EL JUDAISMO CASTIGA Y PREMIA POR DOBLE LEALTAD

Para el mundo judío de la diáspora la acusación de doble lealtad fue y sigue siendo una calumnia infame de claro contenido antisemita.

Con referencia a declaraciones en relación a los enfrentamientos entre Hamas e Israel, el Centro Wiesenthal Latinoamérica afirmó que “Acusar a los judíos de doble lealtad o, en este caso, falta de lealtad a su propio país, es un argumento antisemita clásico”[1].

En una de las ultimas referencias al tema, Gabriel Sassoon, conocido analista israelí, intentó demostrar la ignorancia que sustenta esta afirmacion. Su mensaje central sostiene que la “historia pone de relieve la odiosa acusación de “doble lealtad” que está casi exclusivamente dirigida a los judíos. Y esta historia habla de los muchos conceptos erróneos comunes sobre el judaísmo y el sionismo que tantas personas parecen tener”[2].

Sin entrar a discutir los argumentos de las mencionadas posiciones, el accionar práctico de la dirigencia judía, tanto de Israel como de la diáspora, lamentablemente confirma que se esfuerza en enraizar un código que castiga o premia a funcionarios judíos en gobiernos de otros países según la conducta que deniega u otorga preferencia a intereses judíos y/o israelíes.

Como se recordará, el gobierno mexicano apoyó la resolución de UNESCO que, al igual que la resolución prácticamente por unanimidad del Consejo de Seguridad de ONU de diciembre de 2016, no admite soberanía israelí en Cisjordania y Jerusalén Oriental considerándola fuerza ocupante en el área. Todo ello sin poner en tela de juicio las vinculaciones religiosas e históricas del judaísmo con la región, como la de otros pueblos y religiones.

Andres Roemer, judío mexicano que representaba a su país en esa oportunidad, se negó a cumplir las órdenes de sus superiores llevado por su corazoncito en favor de Israel. Roemer fue despedido inmediatamente del servicio exterior mexicano. Por el contrario, instituciones judías resaltaron y alabaron su lealtad al judaísmo. La cumbre fue su encuentro con Netanyahu donde recibió como premio cálidas felicitaciones de boca del Primer Ministro de Israel por su acto[3].

Netanyahu premia a Roemer 

En el año 2013, el gobierno argentino firmó el Memorándum de Entendimiento con el gobierno de la República Islámica de Irán sobre los temas vinculados al ataque terrorista a la sede de AMIA en Buenos Aires el 18 de julio de 1994. El artífice y mentor de este curso fue Héctor Timerman, Canciller judío de ese gobierno.

Finalmente, el documento no entró en vigencia, aunque ciertos sectores argentinos lo consideraron una traición a la patria, acusación que formalmente fue presentada y continua en curso en la justicia argentina en contra de la ex presidenta Kirchner y Timerman.

Instituciones judías, con la DAIA a la cabeza, demuestran permanentemente su identificación con esta marcha de los acontecimientos, aunque no dejan pasar la oportunidad de recalcar la necesidad de perfeccionar el proceso con la intervención de la “justicia judía” ante una clara transgresión de esa norma básica que se exige de todo funcionario gubernamental judío en países de la diáspora.

En una reciente entrevista, Julio Schlosser, el último presidente de DAIA, expuso claramente la posición que todo miembro judío de administración pública que se extralimita en sus deberes como tal hacia la colectividad judía, debe ser castigado. En sus palabras, la renuncia personal de Timerman de AMIA no es suficiente, “debería ser recluído de toda vida judía. Un tribunal de honor tendría que expulsar a Timerman de la comunidad”[4].

Timerman y Schlosser, una amistad trunca

En su tiempo, también Marcos Aguinis y Pilar Rahola se enfilaron detrás de esta contradictoria posición adjudicándole a Timerman como judío el atributo de traidor. Otros inclusive publicaron artículos catalogándolo “judío de mierda”.  

Antisemitas del mundo no podrían esperar un regalo tan provechoso e inesperado justamente de manos de sus odiados judíos.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 26-8-17

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

[1] “Facebook Centro Wiesenthal Latinoamérica”, 30-7-2014

[2] “La calumnia de la doble lealtad”, Gabriel Sassoon, The Jerusalem Post reproducido en Iton Gadol 17-2-13

[3] “Andrés Roemer se entrevistó con Netanyahu”, AJN, 17-7-17.

[4] “Entrevista a Julio Schlosser”, Radio Jai, 24-8-17

1 Comment on EL JUDAISMO CASTIGA Y PREMIA POR DOBLE LEALTAD

  1. Creo que esa doble vara es precisamente algo que da viento de cola a los antisemitas.en https://yossimay1949.wordpress.com/2010/10/02/mi-sionismo-y-yo-resumen-7-8-9-2/ incluyo: En realidad creo yo, una sola vez pensé el tema de la doble nacionalidad, fue en el verano del año 1981. En un restaurante humilde (no soy de ir a restaurantes caros, lo mas caro durante años para mi fue Pipo de la calle Uruguay de la Capital Federal y no todos los días por supuesto). El restaurante en Saint Moritz, el mozo que me atiende argentino. Obviamente nos ponemos a conversar y me cuenta que siendo hijo de italianos pudo ingresar a Italia y de ahí a Suiza. Era un técnico mecánico que había trabajado en la General Motors y cuando esta cerró en el año 1978 , con la indemnización por despido abrió una verdulería. El programa no funcionó, perdió también ese negocio y decidió probar suerte en el exterior.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*