DE BIBI PROBABLEMENTE SE PUEDAN LIBERAR – NO DE SU VISIÓN POLÍTICA.

Los acontecimientos mediáticos del día de ayer conmovieron a toda la sociedad israelí. El anuncio formal de la policía que tras dos años de intensas investigaciones llegaron a la conclusión que lograron recolectar suficientes pruebas que justifican el enjuiciamiento del Primer Ministro Netanyahu acusado de corrupción por soborno, se convirtió en la apertura de una feroz batalla de versiones contrapuestas entre la coalición y oposición gubernamental.

El oficialismo, con Netanyahu a la cabeza y todos sus parlamentarios y ministros detrás, aduce que se trata de un intento de conato policial con ayuda de un ex ministro alcahuete (Lapid) destinado a destituir un gobierno legítimo. Desde la oposición se aferran a la tradición democrática por la cual altos funcionarios en circunstancias parecidas deben asumir responsabilidad y renunciar de inmediato o distanciarse temporariamente de sus funciones.

La batalla judicial entró en una nueva etapa que seguramente mantendrá en suspenso a la sociedad israelí por un plazo de largos meses. Netanyahu y su corte no escatiman esfuerzos en pisotear y desacreditar todo símbolo de la democracia israelí para defender su permanencia en el poder. La policía, fiscalía, medios informativos, oposición, todos son parte de una confabulación que no entiende que él y su familia pueden recibir favores materiales y políticos de valores millonarios del bolsillo de magnates vinculados a negocios en sectores de la economía israelí bajo su control personal como ministro sin que ello tenga color alguno de soborno, pues se trata de “amigos”.

Bibi a Sara: No es lo mismo agua que champagne, ni cigarrillos comunes que habanos puros.  

 

Paralelamente, pareciera que en la oposición ya se están tomando las medidas para confeccionar los trajes para la investidura de recambio de gobierno.  Si, como repetidamente ocurre, este liderazgo rival se deja llevar, principalmente, por un hipotético sillón ministerial en el futuro gobierno, sería conveniente advertirles que llegado el momento de la verdad pueden sufrir nuevamente un gran chasco.

La realidad nos demuestra que la gran mayoría de la sociedad israelí se enclaustró políticamente en un marco muy dogmático, intransigente e inflexible. Estos caracteres están tan arraigados a un punto que una fundada acusación policial de soborno contra el Primer Ministro en funciones ni siquiera mella sus preferencias políticas, tal como se constata en los sondeos de intención de voto al día siguiente que se publicara la severa acusación.

En el siguiente cuadro se exponen la composición del parlamento israelí como consecuencia de las últimas elecciones de 2015. Paralelamente se reflejan el resultado parlamentario de dos sondeos de opinión que se realizaron al día siguiente de la difusión de la acusación a Netanyahu.  

 SONDEOS INTENCIÓN DE VOTO CON
 POSTERIORIDAD A LA ACUSACIÓN A NETANYAHU
En número de bancadas del parlamento
       Elecciones       TV 10      TV12-13
2015 Feb-2018 Feb-2018
Likud     30 27 26
Bait Yehudi – Bennet     8 11 11
Israel Beiteinu -Liberman     6 6 6
Ultra Ortodoxos     13 12 12
Total Extrema derecha     57 56 55
Avoda     24 16 15
Yesh Atid – Lapid     11 25 22
Kahalon     10 5 9
Total centro-derecha     45 46 46
Meretz     5 7 7
Árabes     13 11 12
Total izquierda     18 18 19
Total general     120 120 120

 

La constitución de un gobierno demanda el apoyo de una coalición constituida, al menos, por 61 escaños.  De aquí que el resultado del bloque afín a un partido es de mucha mayor importancia que del logro directo de cada partido en forma individual. Por ese motivo los datos expuestos están organizados por los bloques más relevantes.

Al igual que un par de decenas de sondeos de intenciones de voto del ultimo año, estos dos últimos señalan claramente que la constitución del próximo gobierno, con o sin Netanyahu, probablemente continúe en manos del Likud, fundamentalmente guiado bajo la visión del bloque de extrema derecha de hoy, y, probablemente, con el apoyo de uno o dos de los partidos de centro-derecha

El bloque de centro-derecha, liderado por Lapid o Gabai, puede aspirar a formar un gobierno alternativo solamente con el funesto condicionamiento de algún o algunos socios de extrema derecha. La posibilidad de formar un gobierno sin limitaciones de extrema derecha solo se podría materializar ante la hipotética e insólita caída abismal del bloque de extrema derecha a niveles de menos de 40 escaños, situación prácticamente fuera de toda perspectiva real. Esta peculiar situación se crea debido a la racista y antidemocrática concepción enraizada en la sociedad israelí que boicotea a los partidos de izquierda por ser considerados traidores al judaísmo, pese a estar constituidos por ciudadanos que cumplen la ley.  

La conclusión es muy clara. Aún con Netanyahu y Sara como jubilados jugando golf en Cesárea, o en un alojamiento de mucho menor nivel, la sociedad israelí y el pueblo judío continuarán su vida bajo la aciaga sombra de esta pareja por varias décadas más.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 15-2-2018

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

2 Comments on DE BIBI PROBABLEMENTE SE PUEDAN LIBERAR – NO DE SU VISIÓN POLÍTICA.

  1. Mauricio Aliskevicius // February 15, 2018 at 2:35 pm // Reply

    No, no se equivoca en el final; seguramente será así. Pero creo que se equivoca en su razonamiento y el uso de algunos vocablos, que como no estoy de acuerdo lo podrá ver en mi página de Facebook.

  2. julio ioseph may // February 15, 2018 at 4:23 pm // Reply

    Estimo que no te equivocas, ser de derecha, racista, xenófobo y posiblemente religioso se convirtió en un honor, en algo legítimo y natural.En la práctica este mensaje se machaca desde 1996 o antes

Leave a comment

Your email address will not be published.


*