ESPACIOS LIBRES DE JUDIOS

En una sorpresiva carta dirigida a parlamentarios israelíes en relación con el proyecto de ley de nominado “de nacionalidad” en discusión y de próxima aprobación, el presidente Rubén Rivlin alertó de los dramáticos e incalculables peligros inherentes a esta nueva e insólita legislación.

Refiriéndose específicamente al inciso que permite la creación de poblados únicamente para judíos, el distinguido funcionario israelí expresó: “Debido al perfil jurídico con el que se redactó este apartado, sin ningún tipo de frenos o equilibrios, muy probablemente cause enormes daños al pueblo judío, a los judíos de la diáspora y en Israel, e inclusive, se puede convertir en una mortífera arma en manos de nuestros enemigos”[1].

Para quien se deja arrastrar por la zalamería de los planes y discursos de Netanyahu y sus secuaces extremistas, vale la pena mencionar que la alerta de Rivlin está expuesta con delicadas y cuidadosas palabras de un típico mensaje “políticamente correcto”. Una verdadera interpretación de su anuncio demostrará que se trata de una tragedia en puerta, especialmente para los judíos de la diáspora, el eslabón más frágil de la cadena.

En los últimos tiempos muchas de las diásporas judías son testigos de un creciente y muy preocupante movimiento de protesta que se impulsa especialmente a niveles de liderazgos locales en diferentes países. Se trata de la nueva táctica de declarar “espacios libres de apartheid israelí”. Bajo este nombre se dictan normas que implican un boicot generalizado a toda actividad vinculada con Israel. Según un documento elaborado con la aprobación de 60 municipios españoles, el objetivo es “el apoyo a la creación, en nuestros barrios, pueblos y ciudades, de una red de espacios públicos de ámbito comercial, cultural, político, deportivo o académico que rechazan colaborar, tanto activa como pasivamente, con el sistema colonial y de apartheid israelí”[2].

Espacios libres de apartheid israelí

En reiteradas oportunidades, la rápida y eficiente respuesta de organizaciones judías locales o de la representación diplomática israelí logró abortar estos proyectos dado que carecen de antecedentes con respaldo jurídico local y valedero.

Para quien no prestó suficiente atención, las estridentes palabras de Rivlin son justamente la alarma que da el preaviso que la nueva ley de nacionalidad del Estado Judío no representa ninguna ventaja ni logro para la sociedad israelí. Por el contrario, se le está ofreciendo en bandeja de oro a todo antisemita y anti israelí los antecedentes y justificaciones jurídicas de un nuevo y feroz ataque a los judíos de la diáspora e Israel. Esa protección jurídica se la esta brindando el parlamento de Israel con su nueva ley de nacionalidad.

Así, es de suponer, los judíos de la diáspora probablemente deban enfrentarse con un nuevo proyecto esta vez denominado “espacios libres de judíos”. ¿Qué argumentos podrán presentar las organizaciones judías o la representación diplomática de Israel? ¿Qué las leyes locales no permiten discriminación sobre una base étnica o religiosa, pero a los judíos les esta permitido discriminar no judíos en Israel? ¿A quien quieren convencer con esos disparatados y anti democráticos argumentos? Probablemente el único podría ser Trump.

Espacios libres de judíos

Ese es el mensaje de Rivlin, a quien sangre revisionista del Likud de Begin y Jabotinsky le corre por sus venas.

El gobierno extremista de Netanyahu continúa en su desenfrenada carrera de degenerar el judaísmo. Las direcciones comunitarias judías de la diáspora tienen que tener en cuenta que, en esta oportunidad y con alto grado de probabilidad, las llamas les llegaran a los hogares de sus componentes. Callarse y otorgar asentimiento tácito a las políticas racistas de Netanyahu con esta nueva ley los convierte automáticamente en cómplices de discriminación racial en nombre de todos los judíos frente a sus conciudadanos no judíos que los rodean. Tienen que tomar posición ante la disyuntiva.

No se olviden que el próximo proyecto de ley permitirá a Israel a obligar a vender a precios irrisorios a dueños de propiedades asentadas en tierras palestinas que, de acuerdo a la interpretación judía, la Torah no les asignó. Si no me equivoco, ningún judío es dueño en la diáspora de propiedades construidas sobre tierra asignada a su etnia por la Torah

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 4-7-2018

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

[1] “Rivlin en contra de la ley de nacionalidad”, Haaretz, 10-7-18

[2] “Más de 60 municipios de España son “libres de apartheid israelí”, HispanTV, 25-9-2016

1 Comment on ESPACIOS LIBRES DE JUDIOS

  1. Llevar adelante dicha ley significa la destrucciòn de nuestra identidad como israelíes y judíos .
    Nunca podremos volver a enarbolar la bandera de la libertad de culto y de igualdad entre todos los seres humanos, precisamente nosotros, perseguidos a lo largo de centurias actuamos como nuestros perseguidores.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*