, la verdad es que sí pensé que Roemer debió haber ejercido, como judío que es después de ser mexicano, una postura”[9]. Una de las mejores expresiones de demanda del derecho a la excepcionalidad judía.

La movilización general de la colectividad judía en apoyo a Roemer tiene otro antecedente significativo. El ex Canciller judío argentino Timerman fue duramente atacado por distintos sectores del ambiente judío de su país, acusado de traidor e inclusive catalogado como judío de mierda[10] de boca de los mismos judíos, por el solo hecho de haber firmado, en función oficial, un memorándum con Irán para investigar el atentado de AMIA.

Es de suponer que también la sociedad mexicana cobija en su marco ciertos elementos guiados por ideas antisemitas. Pero, asegurar que el 35% de los adultos mexicanos se identifica con posiciones antisemitas en base a dudosas conclusiones de un sondeo de opinión es, sin duda, una exageración inadmisible y un insulto al pueblo mexicano. Da la impresión que la ADL no prestó suficiente atención al afirmar que esas respuestas que recibió en su encuesta significan actitudes antisemitas. Muy probablemente, para la mayoría de los mexicanos se trata de una realidad, desvinculada de cualquier estereotipo, que las repetidas actitudes de las instituciones judías y los informes de sus medios se lo confirman.

Valdría la pena que en el futuro la ADL tenga mucho más cuidado en atacar para defenderse. Probablemente la mejor actitud, por el momento, seria disculparse públicamente ante la ciudadanía mexicana

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaer

Herzlya – Israel 27-5-2017

http://daniel.kupervaser.com/

[1] “Aumentan actitudes antisemitas en México. ADL”, Enlace Judío, 19-5-2017

[2] “10 Jews in Forbes top 50 billionaires on the planet”, Time of Israel, 3-3-2015

[3]  “Lauder vs. Adelson: witch Jewish billionaire has Trump’s ear on Israel? JTA, 16-5-2017 

[4]  “Adelson reportedly disappointed with Trump over Jerusalem Embassy move delay”, Haaretz, 24-4-17

[5]La lista Forbes de los judíos más ricos del mundo”, Enlace Judío, 12-3-2013

[6] “Embajador israelí en UNESCO: Roemer es un amigo de Israel”, Enlace Judío, 14-10-16

[7] “Por su valentía moral, Roemer recibirá el Premio Internacional de Liderazgo”, Enlace Judío, 29-4-17

[8] “Héroe. El enviado de México en UNESCO salió a protestar resolución islamista”, Agencia Judía de Noticias, 19-10-16

[9] “Lo que me dijo el embajador Roemer sobre el voto en la UNESCO”, Adina Chelminsky, Huffingtonpost.com.mx, 17-10-16

[10]El judío de mierda”, Alejandro Goldstein, Pagina Web Jai, 18-2-13

 

3 Comments on NO INSULTEN AL PUEBLO MEXICANO

  1. lidia ostrovsky // May 27, 2017 at 10:36 pm // Reply

    Poner a MEJICO como ejemplo dentro del tema del antisemitismo, es un poco apresurado, porque este país no es el mundo. Cuando algo suena es que pasa el rio cerca.En la comunidad judía mundial, salen a la palest6ra los millonarios y billonarios, que brillan con luz propia, y con su poder.Pero hay millones de judíos en la superficie terrestre, que no brillan ni como una vela por su situación económica deficiente, y nadie sabe que existen.-

  2. lidia ostrovsky // May 27, 2017 at 10:43 pm // Reply

    Desde ISRAEL, somos mas de 8 millones y el mundo no sabe ni le importa como vivimos y cuantos pobres hay, pero si que nos vinimos a instalar a la fuerza, la fuerza de un pueblo que nunca le dejaron tener un lugar,ser uno mas entre los que habitan este planeta, y es por esa razón que se unen y forman un pueblo a la fuerza, para no ser extinguido. Ni desaparecer, no por voluntad propia.-

  3. Inés Olarra // October 29, 2017 at 9:19 am // Reply

    Gracias por tus comentarios,no sé porqué estaba en spam y recién lo veo ahora,hasta pronto Inés

Leave a comment

Your email address will not be published.


*